Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Los trabajadores de LAN siguen en conflicto para evitar el cepo a las paritarias

El caso testigo de una aerolínea PRO

Los vuelos internacionales de la empresa sufrieron cancelaciones por una medida de fuerza. Los trabajadores rechazan limitar el aumento de salarios a 27,5 por ciento. El Gobierno busca evitar que se reabran las discusiones salariales en Aerolíneas.

En el aeropuerto internacional volvieron ayer a registrarse cancelaciones y demoras en los vuelos del grupo de empresas LAN y TAM con motivo de un paro sorpresivo de técnicos y de personal aeronáutico por reclamo de negociaciones paritarias. Los empleados de las compañías de capitales chilenos y brasileños reclaman que no se les reconoce el Convenio Colectivo de Trabajo, según explicó el vocero de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), Marcelo Uhrich. Los gremios buscan pactar un aumento salarial anual para LAN, que debió haberse cerrado el mes pasado, según el convenio del sector, pero la empresa ofrece el mismo 27,4 por ciento que se otorgó a los empleados de Aerolíneas Argentinas. La medida recayó sobre los vuelos de ambas empresas a San Pablo, Santiago de Chile, Lima y Asunción, pero no afectó los viajes de cabotaje. El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y los sindicatos levantaron la medida de fuerza pasado el mediodía.

Los conflictos en el sector aeroportuario se convirtieron en una constante en enero. El primer tironeo tuvo lugar con la rescisión del contrato de código compartido entre Aerolíneas y Sol, lo que dejó en una situación vulnerable a unos 300 trabajadores de la firma rosarina. El gobierno de Mauricio Macri consideró que el convenio no era beneficioso y lo deshizo, con lo que la aerolínea de Grupo Trasatlántica cesó sus operaciones. Los trabajadores de Sol lograron una tregua hasta fin de este mes para que la empresa consiga un comprador. En medio de esto se suma el conflicto en la empresa tercerizada de Aerolíneas Argentinas Falcon, encargada del control de equipaje, donde trabajadores vienen denunciando el despido persecutorio y discriminatorio del referente sindical Diego Burkman.

Los planes de ajuste en Aerolíneas sumarán una fuente de conflicto tanto de manera directa como indirecta. El directorio de la línea de bandera se compone por varios ex directivos de LAN, lo que complicaría futuros incrementos salariales en Aerolíneas y Austral, ya que se usarían como ancla para el resto de las compañías aéreas. La empresa chilena es una de las que más CEO resignó para que fueran reclutados por el gobierno macrista. Daniel Maggi fue designado gerente de Recursos Humanos, el mismo cargo que durante siete años en LAN, y Diego Sanguinetti es el vicepresidente Aerolíneas, también proveniente de la empresa chilena.

En la mañana de ayer se llevó a cabo una nueva jornada de protesta por parte del personal de UPSA, integrante de la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), lo que afectó la operación de los vuelos internacionales de LAN en el marco general de las discusiones salariales de esta compañía. En el aeroparque Jorge Newbery hubo además una asamblea de trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) encuadrados en ATE, que reclama entre otros puntos la apertura de una mesa de diálogo con las nuevas autoridades designadas por decreto para el organismo.

El conflicto entre los gremios aeronáuticos agrupados en la FAPA y LAN Argentina viene desarrollándose desde diciembre último, fecha en que venció el plazo para la cancelación anual de las paritarias de dicho período. La extensión de las negociaciones fue porque la empresa pretendía que los gremios aeronáuticos acepten el mismo acuerdo que el que firmaron los trabajadores de Aerolíneas, de 27,5 por ciento, rubricado en septiembre pasado. Sin embargo, los trabajadores de la chilena LAN y la brasileña TAM, que finalizaron en agosto último un proceso de fusión que duró cinco años y derivó en la conformación de Latam Airlines Group, le reclaman al grupo un ajuste mayor debido al fuerte aumento de precios desde noviembre, cuando Alfonso Prat-Gay adelantó la devaluación.

Los pilotos del grupo habían realizado el 14 de enero un cese de actividades, sobre el cual intervino el Ministerio de Trabajo dictando la conciliación obligatoria. Desde entonces, las partes mantuvieron una sola reunión, donde la empresa subió su oferta 2 puntos, pero fue rechazado por la FAPA. Al paro de UPSA se sumó también el personal del gremio de la Asociación Personal Aeronáutico (APA). La cartera laboral volvió a dictar la conciliación obligatoria y se levantó la medida. Los sindicatos estiman que los ex colegas de Maggi y Sanguinetti en LAN, y del propio coordinador del gabinete económico, Gustavo Lopetegui –ex CEO de LAN–, intentarán que no se supere la pauta de septiembre, con el objetivo de evitar que ese reconocimiento fuerce a una reapertura de las paritarias en Aerolíneas, donde se mantiene el ajuste.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-291175-2016-01-27.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook