Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Mendoza no puede pagar sueldos y Neuquén tambalea

Asfixiadas, dos provincias ricas y dirigidas por gobernadores filokirchneristas tambalean para llegar a fin de año en paz.

Tanto el gobierno de Mendoza de Francisco "Paco" Pérez como el de Neuquén de Jorge Sapag buscan financiamiento para pagar sueldos y que no explote una crisis social en sus territorios

Pérez, como viene haciendo hace meses, se reunirá este martes con el titular del Banco Nación, Juan Ignacio Forlón, y el ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, para pedirles un préstamo de u$s5.800 millones que necesita para terminar la gestión. Luego será un tema de su sucesor, el radical Alfredo Cornejo.

Por su parte, el neuquino buscará en los próximos colocar un bono por u$s350 millones que le permita acceder a recursos frescos para afrontar este último trimestre del año

Según Enrique Vaquié, referente en finanzas del futuro mandatario mendocino, evalúa que a su provincia le faltan entre $700 millones y $800 millones al mes para afrontar su nómina salarial.

También estima que Pérez dejará una deuda de corto plazo con el Banco Nación de $4.000 millones, habiendo consumido ya varios adelantos de coparticipación.

En ese contexto, Pérez le escribió a los magistrados provinciales explicándoles que no les puede pagar salarios pero sí les garantiza la inmediata adjudicación de un préstamo personal a tasa subsidiada (Banco Nación) a quien lo solicite.

El derrumbe de Mendoza es un indicador que expone, entre otras cosas, la crisis de las economías regionales, abandonadas durante años por el kirchnerismo.

En la provincia, al menos 2.000 personas vinculadas a la actividad docente, que ganan sueldos de entre $6.000 y $8.000, ignoran si su salario se les acreditará durante la semana en curso.

Es otra consecuencia del pago de sueldos escalonado que debió encarar durante octubre la administración del gobernador Francisco Pérez a causa de la escasez de fondos en las cuentas públicas.

Si bien hacia el fin de semana pasado los empleados estatales habían cobrado todos sus haberes de septiembre, aún están pendientes (o en vías de acreditación) las transferencias a quienes dependen de manera indirecta de los aportes del Estado.

Pero también algunos proveedores y empleados de ciertos municipios sufren la consecuencia del retraso en la distribución de la coparticipación municipal. Entre ellos, las comunas de Luján, Guaymallén y Santa Rosa. Luego, empresarios del transporte público amenazan con la suspensión de los servicios nocturnos ante la falta de pago.

Esta serie de dificultades se da en el contexto de una transición entre Pérez y su sucesor Alfredo Cornejo, de cuyo acuerdo político surgió la aprobación en la Legislatura de una ley de Endeudamiento por $5.800 millones que le permite al Gobierno endeudarse para cubrir el déficit.

Pérez espera en las próximas horas que el Ministerio de Economía tenga todo aprobado para la colocación de bonos.

Asfixiado, Neuquén busca colocar un bono
El otro que buscará cubrir el rojo con más deuda es el gobierno de Neuquén.

Saldrá en los próximos días al mercado de capitales para intentar colocar un bono por u$s350 millones que le permita acceder a recursos frescos para afrontar este último trimestre del año.

La provincia, al igual que el resto de las principales productoras de hidrocarburos, sufre una fuerte caída de recursos respecto de los proyectados para 2015 debido a la crisis internacional del petróleo.

A ello se le suma que Sapag, para no tener una paritaria polémica en un año electoral, prometió más de lo que sus finanzas podían pagar. Cerró un incremento salarial de 30% para los estatales cuando los presupuestos tanto de privados como estatales proyectaban un mejora más en torno al 25 por ciento.

Así es que ahora intentará cerrar las cuentas en base a un nuevo bono.

El propio gobernador lo confirmó a la prensa local. Especificó que intentará encontrar liquidez a través de los Títulos de Cancelación de Deuda Pública (Ticade).

"Vamos a salir con estos bonos en los próximos días, este es el plan A", explicó Sapag al ser consultado sobre la sequía de recursos que representa la caída del 50% en las regalíaspetroleras por la caída de precios internacionales del crudo.

El mandatario neuquino dijo al diario LMNeuquén que la posibilidad de transformar letras de corto a largo plazo es una alternativa, pero que para el Ejecutivo la prioridad es lograr cerrar la operación de los Ticade.

Según precisó el mandatario provincial que terminará su mandato el 10 de diciembre próximo, la emisión le permitirá al Estado neuquino refinanciar pasivos ante el déficit que presentan las cuentas públicas de la provincia.

El ministro de Economía y gobernador electo, Omar Gutiérrez, volvió recientemente de los Estados Unidos sin haber podido lograr la colocación en el mercado internacional de una serie de bonos para acceder a recursos frescos.

Gutiérrez y el presidente del Banco Provincial del Neuquén (BPN), Marcos Koopmann, habían participado tanto en Estados Unidos como en Inglaterra de una serie de reuniones con inversores para ofertar los bonos.

El objetivo de Sapag ahora es alcanzar recursos que permitan la oxigenación de la tesorería, liberándola del pago de vencimientos de deuda pública para así poder cumplir con compromisos como el pago de sueldos.

El rojo financiero se dio a partir de que, producto de la baja del precio internacional del barril de petróleo y otras variables económicas, la provincia recibirá en este ejercicio unos $1.000 millones menos de lo que se había estimado.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/220942-Mendoza-no-puede-pagar-sueldos-y-Neuqun-tambalea
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook