Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

El gobierno no dio detalles sobre por que realizo interrupciones programadas

La oscuridad en torno a los cortes

El 12 de febrero el pico fue de 25.380 MW, pero la semana pasada se ordenó cortar cuando estaba en torno a 24.000 MW. Dudas sobre por qué no se importó energía de Brasil el jueves.

El jueves pasado el Gobierno aplicó cortes programados en Capital y Gran Buenos Aires por primera vez desde 1989 y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, adelantó que seguirán esta semana. Las interrupciones en el servicio han sido recurrentes en los últimos años, pero siempre respondieron a fallas en la red de distribución o se aplicaron de manera preventiva cuando el alto consumo estaba poniendo en riesgo la red. La decisión novedosa de establecer un cronograma de cortes se debe a que, según informó el Gobierno, la energía total producida no alcanza para abastecer la demanda, situación que recién se registró en la última semana y que se suma a los problemas de distribución. El Gobierno había previsto dejar de suministrar unos 200 MW con los cortes programados del jueves, pero finalmente ese día Edesur y Edenor recortaron menos de 60 MW cada una. La energía necesaria para evitar esos cortes podría haber sido provista por los países limítrofes. De hecho, el martes previo Argentina había importado 785 MW de Brasil. Sin embargo, el día de los cortes programados no se importó ni un mega de ese país. Una posibilidad es que el socio del Mercosur no haya tenido energía disponible, pero fuentes del sector especularon con la posibilidad de que los cortes del jueves tal vez no habrían sido necesarios si el Gobierno hubiese gestionado la situación de manera diferente.

Aranguren responsabilizó al gobierno anterior por tener que aplicar cortes programados, pero no ofreció ningún detalle sobre cuáles fueron las causas que motivaron esa situación. Según datos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), la generación térmica limitada o indisponible fue superior a los 6000 MW la semana pasada por problemas técnicos o mantenimientos programados. El listado de centrales con inconvenientes incluye Costanera, Central Puerto, Timbúes, Dock Sud, Central Piedrabuena, Central Güemes y Central Termoandes, pero el ministro no explicó cuál es la situación en cada uno de esos casos y por qué la semana pasada fue necesario pedirle a las distribuidoras que corten cuando la demanda del Sistema Argentino de Interconexión estaba llegando a 24.000 MW, pese a que apenas unos días antes, el viernes 12 de febrero, se había registrado un record de consumo de 25.380 MW.

Central Costanera, por ejemplo, tiene varias máquinas fuera de servicio y lo atribuyó a camalotes que dificultaron las tareas de refrigeración de las turbinas. Sin embargo, algunas fuentes del sector que conversaron con este diario pusieron en duda esta explicación ya que afirman que la toma de agua es subterránea y los camalotes flotan. Por lo tanto, sostienen que puede haber otro tipo de roturas que no se están detallando o incluso una decisión empresaria de presionar a las nuevas autoridades para lograr una mejor condición de remuneración. Esta unidad de generación pertenece al holding italiano ENEL, que también posee la central térmica Dock Sud, la hidroeléctrica El Chocón y la distribuidora Edesur.

Más allá de las causas puntuales de la semana pasada, en el sector no ponen en discusión que el parque generador viene funcionando al límite. Por ese motivo existen convenios para importar energía de los países limítrofes. En los casos de Brasil y Uruguay, eso no supone un costo significativo porque se utiliza un sistema de compensación anual. Sin embargo, el jueves, día en que se le aplicaron cortes programados a casi 200 mil personas, no se importó nada desde Brasil y Aranguren tampoco explicó cuál fue el motivo por el que no se lo hizo.

Los cortes programados se sumaron a una situación ya de por si delicada por los numerosos cortes que se vienen produciendo por problemas en la red de distribución. Debido a la lluvia y la consecuente baja de la temperatura, el Gobierno suspendió el viernes los cortes que había anunciado. No obstante, según los datos que las empresas suministraron al ENRE ese día hubo 298.775 usuarios del Area Metropolitana de Buenos Aires que no tuvieron luz en algún momento, cifra equivalente a casi 1,2 millón de personas si se toma en cuenta el promedio de cuatro por hogar. Incluso podría llegar a especularse con una cifra todavía mayor porque las empresas a veces no son del todo precisas. Anoche el portal del ENRE informó que desde las 21 horas y hasta el cierre de esta edición no había ningún usuario de Edesur sin luz, pese a que muchos vecinos le seguían reclamando a la empresa por las redes sociales el restablecimiento del servicio.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-293013-2016-02-22.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook