Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

La asignación universal por hijo llego a su sexto aniversario

Inclusión, seis años después

El programa, lanzado en 2009, cuando arreciaba la crisis internacional, actuó como sostén del consumo y permitió que más de 2 millones de familias accedieran al derecho de las asignaciones familiares que antes sólo cobraban los trabajadores registrados.

La Asignación Universal por Hijo (AUH) cumple hoy seis años. El programa alcanza a más de 3,5 millones de niños y adolescentes y a 80 mil embarazadas. Es una de las medidas más importantes que tomó el kirchnerismo en materia de inclusión social y se transformó en política de Estado con la sanción de la ley que concreta su actualización automática en función del índice de movilidad jubilatoria. La AUH y otros programas sociales se financian en gran medida con recursos provenientes del sistema de seguridad social, estatizado a fines de 2008, otro de los cambios estructurales que tuvo lugar en la última década.

“Este es un acto de estricta reparación, pero será un acto de justicia cuando cada padre tenga un buen trabajo, un buen salario y una buena casa. No va a terminar con la pobreza, pero va a servir como paliativo para quienes todavía no tienen trabajo”, dijo la presidenta Cristina Fernández el 29 de octubre de 2009, en el acto de anuncio de la Asignación. El planteo de la mandataria, en ese momento inicial, deja en claro que la AUH (“los planes” como la califica la oposición) es una gran ayuda pero no reemplaza al empleo de calidad. Sucede que el nivel de empleo en una economía capitalista no lo define el Estado, sino un entramado de intereses en donde está la clase política, también los empresarios, la competencia externa y los sindicatos, entre otros.

La AUH se lanzó en uno de los años más flojos para el kirchnerismo en el plano económico, así como también para la región, a raíz del impacto de la crisis internacional. La Asignación funcionó como medida contracíclica para estimular el consumo y el empleo, y sostener los ingresos de los sectores más vulnerables en ese delicado escenario económico. La oposición apoyó la medida pero se quejó de que el kirchnerismo hacía uso de una idea que no le pertenecía sin pagar “derecho de autor”. La medida permitió extender a los trabajadores no registrados y a los desempleados el sistema de asignaciones familiares que rige para los empleados formales.

La AUH comenzó con una suma mensual de 180 pesos por hijo. En octubre de 2010 pasó a 220 pesos y, un año después, a 270 pesos. La cuarta actualización se realizó en septiembre de 2012, cuando alcanzó los 340 pesos. En mayo de 2013 subió un 35,3 por ciento hasta los 460 pesos, al año siguiente pasó a 644 pesos y actualmente se ubica en 837 pesos. El 80 por ciento de la cuota se cobra en forma mensual y el 20 por ciento restante se liquida una vez al año cuando se presenta la documentación que acredita presencia en la escuela y el calendario de vacunación.

Según la última información disponible de la Anses, la AUH llega a 2.011.906 familias, con 3.597.954 niños y adolescentes cubiertos por el estipendio. El organismo realiza una inversión de 2500 millones de pesos mensuales. La mayor cantidad de beneficiarios está en la provincia de Buenos Aires (1.341.743 niños cubiertos), seguida de Córdoba y Santa Fe. “La Asignación Universal permitió que la Argentina alcanzara un histórico piso de protección social, convirtiéndola así en la medida más inclusiva de los últimos 50 años”, señaló ayer el titular de la Anses, Diego Bossio.

Según el libro El gran desafío: Romper la trampa de la desigualdad desde la infancia, de Irene Novacovsky y Bernardo Kliksberg, más del 40 por ciento de los beneficiarios de la AUH tiene igual o menos de cinco años de edad, “cuando resultan más cruciales los controles de salud y el cumplimiento del plan de vacunación”. También advierten que los sectores más pobres de la población incrementan sus ingresos en más de un tercio a partir de la Asignación, y que la medida tuvo impacto positivo en los índices de escolaridad de los chicos de sectores vulnerables.

La AUH fue complementada en abril de 2011 con la Asignación por Embarazo, que actualmente beneficia a 79.277 futuras madres y a otras 15.662 mujeres que presentaron la documentación que acreditó el fin del embarazo y los controles requeridos por el Plan Nacer, trámite que habilitó el pago del 20 por ciento restante del beneficio. En este programa la Anses invierte 53 millones de pesos por mes.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-284940-2015-10-29.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook