Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.95
Venta: $16.35
Compra: $15.75
Venta: $16.15
Compra: $16.80
Venta: $17.77
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.63
​Venta: $5.24
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.06 
Venta: $20.55
Compra: $20.0835
Venta: $20.2581

La salida de Bevacqua abre el debate por los bonos ajustados por CER

El desplazamiento de Graciela Bevacqua de la dirección estadística del Indec abre el debate no sólo sobre la medición de la inflación verdadera y los tiempos para sanear el organismo, sino también por el impacto que tiene en el sistema financiero.

El reemplazo de Bevacqua por Fernando Cerro abre el interrogante sobre lo que ocurrirá con el valor del Coeficiente de Estabilización de Referencia(CER), utilizado para ajustar los intereses de los bonos y de los créditos hipotecarios.

El CER fue creado en el 2002 con el objetivo de indexar el valor de los activos financieros nominados en pesos a la evolución de los precios. Cuando el gobierno kirchnerista comenzó a manipular el IPC en el 2007, automáticamente “contagió” el CER y perjudicó a los tenedores de bonos, que vieron actualizar los títulos por una inflación menor a la real. De hecho, la disparada en el pago de intereses que hubiera implicado reconocer una inflación superior al 20% fue uno de los argumentos de Guillermo Moreno para impulsar la intervención del Indec.

Al asumir como jefe del organismo, Jorge Todesca discontinuó la publicación del IPC, por lo que Prat Gay resolvió que se tomaría como referencia el indicador de la inflación que elabora el gobierno porteño, más baja que la de San Luis, la otra provincia que mantiene una medición propia. De esta manera, se exponía a posibles juicios de acreedores que pudieran considerar que habían sido perjudicados.

Sin embargo, el apuro del gobierno por tener en dos meses una medición propia de la inflación también se origina por el hecho de que se espera que la inflación en la Capital sea más alta que en el resto del país, ya que es donde se concentrarán los ajustes en las tarifas de servicios públicos. Por ejemplo, el IPC de la Ciudad de enero dio 4,1% frente al 3,6% medido por la oposición.

Lo cierto es que cuánto más alta sea la inflación, más intereses tendrá que afrontar el gobierno por los títulos ajustados por CER, lo que podría agudizar aún más el agujero fiscal que Prat Gay se comprometió a reducir.

La expectativa por un cambio en los indicadores oficiales de inflación provocaron un rally de los bonos que ajustan por CER durante el año pasado, como el Discount, el Par, el Bogar 2018 y el PR13. Durante 2015, su cotización llegó a trepar un 130% y hasta un 100% tomando como referencia el tipo de cambio del “contado con liquidación”.

Mientras tanto, los inversores siguen demandando estos bonos mientras se siga utilizando el IPC porteño. En lo que va del 2016 el Parp subió 5,4%(5,2% sólo en febrero), el PR13 4,1% y el DICP 3,3%.

Fuente: http://www.diariobae.com/notas/112330-la-salida-de-bevacqua-abre-el-debate-por-los-bonos-ajustados-por-cer.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook