Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

Ante docentes que ya piden un aumento del 40%, Vidal da su primer test como garante del "modelo PRO"

La recepción de María Eugenia Vidal al frente de la Provincia de Buenos Aires no será calurosa. Por el contrario, todo indica que su llegada al frente de la gobernación estará plagada de desafíos y uno de los principales será su intención de revisar los números e introducir reformas en la mayor administración del país, sin desatar una batalla campal con los gremios del sector público.

El primer test lo tendrá con los docentes, quienes a pocas horas de que la candidata de Cambiemos venciera al kirchnerista Aníbal Fernández, salieron a marcarle la cancha, con un tendal de demandas, que incluyó la convocatoria a paritarias antes de diciembre y el rechazo tajante a cualquier intento de aplicar un ajuste, un fantasma que recorre los pasillos de las escuelas.

Luego de haber sido la variable de achique en los últimos años, los maestros acordaron una suba del 40% en 2015 que llevó la categoría inicial a los $7.000, mientras que el aumento para el resto de los escalafones promedió el 36%. "Ese es el piso de debate nuestro", dijo a iProfesional la secretaria gremial de Suteba, María Torre.

En este escenario, el interrogante que flota en el ámbito político es si la gobernadora electaserá capaz de llegar a un arreglo rápidamente y comenzar el ciclo lectivo en un clima de paz.O, por el contrario, si sus primeros pasos estarán signados por una pelea sin cuartel con los educadores bonaerenses, que podría poner en cuestión su autoridad y sentar un mal antecedente.

La negociación salarial con los docentes siempre fue un tema explosivo. En el último tiempo, Daniel Scioli enfrentó conflictos recurrentes con los siete sindicatos de la actividad, que retrasaron el inicio de clases. Los cortocircuitos se vieron agravados en más de una ocasión por la decisión de Cristina Kirchner de retacearle fondos al distrito.

Con esos antecedentes, el objetivo prioritario de Vidal será arrancar el día 1 del calendario educativo -el 29 de febrero- y enviar así una clara señal a la ciudadanía de que su gestión será diferente a la del sciolismo, tras conquistar la provincia con un 39% de los votos y la promesa de un "cambio" que sigue siendo un misterio para muchos.

La preocupación de fondo del macrismo es garantizar una "transición ordenada" y despejar dudas sobre su capacidad para manejar un territorio que por primera vez en 28 años ya no será gobernado por el peronismo.

Las primeras pistas de lo que hará la funcionaria porteña llegaron días atrás cuando anunció que convocará a los maestros apenas asuma el 10 de diciembre, y Jorge Macri, su posible jefe de Gabinete, advirtió que los salarios docentes "se van a ajustar en función de la inflación".

El jefe de campaña de Vidal explicó que para aumentar los sueldos será indispensable"ajustar o actualizar" impuestos en la provincia, debido al déficit financiero superior a los 15.000 millones que tendría el distrito según los cálculos de Hernán Lacunza, el hombre del Banco Ciudad que se presume ocupará el Palacio de Hacienda en la provincia.

No obstante, el hermano de Macri señaló que "no es razonable que los gremios nos convoquen hoy a discutir salarios".

El primero en alzar la voz había sido el titular del Suteba, Roberto Baradel, que pidió adelantar la paritaria, a la vez que acusó al gobierno porteño de subejecutar partidas y privilegiar las escuelas privadas en la Ciudad.

"Esperamos que nos convoquen (a paritarias). Cuanto antes, mejor. Institucionalmente lo deben hacer después del 10 de diciembre, pero esperamos que lo hagan antes", sostuvo Baradel.

El sindicalista, que lideró más de un paro en la provincia, se enfrentó a Scioli en 2012, cuando su gestión desdobló el pago de aguinaldos por el recorte de fondos de Nación. Pero en los últimos años el maestro se acercó al gobernador y en octubre militó abiertamente su campaña.

La apuesta del macrismo
Luego de la sorpresa que dejó la primera vuelta, el PRO debió acelerar negociaciones para definir los puestos de su gabinete, entre ellos la cartera de educación, a la que arribaría Alejandro Finocchiaro, un delfín de Esteban Bullrich a cargo de la subsecretaría de Políticas Educativas y Carrera Docente de la Ciudad.

El reto que enfrentará la tropa de Vidal en ese área no será fácil. Con un 40% de la torta, el sistema educativo provincial es el más grande del país: abarca 360.000 docentes, 4,5 millones de alumnos y más de 21.000 establecimientos. Sólo el rubro representa poco más de un cuarto de los recursos del distrito, que este año alcanzaron los 280 mil millones.

Con todo, en el equipo de la gobernadora electa son optimistas y creen que su jefa "está en mejores condiciones de pararse frente a los docentes que Scioli".

"Hace un año (el gobernador) estaba desgastado, tenía a Cristina en contra y emergencia financiera", afirman en su entorno. En cambio, si gana Macri en el balotaje, "vamos a tenergobierno nacional y autoridad política", aseguró un operador del PRO.

Macri se jacta de haber forjado en la Ciudad una buena relación con los 17 sindicatos de la educación, sin conflictos extensos. Bullrich acostumbra a repetir que los únicos que no se arrodillan ante el emperador en Japón son los maestros.

Sin embargo, este año su gestión ya enfrentó dos movilizaciones importantes. Una motivada por la separación de una maestra de su cargo tras la muerte de un chico, y luego, por tratar de impugnar a los delegados del gremio opositor Ademys elegidos en las escuelas.

El otro "logro" del que se ufana el gobierno porteño es el de haber conseguido que el municipio fuese "el único distrito en el que ha crecido la matrícula estatal en los últimos tres años".

La idea de Vidal ahora es llevar ese modelo a la provincia, donde evitarán un "desgaste" con los educadores pero se pondrán firmes "si los gremios van de punta".

La pregunta es cómo saldrá parada la flamante gestión. Una actitud dialoguista podría ser vista por sus opositores como una señal de debilidad cuando aún resta definir qué hará con la "bonaerense", las obras pendientes y los intendentes de la provincia.

Mientras que una postura aguerrida para someter a los docentes podría significarle una victoria con un alto costo para su imagen, justo en el inicio de su administración.

Por cerrar unas de las paritarias más desfavorables, Scioli enfrentó en 2014 la mayor huelga educativa en una década. Sin ánimos de complicar su campaña, este año convocó antes a los maestros, adelantó salarios y anticipó el pago de impuestos. Aún así no pudo evitar paros y escraches de los Suteba opositores por la mala liquidación de sueldos a 30.000 maestros, los descuentos por Ganancias y la falta de cupos paras comedores.

Después de todo, los reclamos de los maestros gozan de buena reputación. Ellos son quienes deben contener 125 chicos por trabajador, con un gasto educativo que pasó de representar el 33% del presupuesto total en 2008, al 27,6% en 2015, según la Federación de Educadores bonaerenses.

Proyecto de escuela
En la agenda de Vidal figura el pago del aguinaldo, vacaciones, paritarias y el inicio de clases "en tiempo y forma". Pero también hay planes de discutir el "proyecto de escuela pública", un tema que ya empezó a preocupar a los maestros.

"(Voy a convocarlos) apenas asuma, no sólo para discutir la paritaria sino para desarrollar una agenda de cuatro años que tiene que ver con hacer crecer la matrícula de alumnos, para mejorar los contenidos y cambiar los sistemas de evaluación", dijo la gobernadora electa.

Fianocchiaro adelantó algunos trazos de la nueva gestión, al visitar la provincia en agosto y diagnosticar que "las escuelas son del siglo XIX, con docentes del siglo XX y alumnos del siglo XXI". Su apuesta es evaluarlos para saber "donde hay errores".

Desde la otra vereda, los dos principales gremios del sector, Suteba y Feb, no tardaron en cuestionar los escasos anuncios hechos hasta ahora y anticiparon que rechazarán el "plan Bullrich" en la provincia, el cual es visto como más privatista.

"En Capital Federal hay un direccionamiento en la matrícula al sector privado, está en más del 53%", alertó Baradel en declaraciones radiales.

Desde el Suteba advierten que la gobernadora electa "no puede iniciar su gestión sin presentar su plan para educación" y sostienen que el distrito ya "evalúa todos los años" a los docentes.

En el entorno de la gobernadora electa se quejan de que estas críticas están "basadas en una mirada prejuiciosa, porque Macri no le dio menos protagonismo a la escuela pública en la Ciudad, sino que fue al contrario" y niegan que vayan a hacer un ajuste.

De todas formas, se manifestaron confiados en que la nueva gestión logrará una buena conexión con los docentes.

¿Exceso de optimismo? El tiempo dirá, pero por ahora parecería que la imagen del macrismo no es la mejor en el gremio docente. Los maestros insisten en que la provincia no es la Ciudad y apuntan las principales diferencias:

* En lugar de 15 comunas, Buenos Aires posee 135 municipios, con sus respectivos intendentes y consejos escolares.

* Los sindicatos tienen más fuerza porque están centralizados y concentran una masa de afiliados superior a la de gremios nacionales como la UOM.

* Y el sector educativo incluye una vasta red de subsistemas como son las escuelas rurales, los establecimientos isleños y el régimen de jornada completa.

"Si quieren gobernar, tienen que conocer", afirma la secretaria gremial del sindicato, María Torre.

Gobernabilidad
Con todo, la gobernadora electa se mostró confiada ante las dificultades que pudieran presentarse. "Sorprende que digan que no voy a poder gobernar", dijo, y desafió: "Siento la confianza necesaria para poner los límites donde los tenga que poner".

Así respondió a las advertencias que surgieron en algunas de las 59 intendencias que quedaron en poder del Frente Para la Victoria, luego de que Cambiemos se hiciera con 65 municipios.

"Se le va a poner jodido. No es la Capital", dijo el intendente K de Ensenada, Mario Secco.

En los últimos días, los estatales bonareneses de ATE también plantaron bandera frente a la administración entrante. Además de alertar sobre la "deuda" en materia salarial, reclamaron inversión en áreas sociales y rechazaron las políticas "neoliberales".

Los profesionales de la salud agrupados en CICOP no se quedaron atrás y confirmaron el reinicio de su lucha por la reapertura de paritarias, tras parar 96 horas en Lomas de Zamora y ocupar el Palacio Municipal en Esteban Echeverría.

Sin embargo, las señales de gobernabilidad comenzaron a llegar paradójicamente desde el propio kirchnerismo, con el gesto de cuatro intendentes clave, entre ellos Martín Insaurralde, que se ofrecieron a colaborar con Vidal.

Hasta el militante ultraK reconvertido en sciolista Luis D´Elía sorprendió al afirmar que "si toma medidas que favorece a las clases medias y humildes, trabajaremos en común".

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/222151-Ante-docentes-que-ya-piden-un-aumento-del-40-Vidal-da-su-primer-test-como-garante-del-modelo-PRO
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook