Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Fin del "vivir con lo nuestro": Macri va por nuevos socios para traer dólares y sumar inversiones

La Argentina de la era Macri se prepara para dejar atrás una de las etapas más complejas y difíciles en materia de inserción internacional como fue el último período del kirchnerismo.

El Gobierno que está dejando el poder había hecho del lema "vivir con lo nuestro" una suerte de dogma de fe, según el cual lo externo era sinónimo de competencia desleal y de riesgos para el mercado doméstico y la industria.

Además, durante buena parte de la última década, las relaciones con otras naciones no erancontempladas como una posibilidad para incrementar los negocios y lograr una mayor inserción del "Made in Argentina" en las góndolas del mundo.

Los socios estratégicos básicamente fueron elegidos por criterios de conveniencia, tales como las necesidades energéticas o financieras -para sostener las reservas del BCRA- o la búsqueda de sustento político en la pelea contra los holdouts.

Rusia, China y Venezuela han sido las naciones que conformaron la "tríada" con que el kirchnerismo intentó sustituir mercados tradicionales, proveerse de energía o conseguir financiamiento.

Y, como contrapartida, tensó las relaciones con la Unión Europea y los Estados Unidos.

Así, la Argentina fue quedando relegada del "circuito diplomático". Al punto tal que losúnicos jefes de Estado -por fuera de los de América latina- que visitaron el país en los últimos años fueron el ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping.

Incluso, en medio de esta "escasez de visitas", hace unos años Cristina Kirchner llegó areunirse con el polémico presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Msbasogo, un dictador acusado de crímenes de lesa humanidad, lo que le valió fuertes críticas.

Nueva agenda: la UE, prioridad para el macrismo

Para los analistas basta analizar la lista de jefes de Estado y funcionarios del exterior invitados y confirmados para la asunción de Mauricio Macri para comprender que se está ante un verdadero cambio de época en el plano de las relaciones exteriores.

Del listado sobresale especialmente el nombre del Rey Juan Carlos, que oficiará de enviado del Gobierno español, lo que marca un trascendental punto de inflexión en las relaciones con esa nación europea.

El plan de acercamiento hacia España no quedó en ese gesto: el primer funcionario extranjero con el que se reunió Macri fue con el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, quien tras el encuentro auguró "relaciones espectaculares" con el nuevo Gobierno argentino.

El súbito "enamoramiento" de las potencias europeas también quedó cristalizado por gran cantidad de mensajes.

Entre ellos, los de la influyente canciller de Alemania, Angela Merkel, quien se pronunció a favor de profundizar la "cooperación en todos los campos" e incluso invitó al flamante jefe de Estado a una visita a su país.

En tanto, el presidente francés, François Hollande, ya le comunicó al futuro Gobierno quevendrá a la Argentina en febrero y se reunirá con Mauricio Macri para "profundizar el diálogo y la relación bilateral".

Si bien no pertenece al bloque, no pasó inadvertido el gesto del primer ministro británico, David Cameron, quien saludó al nuevo Presidente y consideró que se abría "una oportunidadpara fortalecer las relaciones".

El acercamiento del Viejo Continente vienen a ser un giro de 180° luego de muchos años de tensiones comerciales y roces políticos durante la era kirchnerista.

Con España, los cortocircuitos alcanzaron su punto más álgido tras la expropiación de YPF a Repsol, que desencadenó un boicot contra el biodiesel argentino y que afectó seriamente a esta industria estratégica para las economías regionales.

Con Francia hubo malestar a nivel diplomático luego de que Cristina Kirchner no autorizara al canciller Timerman a ir a la marcha para condenar el atentado contra la publicación Charlie Hebdo.

Las relaciones también vienen muy tensas con Alemania. Cabe destacar que Timerman, el entonces jefe de Gabinete Jorge Capitanich, y la propia Presidenta en su momentodenunciaron abiertamente al gobierno germano por tener una "actitud hostil" en contra de la Argentina al llevar adelante acciones favorables a los fondos buitre.

El corolario de la crisis con la Unión Europea llegó a principios de este año, cuando la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló a favor de ese bloque que –junto con los EE.UU.- demandó a la Argentina por violar normas internacionales debido a las restricciones a las importaciones.

En el plano comercial, uno de los principales desafíos que enfrentará Macri será quitar albiodiesel de la "lista negra" de la UE y reactivar las exportaciones hacia ese destino.

Por cierto, las ventas se desplomaron más de un 40% en apenas cuatro años, una tendencia que hizo que de tener un superávit de más de u$s2.500 millones en 2011 se pase este año a undéficit de casi u$s2.000 millones.


El otro objetivo del macrismo es volver a abrir el grifo de inversiones, mayormente provenientes de España, el principal origen del capital que desembarcó en el país a mediados de los años noventa.

En este sentido, el canciller español confirmó que "en estos momentos difíciles" Macri podrácontar con el apoyo del Gobierno español y los empresarios de ese país, cuyas inversiones actuales en la Argentina ascienden a u$s13.000 millones.

Otros desafío para el nuevo Presidente es volver a encarrilar las negociaciones comercialesentre la Unión Europea y el Mercosur, un tema que fue virtualmente cajoneado por la administración kirchnerista.

No es menor el dato de que los dos más altos funcionarios del bloque (el presidente del Consejo Europeo y el titular de la Comisión Europea) hayan comenzado a tirar líneas para que Macri visite Bruselas.

Estados Unidos, nuevo socio estratégico
Otro dato que ilustra el profundo cambio de la política exterior se dio cuando el futuro secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Fulvio Pompeo, abrió el juego para queBarack Obama venga a la Argentina.

Previamente, había enviado un fuerte gesto de acercamiento al llamar por teléfono a Macripara expresarle su compromiso de "profundizar la cooperación en temas multilaterales", con especial hincapié en las oportunidades que se abren en el terreno energético.

Si bien la llegada de Obama para la asunción de Macri no se concretó por cuestiones de agenda, su interés manifiesto evidencia un gran contraste respecto de la última visitaefectuada jefe de la Casa Blanca a la Argentina.

La misma había tenido lugar en 2005, cuando George Bush desembarcó en Mar del Plata y se topó con un cumbre en su contra, organizada por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

En los últimos años, hubo más cortocircuitos con esa nación, como cuando en 2011 la Aduana argentina secuestró equipamiento militar estadounidense -lo que derivó en un conflicto diplomático-, o cuando Cristina Kirchner acusó a Obama de tener funcionarios vinculados con los fondos buitre.

La canciller designada por Macri, Susana Malcorra -quien insistió en numerosas oportunidades con "desideologizar" las relaciones exteriores- apuntó contra laadministración kirchnerista por haber empantanado el vínculo con los Estados Unidos a través de la crisis con los holdouts.

"La Presidenta acusó a Obama de no haber contribuido en el conflicto con los holdouts. Ese tema condicionó las relaciones", sostuvo, al tiempo que instó a "ver las relaciones desde un ángulo práctico".

En el plano comercial, otro gran desafío que tiene Macri por delante es el de reanimar lasalicaídas exportaciones hacia el gigantesco mercado estadounidense, que acumulan unadesplome de casi 25% en apenas dos años. Actualmente, la relación comercial es deficitaria, con un rojo comercial del orden de los u$s4.500 millones (ver cuadro).


Entre los temas comerciales pendientes figuran la consolidación de ese destino para la carne vacuna argentina, tras 14 años de prohibiciones, y la negociación para permitir el ingreso deproductos cítricos.

En el plano de las inversiones, el "número mágico" que manejan desde la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AMCHAM) es el de desembolsospotenciales por hasta u$s20.000 millones en sectores como minería, energía y telecomunicaciones.

Claro que para ello deberán comenzar primero a llegar signos firmes respecto al futuro desarme del cepo, la unificación del mercado cambiario y la posibilidad de girar divisas.

En paralelo, se destaca el puente que Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda y Finanzas de Macri, tendió con el titular del Tesoro de los EE.UU., Jacob Lew, quien ya se encargó deelogiar el enfoque económico del nuevo Gobierno.

Este acercamiento es clave en la estrategia del macrismo, que espera sumar u$s2.000 millones a través de un "swap" de la Reserva Federal, como el que ya usó Brasil en 2009.

Como otra muestra más del nuevo impulso que tendrá la relación entre ambos países, paramayo próximo está confirmada una gira por parte de la influyente Cámara de Comercio de EE.UU., la entidad corporativa más importante de esa nación.

La misión comercial que desembarcará en Buenos Aires será encabezada por el CEO de la cámara, Thomas Donohue, quien estará acompañado por más de 60 compañías.

Brasil: más diálogo pero negocios aún fríos
El primer encuentro entre Macri y la jefa de Estado brasileña Dilma Rousseff, que tuviera lugar la semana pasada, arrojó un balance positivo.

Si bien el punto central de la cumbre fue Venezuela, los expertos destacan que el trato querecibió el Presidente electo y algunos pequeños gestos que tuvieron lugar durante la cumbre, permiten anticipar una reapertura del diálogo.

Para Gustavo Segré, analista y CEO de la consultra Center Group, las perspectivas que se abren con el mayor socio de la Argentina son positivas.

"En el cortísimo plazo veo un vínculo más fluido, que es algo que se había perdido. Las relaciones deberán mejorar mucho frente al casi congelamiento del diálogo, situación que actualmente no permite traccionar ni exportaciones ni inversiones", sostuvo.

El experto también consideró clave el entendimiento entre el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Mauro Vieira y Susana Malcorra, quien sucederá al canciller Timerman.

"Un hecho tan básico como que dos ministros dialoguen por teléfono y vayan acordando una agenda era impensado hasta hace unos meses. Esto debería ponerle fin a una relación bilateral insoportablemente tensa”, acotó Segré.

Son varios los puntos que deberán negociar ambos países en 2016. En primer lugar, elacuerdo automotor, que a mitad de año fue prorrogado sin cambios, lo que favoreció a la contraparte argentina, dado que los industriales brasileños presionaron para liberar el comercio y suprimir el sistema de cupos.

En paralelo, surge un objetivo más ambicioso: dinamizar el Mercosur y volver a encausar lasnegociaciones con la Unión Europea. (Lea más: Autos, trabas comerciales y endeudamiento privado, temas álgidos que negociará Macri con una Dilma en crisis).

Incluso, Macri inició un plan de "seducción" hacia los industriales más importantes de Brasil.

"Contamos con ustedes; la Argentina es su casa y están todos invitados a invertir en estanueva Argentina. Podemos competir en el fútbol, pero Brasil y la Argentina juntos son invencibles", fueron las palabras que pronunció el Presidente electo en el marco de una reunión con los principales referentes de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp).

Para los analistas, si bien la reapertura del diálogo generará de por sí mayores negocios, no habrá que ilusionarse con un salto de las exportaciones nacionales, al menos en el corto plazo.

Bajo la óptica de Dante Sica, "las perspectivas para el 2016 no son alentadoras. Aun cuando pueda darse cierta corrección cambiaria en Argentina, la expectativa de continuidad de larecesión en Brasil limitará cualquier tipo de reacción de las exportaciones locales”.

Al mismo tiempo, la industria brasileña se acomoda hacia una estructura de menores costos en dólares y un exceso de capacidad productiva. “Esta presión importadora, en un contexto de escasez de divisas, constituirá un verdadero desafío para la nueva gestión en su política de normalización de las relaciones bilaterales”, acotó.

Con un ojo en el Pacífico

Otra arista trascendental en la estrategia está enfocada en el corredor del Pacífico, con Chile y el Sudeste Asiático como protagonistas.

Este interés quedó plasmado en la visita relámpago que Macri realizó a Santiago de Chile para cenar con Michel Bachelet y algunos de sus ministros. Durante el encuentro, el Presidente electo le transmitió a la jefa de Estado su admiración por el modelo económico que había encarado el país trasandino.

Incluso, habló del alto grado de relevancia que implica tender un puente hacia la Alianza delPacífico.

Esto es una gran red de acuerdos que vincula a países de América latina con naciones asiáticas.

Se trata de un cambio de rumbo notorio, luego de años durante los cuales la Argentina desatendió su relacionamiento con Chile.

Para Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior, "fueimportante el gesto de Macri de viajar a ese lugar. No sólo por un tema político, sino porqueChile es uno de los países con los que la Argentina tiene el superávit comercial más elevado. Hay que potenciar esa relación".

Bajo la óptica de Sica, "el nuevo Gobierno entiende que el mundo va a seguir creciendo pero el comercio internacional va ser menos dinámico. Por eso resulta clave ingresar en esta nueva etapa en la que los acuerdos de preferencias arancelarias van a ser vitales para incrementar la presencia de nuestros productos en el mundo y para captar más financiamiento”.

Según un informe de Economía & Regiones, "la próxima administración recibe como herenciauna economía cerrada y con relaciones comerciales internacionales más deterioradasque nunca".

"Habrá que revertir este encierro externo para alcanzar mayores niveles de PBI per cápita ymejores condiciones de vida, con mayor apertura comercial y económica", acotaron desde E&R.

En este contexto, la expectativa no sólo está puesta en la renovación de las caras de los funcionarios que ocuparán el Gobierno nacional. Sino que también habrá un importante recambio de figuras en el plano internacional.

Reordenamiento en el que la Unión Europea, Estados Unidos y las naciones del eje Asia-Pacífico ganarán día a día un mayor protagonismo.

fuente: http://www.iprofesional.com/notas/224008-Fin-del-vivir-con-lo-nuestro-Macri-va-por-nuevos-socios-para-traer-dolares-y-sumar-inversiones
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook