Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Media sanción al proyecto de presupuesto nacional 2016 en diputados

Dificultades habrá, pero no ajuste

“Hemos cumplido con la deuda y la expansión del mercado interno”, destacó Roberto Feletti al defender el proyecto.

El Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados otorgó media sanción al proyecto del Presupuesto 2016, el último de la era kirchnerista. El oficialismo y sus aliados tradicionales obtuvieron 137 positivos, frente a 80 negativos. El PRO y la UCR votaron en contra. El Frente Renovador no estuvo presente a la hora de votar. Su argumento fue que había que esperar al próximo presidente. Para 2016, la norma prevé un crecimiento del PBI de 3,0 por ciento, un saldo comercial superavitario de 4040 millones de dólares y una variación (promedio) del IPCNu de 14,5 por ciento. Tras la sanción, la Cámara baja continuó, al cierre de esta edición, con el debate y aprobación de la prórroga de la Emergencia Económica y una serie de impuestos.

“El rechazo al proyecto de Presupuesto revela un rechazo a la política fiscal de este gobierno, que ha traído desendeudamiento, progresividad tributaria y una mejora en la inversión social. Hemos enfrentado con éxito un contexto de restricción externa y de caída de las exportaciones, cumplimos con los compromisos de deuda y logramos una fuerte expansión del mercado interno”, sostuvo Roberto Feletti (FpV), titular de Presupuesto.

El FpV aprobó el decimotercer presupuesto de su gestión (2003-2015), el último del kirchnerismo en el gobierno. Fue un debate extenso, denso por momentos, y con una oposición monocorde, centrada en la supuesta discrecionalidad del Poder Ejecutivo en la distribución de recursos. La nota la dio el Frente Renovador, que directamente decidió ausentarse del debate presupuestario. Al mediodía, el legislador Alberto Roberti lideró una conferencia de prensa para anunciar que su bloque se mantendría al margen del debate por considerar que la ley de recursos y gastos del Estado debería ser analizada por el próximo gobierno. Lo acompañaban en la rueda de prensa Graciela Camaño, Gilberto Alegre, Adrián Pérez, José Ignacio de Mendiguren, Oscar Martínez, Mirta Tundis, Alberto Asseff, Nélida Elorriaga, Martín D’Alessandro y Laura Esper. Sergio Massa, en tanto, ausente en el recinto y en la conferencia de prensa.

El principal momento de tensión de la jornada ocurrió antes del inicio del debate, en la reunión de labor parlamentaria. El oficialismo había decidido días atrás incluir en el temario, además del paquete económico, las leyes de actores y la nueva ley de deporte. El radicalismo, PRO y FR se oponen a la última normativa por considerar que es una “ley hecha por La Cámpora que creará varios organismos estatales”. Como el FpV decidió avanzar con todas las leyes, la oposición respondió con el reglamento de la Cámara de Diputados.

A diferencia de otras sesiones, en esta oportunidad el proyecto de Presupuesto se trató de manera separada a la prórroga de la Emergencia y de impuestos. Es decir, se empujó a tener debates por separados. La suma de oradores puestos a consideración arrojó un tiempo estimado de debate que prometía finalizar al día siguiente. Un radical dijo tras bambalinas: “No nos van a arruinar nuestro último acto de campaña; si nos bajamos, que nos den algo”.

A diferencia del Frente Renovador, el radicalismo sí debatió en el recinto, aunque también insistió en que el Presupuesto 2016 debería ser aprobado por el próximo gobierno. “Este proyecto repite los defectos de origen de otros presupuestos. Son las mismas deformaciones que luego son corregidas por las facultades extraordinarias del Ejecutivo. Porque somos responsables, no podemos acompañar este presupuesto”, lanzó Miguel Angel Bazze y agregó: “El Presupuesto se aprobó año a año a libro cerrado, sin modificaciones sugeridas por la oposición”.

La postura de la socialista Alicia Ciciliani fue algo ambigua. Cuestionó el texto enviado por el Poder Ejecutivo por ser “unitario”, según su concepción, y añoró la época de los superávit gemelos. Elogió el actual nivel del gasto público. “Esta enorme inversión pública que valoramos, lo consideramos algo positivo. El Estado bien financiado es un instrumento en la lucha contra la desigualdad. Pero hay que ver la productividad de ese gasto. En el recinto hay carteles que reclaman más presupuesto para la salud pública. Yo tengo en mi banca un trabajo de productores tamberos que también reclaman medidas para las economías regionales”, reflexionó la socialista.

La omisión de Ciciliani no fue menor. Los carteles a los que hizo alusión estaban pegados sobre las bancas del FpV con el reclamo de que no haya más recortes presupuestarios para el Hospital Garrahan. El mensaje estaba dirigido a Mauricio Macri. Desde el PRO tampoco se hicieron cargo.

La iniciativa parlamentaria mantiene la lógica de los últimos doce presupuestos: un incremento del gasto público de 15,8 por ciento orientado a los servicios sociales –vivienda, salud, educación, agua potable, y ciencia y tecnología– en detrimento de los servicios económicos, que es donde están comprendidos los subsidios a las empresas privadas.

En este proyecto, los servicios sociales representan el 64,0 por ciento de todo el Presupuesto 2016, cuando en los cálculos para 2015 este rubro equivalía al 58,7 por ciento de todos los recursos. La marcada diferencia desmiente la idea del ajuste, al menos desde lo presupuestario, sostenida por gran parte de la oposición, en particular la izquierda del FIT.

El plan de obras públicas plurianual (2016-2018) prevé erogaciones para el próximo año calculadas en 26.007,0 millones de pesos, un crecimiento exponencial a lo previsto para el año en curso (5644,9 millones de pesos). En el Presupuesto 2015, el cálculo de todas las obras plurianuales hasta su finalización ascendía a 147.347 millones de pesos. Para el Presupuesto 2016, el cálculo estimado para la finalización de todas las obras asciende a 232.966 millones de pesos. Es decir, existe una mayor previsión de obras públicas plurianuales.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-283386-2015-10-08.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook