Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

El Gobierno le bajó el pulgar a su "amigo" mexicano y vuelve a quedar abierto el destino de Telecom Argentina

La amistad entre el Gobierno y el empresario mexicano David Martínez Guzmán ya es cosa del pasado. La prueba concreta de la ruptura está en la decisión de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) dedesautorizar la compra de Telecom Argentina por parte de Fintech, controlada por el inversionista azteca.

Entre los argumentos enarbolados por el organismo se destaca el punto que declara a Fintech carente de condiciones para operar los servicios y la infraestructura de la compañía. También se tilda a Martínez Guzmán de “mero inversor”.

Por supuesto, nada de esto se dijo cuando, en agosto de 2013, Fintech informó que se quedaría con la participación de Telecom Italia en la operadora local.

Incluso, a partir de ese momento, el empresario pasó a transformarse en una pieza clave para el kirchnerismo en su pelea con el Grupo Clarín.

Dueño del 40% de Cablevisión y poseedor de títulos de deuda pública argentina por un valor cercano a los u$s1.000 millones, Martínez Guzmán dejó de ser el magnate desconocido y entre las filas “K” se celebró su participación en Clarín por considerar que su sola presencia en lamesa chica de Héctor Magnetto lo hacía un caballo de Troya perfecto.

En la previa a una nueva Ley de Telecomunicaciones promovida por el oficialismo, el mexicanoconcretó otro movimiento que le aseguró la simpatía del Ejecutivo: informó que iría por elcontrol completo de Telecom.

"Hubo un guiño político", aseguraba a iProfesional, en noviembre del año pasado, un reconocido analista del sector.

"Le anticiparon información para tener cierta ventaja, ya que las telefónicas pasaron a tener posibilidades de dar televisión. Eso transformó a Telecom en un competidor directo de Cablevisión. Para el kirchnerismo, Martínez Guzmán representó la oportunidad de colocar a un gigante frente a otro”, agregaba el mismo experto.

En paralelo, el empresario mexicano mostró estar en sintonía con el kirchnerismo, como cuando no dudó en respaldar a la Argentina en la batalla contra los fondos buitre.

Tras los embates de Thomas Griesa, Martínez Guzmán criticó las decisiones del juez estadounidense y hasta publicó una columna en el Financial Times asegurando que atentaba contras "las finanzas globales".

También, en sucesivos comunicados, no dudó en mostrarse como el único accionista minoritario de Cablevisión en apoyar cada decisión en torno a la Ley de Medios.

Incluso, en una suerte de jugada de ajedrez que le daría réditos futuros, se apuró en presentaruna propuesta de adecuación antes del 7 de diciembre de 2012, cuando vencía el plazo. El Grupo Clarín, sin embargo, la impugnó aduciendo que dicho movimiento no se correspondía con el de un accionista minoritario.

Pulgar hacia abajo
El empresario avanzó sobre Telecom y luego se pronunció en contra de la compra deNextel por parte de Clarín, pero todo esto sin ceder su posición dentro de Cablevisión.

A partir de ahí, comenzó a ganar fuerza la incertidumbre en filas del oficialismo.

Algunos dirigentes vieron en esa indecisión de vender sus acciones en Cablevisiónuna muestra de una posible alianza entre el CEO del grupo y el mexicano. En definitiva, crecieron las sospechas de que estuviera jugando a dos puntas.

La demora en la habilitación de AFTIC -que desde hace casi un año amaga con avalar el traspaso de Telecom Argentina-, es una muestra de ese malestar.

“Mantuvo la participación en Cablevisión. Nunca dio muestras de querer desprenderse de esa parte. El Gobierno leyó que su intención es sobrevivir a esta etapa para tener unposicionamiento estratégico de cara a lo que comienza. A modo de revancha, ahora AFTIC lo dejó sin una pata”, comentó a iProfesional una fuente cercana al organismo, bajo estricto off the record.

“No vender lo que se tiene en Clarín es una muestra política por demás clara. La realidad es que Martínez Guzmán está muy cómodo en ambos lugares y haber recibido el aval para la mayoría accionaria de Telecom Argentina hubiese sido el broche que faltaba. Los italianos, una vez que se termine este ciclo, es muy posible que vuelvan a negociar con el empresario porque, en definitiva, el capital está”.

Un analista consultado por iProfesional coincidió en la intención del mexicano de no “soltar” ningún negocio como estrategia ante el cambio de Gobierno.

“No romper con el Grupo Clarín, más allá de que el mexicano objetó la compra de Nextel, ha sido determinante aunque la AFTIC lo niegue y alegue cuestiones técnicas oadministrativas. Ahora hay que estar atentos a lo que ocurra con Telecom antes de fin de año. Los italianos siguen teniendo el control pero hay que ver si el kirchnerismo abandonó la idea tantas veces repetida de la ‘argentinización’ de alguna gran operadora de telefonía”, completó.

La decisión de AFTIC
Cabe destacar que la AFTIC resolvió este jueves por unanimidad no autorizar a Fintech –propiedad de Martínez– la compra del 68% de la firma Sofora Telecomunicaciones, controlante indirecto de Telecom Argentina y Personal.

De acuerdo con un comunicado de AFTIC “la decisión adoptada por el directorio (del organismo) se basó en el incumplimiento por parte de Fintech de los requisitos establecidos en los Decretos 62/90 y 764/2000.”

“El Directorio estimó que no se encuentra en condiciones de operar y tomar el control de los servicios e infraestructura de la empresa Telecom Argentina. La firma Fintech no ha demostrado experiencia e idoneidad. A su vez, quedó constatado que la empresa Fintech Telecom LLC fue constituida en el Estado de Delaware el 18 de octubre de 2013, menos de un mes antes de que el grupo Telecom Italia haya aceptado la oferta para comenzar la operación en cuestión”, informó el organismo.

“Otro de los aspectos que se tuvieron en cuenta se relaciona con la composición social de Sofora Telecomunicaciones. En ese sentido, de haberse autorizado la operación, el control de la licenciataria Telecom Argentina quedaría en manos de sociedades meramente inversoras”, añadió.

“Por estos motivos, el Directorio estimó que Fintech no se encuentra en condiciones de operar y tomar el control de los servicios e infraestructura de la empresa Telecom Argentina. Por ende, y en función de las atribuciones conferidas a esta Autoridad de Aplicación por el marco regulatorio vigente, se resolvió denegar la autorización solicitada”, concluyó la AFTIC.

El empresario que casi se convierte en sacerdote
David Martínez Guzmán irrumpió en la Argentina en 1994, cuando compró bonos de deuda del Gobierno con vencimientos a 8 y 37 años.

A nivel local, controla la firma de energía alternativas Genneia, además de contar con una participación en Cablevisión y Telecom.

En paralelo, a través de Fintech, mantiene una tenencia mínima en Autopistas del Sol, invirtió en Dinero Mail y también posee más del 27% del capital de la energética Emgasud.

Fuera de la Argentina, David Martínez es conocido por comprar empresas al borde la quiebra, con el objetivo de reposicionarlas y luego venderlas.

Aunque nadie del oficialismo lo reconocerá en plena disputa con los buitres, el empresario -de 58 años- también amasó parte de su fortuna adquiriendo títulos de deuda de países muycomprometidos financieramente.

Martínez nació en Monterrey, México, es hijo de Manuel Martínez y María Guzmán, su padre trabajaba en negocios de maderas y aceites hasta que recibió una herencia.

Luego de terminar sus estudios en el Instituto Irlandés de Monterrey, su madre sugirió que se inscribiera en el seminario romano de la Legión de Cristo, para ser sacerdote. Pero en Roma duró sólo 6 meses.

De regreso en México, obtuvo el título de ingeniero electrónico para luego continuar su formación profesional en Harvard Business School, donde obtuvo una maestría enadministración de negocios (MBA).

El empresario trabajó en el Citibank, pero se dice que fue su abuela quien le facilitó algo de dinero para iniciar su propio proyecto: Fintech.

A partir de la reestructuración de la deuda del conglomerado mexicano CYDSA, una de las empresas que lo rechazó cuando él era más joven, Martínez despegó en el mundo de los negocios de manera notable.

Según The New York Times, en 2003 compró uno de los departamentos más caros de esa ciudad estadounidense, un dúplex por el que habría pagado nada menos que 42 millones de dólares.

Con una impresionante vista al Central Park, instaló allí una colección de arte privada que incluye un magnífico cuadro de Jackson Pollock, previo desembolso de 142 millones de dólares.

Sin embargo, el empresario pasa la mayor parte de sus días en Londres, ciudad donde también opera Fintech.

Lejos de ostentar choferes o guardaespaldas, el magnate mexicano cultiva un perfil muy bajo y hasta suele moverse haciendo uso del transporte público.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/221147-El-Gobierno-le-baj-el-pulgar-a-su-amigo-mexicano-y-vuelve-a-quedar-abierto-el-destino-de-Telecom-Argentina
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook