Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

ANÁLISIS-Producción de granos de Argentina se multiplicará con presidencia de Macri

BUENOS AIRES (Reuters) - Para el final del mandato de cuatro años del presidente electo Mauricio Macri, Argentina habrá superado a Rusia y Brasil como exportador de maíz y triplicará el volumen del trigo que embarca al exterior, gracias a un fuerte crecimiento en la rotación de sus cultivos, dijeron analistas del sector.

El opositor Macri derrotó el domingo en una segunda vuelta electoral al candidato oficialista, Daniel Scioli, anticipando el fin de un conflicto que hace ocho años mantienen agricultores y el Gobierno por políticas que según el sector agropecuario golpearon la productividad rural.

Durante su campaña, Macri prometió eliminar impuestos y las restricciones a las exportaciones de maíz y trigo y dijo que Argentina debía devaluar su moneda para incrementar la competitividad de sus agricultores.

Como resultado, los productores probablemente comiencen a alternar más entre soja -el cultivo estrella del país- y otros cultivos, lo que no sólo impulsaría la cosecha de maíz y trigo, sino que también mejoraría la nutrición de los suelos.

"Yo sembré sólo un tercio del total de trigo y maíz que me hubiera gustado sembrar este año. Y esto es algo que se ha repetido en los últimos ocho años", dijo Santiago del Solar, un productor de la provincia de Buenos Aires, el principal distrito agrícola del país.

Del Solar afirmó que la mejora en los suelos ante un crecimiento de la rotación empujaría la productividad de la soja y los otros cultivos.

Argentina es el principal proveedor internacional de harina y aceite de soja, y el tercer exportador mundial del poroto sin procesar. Los embarques de los productos de la cadena de la oleaginosa no están restringidos, como sí lo están las ventas al exterior de maíz y de trigo.

A ambos cereales también se les aplica un impuesto a su exportación -conocido como retención-, del 20 y 23 por ciento, respectivamente. La exportación de soja está gravada con un tributo del 35 por ciento.

De acuerdo a Macri, tras su asunción el 10 de diciembre eliminará los impuestos y límites a las exportaciones de maíz y trigo. El opositor gobernará a la tercera mayor economía de Latinoamérica hasta fines del 2019 y podrá postularse por un segundo mandato consecutivo.

El mayor salto en términos de área de siembra de maíz llegaría la temporada próxima, cuando se incrementaría 1 millón de hectáreas para totalizar 4 millones de hectáreas, dijo el analista agrícola Pablo Adreani.

El experto prevé que las exportaciones de trigo vayan desde las 3,5 millones de toneladas en esta temporada hasta las 11 millones de toneladas en 2018/19 y 21 millones en 2024/25.

Los envíos de soja y sus derivados deberían crecer desde 45 millones de toneladas este año a 52 millones en el 2018/19 y 60 millones de toneladas en el 2024/25, de acuerdo con sus proyecciones.

El equipo de políticas agropecuarias de Macri pronostica un crecimiento del 30 por ciento en la producción de granos argentinos y oleaginosas a 130 millones de toneladas para fin de su mandato en el 2019.

El plan es que la mayor parte del incremento sea destinado a la alimentación para ganado doméstico, en un intento de aumentar radicalmente la oferta de carne vacuna, de cerdo y de ave de Argentina.


MEJORAS AL SECTOR

Una mayor rotación de los cultivos ayudaría a proveer mucho más maíz de uso comercial.

"Estos cambios podrían reposicionar a la Argentina en maíz. Al incrementar su producción y saldo exportable volver al segundo lugar después de Estados Unidos, y no como ahora, cuartos después de Estados Unidos, Brasil y Rusia", dijo Gustavo López, presidente de la consultora Agritrend.

Macri dijo que recortará en cinco puntos porcentuales por año desde el 2016 el impuesto a las exportaciones de soja de 35 por ciento. Eso, conjuntamente con su promesa de permitir una devaluación del peso, ayudaría al sector agropecuario de Argentina a recuperar competitividad.

"La competitividad se va a recuperar en el mediano o largo plazo con modificación del tipo de cambio y adecuación de los precios relativos", dijo Ernesto Ambrosetti, economista de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que representa a los productores agropecuarios de mayor escala del país.

Ambrosetti dijo que miembros de la SRA cuentan con que Macri no sólo reducirá los impuestos a la exportación y eliminará las restricciones a las exportaciones de trigo y maíz, sino que también ayudará al sector al reducir la alta inflación del país y a mejorar las rutas.

Fuente: http://lta.reuters.com/article/businessNews/idLTAKBN0TC16320151123
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook