Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Descartan un canje de bonos y anticipan que el vencimiento no generará zozobra

Boden 2015, el lunes y en dólares

En el Palacio de Hacienda ratifican que no hay ningún factor que ponga en duda el pago de los títulos que, por 5900 millones de dólares, vencen el lunes. No habrá canje por otro, aunque no descartan una nueva colocación.

“Taca, taca”, es la onomatopeya que utilizan en el equipo económico para explicar cómo será el próximo lunes el pago a los tenedores del Boden 2015. Con un desembolso en efectivo de aproximadamente 5900 millones de dólares, el Ministerio de Economía cancelará el último vencimiento de intereses del bono. El papel fue emitido diez años atrás como parte del proceso de reestructuración de la deuda en default. Las condiciones financieras internacionales, explican colaboradores del ministro Axel Kicillof, dificultan la posibilidad de ofrecer un canje. A ese elemento se suma la caída en el precio de los bonos de la semana pasada que dificulta avanzar por esa vía. La baja en la cotización siguió a la resolución de la Comisión Nacional de Valores para que los fondos comunes de inversión valúen sus títulos en moneda extranjera al tipo de cambio oficial.

De todas formas, desde el Palacio de Hacienda señalaron a Página/12 que no descartan realizar una nueva colocación de bonos en moneda extranjera en las próximas semanas, “siempre y cuando el escenario sea propicio”. Si esa medida se lleva adelante, el Bonar 2024 sería el instrumento elegido. Ese bono se utilizó como gancho para la oferta de pago anticipado y canje voluntario ofrecido de diciembre pasado. Cerca de la mitad del pago, explican en Economía, irá a parar a inversores locales: bancos, aseguradoras, empresas, casas de bolsa, fondos comunes de inversión e inversores minoristas. El resto tiene como destinatarios a jugadores extranjeros como los bancos JP Morgan, Deutsche Bank y algunos hedge funds, entre otros.

Los inversores institucionales locales y extranjeros “desean” un nuevo instrumento. “Los que manejamos plata queremos papelitos que rindan algo, no efectivo”, explicó un administrador de un fondo de inversiones. La decisión para “rescatar” parte del vencimiento dependerá de la situación del mercado internacional. La devaluación en Brasil, los vaivenes en los indicadores bursátiles de China, la volatilidad en el precio del petróleo y la evolución de la economía estadounidense son sólo algunos de los elementos externos que inciden sobre esa decisión. A esa situación se le suman las condiciones financieras –fundamentalmente, las tasas de interés– a las que pueda realizar la colocación la Argentina.

En cambio, los inversores minoristas y algunas empresas que recurrieron al bono como mecanismo para adquirir dólares legalmente, a un precio implícito de entre 11 y 14 pesos dependiendo de la momento de la inversión, sí pretenden hacerse de los billetes. Esos inversores concentrarían entre 1000 y 1200 millones de dólares.

Si no hubiera canje ni emisión posterior y todos los acreedores decidieran sacar del país sus fondos, el nivel de reservas internacionales del Banco Central caería de 33.300 hasta 28.000 millones de dólares. “Incluso en el peor de los mundos, en el que la situación externa no mejore, no se haga ninguna emisión y todos los dólares se vayan del sistema financiero local, el BCRA tendrá un stock de dólares 10.000 millones superior al monto que estimaban los expertos opositores el año pasado”, indicó a este diario un funcionario del equipo económico.

La autoridad monetaria tiene en su poder alrededor de 400 millones de dólares de Boden 2015. Como indicó este diario la semana pasada, el Central aprovechó la baja de precios de los títulos públicos para “rescatar anticipadamente” esos papeles. La Anses ya no tiene en su poder esos títulos porque los presentó al canje voluntario de diciembre. “No ha habido fuerte caída de reservas. Tratan de afectar el ánimo del votante pero la gente no está con esa sensación de zozobra. Es un bombardeo. Veo un elemento de desesperación en la búsqueda permanente de críticas. Los esfuerzos son cada vez más penosos. Vence el Boden 2015 y eso lo sabemos desde que se emitió hace diez años”, lanzó ayer con optimismo Kicillof desde Nueva York (ver aparte).

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-282686-2015-09-29.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook