Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Fuerte suba de tasas de interés para letras y plazos fijos

Devaluación en tres, dos, uno

El Banco Central convalidó un salto de más de 10 puntos en la tasa de interés de referencia para el sistema bancario, que tiene impacto directo en los plazos fijos. Todo listo para el levantamiento de las restricciones cambiarias y la depreciación de la moneda.

El Gobierno ya tiene todo listo para iniciar a partir de hoy la anunciada devaluación de la moneda. Si bien será el mercado el que marque el salto que dará el tipo de cambio, el equipo económico pretende estabilizarlo en una o dos jornadas en torno de los 14 pesos, lo que implicará un ajuste de más del 40 por ciento sobre la cotización actual que repercutirá en los precios y el poder adquisitivo. El acuerdo al que arribó el Banco Central con entidades financieras y mercados de futuros para reducir el impacto de la devaluación en el pago de las compensaciones de ese tipo de contratos allanó el camino para llevar a cabo la medida. El organismo ayer convalidó una suba de tasas para la banca de hasta 38 por ciento, con la intención de hacer competitivos los depósitos frente al dólar. También se espera que con la devaluación se inicie esta semana la liberalización del mercado para la compra minorista, la cual inicialmente mantendrá ciertos límites. Durante la jornada de ayer, la cotización del dólar subió un centavo, a 9,80 pesos, mientras el precio en el segmento ilegal bajó 15 centavos, a 14,54 pesos.

El presidente Mauricio Macri adelantó anteayer en la Conferencia de la Unión Industrial que esta semana se iniciará la “normalización del mercado cambiario”. En el organismo monetario ya se encuentran redactadas las normas para eliminar las restricciones a la compra. Para cumplir con esa promesa de campaña requiere de un colchón adicional de unos 10.000 millones de dólares para las reservas, que ayer cerraron en 24.282 millones tras una nueva caída de 183 millones. Para esto el Ministerio de Hacienda y el Banco Central buscan que se cristalice el aporte de unos 8000 millones de dólares comprometidos por los bancos JP Morgan, Deutsche Bank, Citibank y HSBC a través de operaciones de repo. El Goldman Sachs confirmó una participación en ese préstamo de corto plazo por unos 2000 millones.

Por su parte, la devaluación, sumada al quite de retenciones para todos los granos –con excepción de la soja, que bajó 5 puntos–, incentivará a los agroexportadores a liquidar el remanente de su cosecha. El compromiso del sector es ingresar unos 330 millones de dólares diarios, sobre un total estimado de 5000 millones retenidos. También se espera el aporte de los bancos locales a partir de la resolución del Central que los obliga a desarmar sus posiciones en dólares, tanto físicos como en contratos a futuro, lo que podría implicar el ingreso de unos 1500 millones de dólares. Estas medidas van en consonancia con el acuerdo alcanzado por el organismo con los mercados de futuros y los bancos, que aceptaron un reajuste en los precios para aliviar la carga que enfrentará el Central al pagar la diferencia entre los contratos pactados y el valor que termine teniendo el dólar tras la devaluación. También está en carpeta una ampliación del swap con China por unos 2000 millones de dólares, que el macrismo pretende convertir en dólares ahora que el yuan es considerado moneda de reserva global.

Para anticiparse a un salto en la demanda de dólares y ofrecer una alternativa en pesos, el Central convalidó ayer una suba de más de 10 puntos, hasta el 38 por ciento, en las tasas de interés de referencia para el sistema financiero. Lo hizo a partir de una oferta de pesos que alcanzó los 23.400 millones. En el esquema de metas de inflación que plantea el macrismo, la suba de tasas buscará convertirse en un ancla para los precios y una desincentivo para que el ahorrista no corra detrás del dólar. No obstante, si no se aplican medidas fiscales que permitan bajar de manera segmentada los costos crediticios, se trata de una política que podría frenar la inversiones de la pequeña y mediana empresa. Las tasas de interés para depósitos y para préstamos se encuentran atadas a los rendimientos de las letras que ofrece el organismo monetario, con lo que la suba también impactará en los préstamos. Para el gobierno la suba generará confianza en el peso como reserva de valor y mitigará la dolarización.

Las tasas interbancarias (call) subieron 10 puntos, a un 36 por ciento. Con estos elementos, el macrismo se encuentra en carrera para iniciar hoy la devaluación. La incógnita continúa siendo si lo hará en una o más instancias, mientras que en el mercado la apuesta es a un tipo de cambio en torno de los 14 pesos. Si los inversores perciben que la devaluación se quedó corta, habrá mayor demanda de dólares a la espera de una nueva corrección, por lo que podría aventurarse que el ajuste se realizará de un tirón. En cuanto a las restricciones a la compra de divisas, el esquema que circula de fuentes de la AFIP sería establecer un tope de 50.000 dólares mensuales y el cliente debe estar bancarizado. Sólo se permitirá compras pequeñas con efectivo. Todavía no se definió el monto, pero estaría en unos 300 dólares. Ayer se compraron dólares para ahorro por el equivalente a 30,1 millones.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-288340-2015-12-16.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook