Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Emisión de deuda para pagar intereses bloqueados por Griesa

Festival de bonos de Prat-Gay

Hacienda y Finanzas emitirá títulos públicos por un monto que permita cancelar casi 3000 millones de dólares de los intereses de los títulos recibidos por los acreedores que participaron del canje 2005 y 2010. No se tocan reservas del BCRA.

Cuando el gobierno de Mauricio Macri le pague al primer tramo de fondos buitre y el juez Thomas Griesa levante el bloqueo al mecanismo de pago de la deuda en el exterior, los acreedores genuinos afectados por esa decisión recibirán alrededor de 3000 millones de dólares. Desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas confirmaron a Página/12 que esos vencimientos de intereses adeudados no saldrán de las reservas del Banco Central sino que serán financiados con emisión de nueva deuda externa. De esa forma, pondrá fin al mecanismo de pago de deuda con reservas del BCRA implementado por el kirchnerismo a lo largo de los últimos cinco años. La decisión representa un quiebre respecto de la política de desdendeudamiento que permitió ganar grados de libertad en el diseño de la política económica y reducir la vulnerabilidad financiera del país.

La nueva colocación de títulos se sumará al endeudamiento por 15 mil millones de dólares previstos anteayer por el ministro Alfonso Prat-Gay para financiar el arreglo con los acreedores carroñeros. Por lo tanto, el piso para la emisión de nueva deuda externa durante 2016 ascenderá así a 18 mil millones. La abultada colocación en plazas internacionales (previsiblemente Londres y Nueva York) ya está siendo elaborada con un grupo de bancos europeos y estadounidenses que en muchos casos son los antiguos empleadores del nuevo equipo económico.

Para restar más presión sobre las reservas del BCRA que siguen cayendo, cuando se regularice el funcionamiento de la cadena de pagos en el exterior, el Palacio de Hacienda prevé refinanciar la mayor parte de las erogaciones de intereses y capital de este año en el mercado financiero internacional.

El retorno al mercado financiero será facilitado por los bajos niveles de deuda heredados: los pasivos en moneda extranjera con acreedores privados representan solamente el 12 por ciento del PIB, un registró reducido en términos históricos y en la comparación con el resto de los países emergentes. Concretar el regreso al mercado financiero internacional es una urgencia en el esquema macroeconómico planteado por el nuevo gobierno para evitar una mayor recesión ya que ni la sostenida devaluación ni el promocionado shock de expectativas generaron el ingreso de dólares previsto.

Recurrir al financiamiento externo para obtener divisas es una alternativa válida y necesaria. Hacerlo indiscriminadamente sin un marco regulatorio que oriente y administre esos flujos amplifica la vulnerabilidad del país y pone en riesgo al resentido mercado interno. Una iniciativa para autorizar la emisión de la nueva deuda externa será enviada al Congreso a partir de la próxima semana junto con los proyectos para implementar el pago a los buitres y derogar la ley Cerrojo y la ley de pago soberano.

Fue precisamente esa última legislación aprobada a fines de 2014 la que derivó los dólares correspondientes a los vencimientos que no podían transferirse al exterior por el bloqueo de Griesa una cuenta de Nación Fideicomisos a nombre de los acreedores afectados. El objetivo era demostrar voluntad de pago y evitar reclamos judiciales por el “default forzado por Griesa”.

Los casi 3000 millones de dólares permanecían así computados como reservas del BCRA mientras se intentaba instrumentar una alternativa de pago eludiendo el bloqueo. El equipo de Axel Kicillof no lo comunicó en su momento pero alrededor del 2 por ciento de los tenedores de bonos con legislación extranjera –Londres y Nueva York– que cobraban fuera del país pasaron a recibir sus pagos en Buenos Aires. La gran mayoría no cobró pero tampoco inició acciones legales.

Ahora, en lugar de concretar la transferencia de los fondos acumulados desde mediados de 2014, esos pagos se financiarán con una nueva colocación de deuda externa. Al alivio a las declinantes reservas del BCRA (o la terminación de la política de desendeudamiento) se le sumará el refinanciamiento la mayor parte de los vencimientos de capital e intereses del año que fue confirmado a este diario por colaboradores cercanos del ministro Prat-Gay.

En ese segundo caso de acceso al mercado, el aumento (o disminución) del stock de deuda externa será marginal. Dependerá de las tasas de interés y precios involucrados en cada operación de refinanciamiento (o “rollover” en la jerga financiera). De acuerdo a los datos del Presupuesto 2016, las obligaciones en moneda extranjera con acreedores privados y organismo multilaterales ascienden a 6525 millones de dólares. Los principales vencimientos están asociados con el pago de una cuota del arreglo con el Club de París (mayo) y los intereses del Discount de junio y diciembre.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-293122-2016-02-24.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook