Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Comercial del Plata: hacia dónde va la empresa con mayor cantidad de dueños de la Argentina

"Acá somos una rara avis", admite Ignacio Noel, presidente de Sociedad Comercial del Plata (SCP), la ex empresa de la familia Soldati que había caído en desgracia a fines de los 90 y que ahora vive un período de renacimiento de la mano de un nuevo management. Noel se refiere así a la particularidad del grupo argentino que fue fundado en 1927 y que tiene hoy más de 7000 accionistas repartidos en 13 países, lo que la convierte en la empresa más difundida (y en cierta medida, popular) de un mercado de capitales como el argentino, que siempre se caracterizó por ahuyentar a los pequeños inversores.

"La mayoría de las empresas que cotizan en la Bolsa porteña se arrepiente prácticamente el mismo día en que abren su capital, porque tienen que empezar a responder las preguntas de los accionistas minoritarios. Para nosotros, en cambio, tener tantos inversores es un gran activo, porque nos permite tener una acción muy líquida", se entusiasma el titular del grupo que tiene ventas por $ 3000 millones anuales a través de siete compañías, sin contar la participación minoritaria en Compañía General de Combustibles (CGC), que le aporta otros $ 1000 millones.

Noel es un hombre de muy bajo perfil. Su CV muestra su paso por Petroken, donde fue presidente y gerente general elegido por Shell en el joint venture que tenía con YPF. Antes había trabajado en Solvay y en Noel, la empresa de alimentos de su familia, cuyas marcas fueron vendidas a Arcor y Nestlé. A principios de 2004 se sumó al directorio de Comercial del Plata invitado por la familia Soldati en el marco de la ley Sarbanes-Oxley, que obliga a las compañías que cotizan en Bolsa a tener directores independientes.

Luego fue en 2010 cuando reemplazó a Santiago Soldati como presidente de la firma y hoy es uno de los principales accionistas con poco menos del 15% del paquete. Es que el pago de la deuda del concurso de acreedores que atravesó el grupo se hizo mediante la emisión de nuevas acciones, en una operación en la que la cantidad de papeles de la empresa se multiplicó por cinco. A través de ese mecanismo, en 2013 la familia Soldati redujo su participación del 21% al 4%. Y de ese 4%, el ex presidente de Comercial -como llaman al papel en la Bolsa- tiene cerca del 0,8%; el resto corresponde a los otros miembros de su familia.

La empresa había entrado en convocatoria en 1999. "El motivo fue similar al de tantos grupos locales: haberse financiado con deuda en dólares para el desarrollo del Tren y el Parque de la Costa, que eran dos inversiones que no generaban dólares, y a su vez, la elección de algunos focos estratégicos que tardaron en tener su retorno en una economía como la Argentina, que ya había iniciado su declive", resume un ex directivo. "Acá hay una regla que se debe cumplir, que es la que indica que hay que financiarse con la moneda en la que uno genera sus ingresos", admite Noel, quien busca evitar esos riesgos a futuro. Hoy, SCP tiene una estrategia de negocios diversificada en construcción, energía, entretenimiento y tecnología.

En construcción, la firma adquirió al grupo irlandés CRH (que se estaba yendo de la región) sus inversiones en el negocio de materiales. La operación incluyó el traspaso del 55% que tenía CRH en un grupo de empresas: Cerro Negro, LOSA, Superglass, Cormela y Arcillas Mediterráneas. "Para nosotros es estratégico, porque creemos que tiene un gran potencial. Cuando se dispara el dólar la gente se resguarda comprando ladrillos y materiales, porque es un refugio para la inversión en tiempos de inflación. Y por otra parte, en tiempos de estabilidad estamos convencidos de que el crédito hipotecario va a crecer impulsando a la construcción", resume Noel. En la Argentina, el crédito hipotecario representa apenas el 1,5% del PBI, cuando en otros países de la región supera el 20% o 30% y, por ello, está convencido de que el techo está muy lejos. El negocio es B2B -no venden al consumidor final, sino a los canales especializados- y está previsto seguir trabajando con este modelo, a través de distribuidores y cadenas como Sodimac o Easy.

En materia de desarrollo inmobiliario, la compañía tiene un as bajo la manga. Se trata de un predio frente al Parque de la Costa, del otro lado de uno de los brazos del río. Ahí cuenta con 500 hectáreas, donde se podría hacer un desarrollo. "Es una ubicación privilegiada, casi una continuación de Nordelta. Probablemente este proyecto lo encaremos con algún socio. La idea es encontrar alguien que tenga más know how del negocio inmobiliario que nosotros, pero todavía no hablamos con nadie", adelanta.

El entretenimiento es otra de las apuestas del grupo. "El Parque de la Costa hoy es un negocio rentable. Desde hace cuatro años que genera caja", admite Noel. Se trata de un negocio muy capital intensivo en el que, una vez que refinanciaron la inversión, el rojo de los balances pasó al azul. "Antes estaba desequilibrado porque teníamos deuda en dólares e ingresos en pesos", justifica quien evalúa la apertura de un segundo parque de agua: Aquafan. El primero está en el mismo predio del parque y ahora hay en análisis un par de localizaciones para abrir un segundo. "Estamos mirando básicamente la zona oeste del Gran Buenos Aires. Es un proyecto de 6 a 8 millones de dólares", anticipa.

Del Tren de la Costa lo único que le quedó es un reclamo contra el Estado, porque, a diferencia de los demás ramales ferroviarios, el 100% del material rodante y las vías las hizo el grupo. "Por esta razón, cuando el Estado nacional decidió la expropiación, nosotros hicimos un reclamo por esas inversiones que habíamos hecho y de la otra parte nos reclaman algunos cánones vencidos", describe.

Volver a las fuentes

En el negocio petrolero, la firma conserva un 30% de CGC, la petrolera en la que es socia de Corporación América (Eduardo Eurnekian). "No vamos a vender esa participación, porque creemos que tiene un gran potencial. Hoy, en la Argentina, el gas natural para los productores locales se está pagando a 2,5 dólares por millón de BTU, contra los 7 dólares a los que se importan desde Bolivia y los 18 dólares desde Qatar", analiza Noel. La lógica -para los directivos del grupo- sería que confluyan los precios. "Con CGC, además, estuvimos comprando algunas de las áreas petroleras que vendió Petrobras", agrega. Dentro de este negocio también tiene a Dapsa, cuya principal actividad es la logística de combustibles y el alquiler de tanques en Dock Sud, que se utilizan para recibir el combustible importado que llega al país.

El portafolio de SCP incluye a Metrotel como uno de los negocios que incorporó; hoy tiene 2000 kilómetros de fibra óptica y ofrece servicios de Internet para empresas. Además, el grupo le está poniendo unas fichas al biodiésel a través de la empresa Omega Grains, que ya tiene en explotación unos campos de camelina en Pigüé, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires. "La camelina es un cultivo que crece en zonas de muy baja precipitación y suelos muy pobres. Su producción la vamos a destinar a biodiésel. Tiene un gran potencial porque permite producir un combustible ideal para aviones, ya que se congela a muy bajas temperaturas", asegura Noel.

Para financiar su plan de expansión, SCP inició un proceso de desinversión. "La idea es desprendernos de los activos que consideramos que no son estratégicos. Uno de los negocios del que nos estamos yendo es el casino Trilenium, donde hoy tenemos el 50% de las acciones (la otra mitad la tiene el grupo Boldt), y ya tenemos un acuerdo con la operadora del hipódromo de Palermo, una sociedad que pertenece a Cristóbal López y Federico de Achával, para vender nuestras acciones. La transacción ya está acordada y sólo faltan las aprobaciones finales de las autoridades. También tenemos en venta unas forestaciones que nos quedan en Corrientes", explica el empresario que se jacta de presidir la compañía que tiene más dueños de la Argentina.

Entre el optimismo y el temor por la herencia

  • Noel tiene un moderado optimismo sobre las perspectivas económicas. "Soy optimista, pero es difícil hacer pronósticos, porque el nuevo gobierno recibe una situación muy complicada, con una distorsión tremenda de los precios relativos y poco poder político", asegura
  • A la hora de definir la herencia económica, Noel deja de lado las medias tintas. "Lo que hizo el gobierno K durante los últimos 12 años fue una masacre a la macroeconomía argentina. La destruyó", dispara
  • Pese a la herencia, el empresario descuenta la llegada de inversiones del exterior. "Hoy tenemos permanentemente visitas de fondos que están analizando el mercado argentino", completa el número uno de Comercial del Plata
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1860602-comercial-del-plata-hacia-donde-va-la-empresa-con-mayor-cantidad-de-duenos-de-la-argentina
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook