Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

EDENOR y EDESUR deberían acreditarlos en la próxima factura

Resarcimientos por los cortes

El ente de control del servicio eléctrico dispuso que las distribuidoras del área metropolitana de Buenos Aires deberán resarcir a los usuarios que sufrieron interrupciones en el verano. Los montos van de 600 a 1065 pesos.


Las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur deberán resarcir a los usuarios residenciales afectados por las interrupciones en el suministro entre el 12 y el 18 de febrero y hasta el momento de su reposición total. La medida fue dispuesta por una resolución del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) publicada ayer en el Boletín Oficial. En la semana previa al inicio de los cortes programados dispuestos por el Ministerio de Energía para esa época del año, se registraron interrupciones del servicio en numerosos barrios debido a los habituales problemas en la red de distribución. Los cortes llegaron a extenderse en algunos lugares por más de diez días. Para las interrupciones superiores a doce horas corridas y hasta las 24 horas corridas inclusive, el resarcimiento será de 600 pesos, mientras que cuando hubiesen superado las 24 horas y hasta 48 el monto base a reconocer será de 931 pesos y para los cortes superiores a 48 horas será de 1065. Los resarcimientos se acreditarán con la próxima factura de electricidad.

En la semana comprendida entre las fechas citadas se registraron más de un millón de usuarios con interrupciones en el suministro eléctrico. La situación terminó de coronarse con la decisión oficial de aplicar cortes programados a partir del jueves 18 de febrero por un supuesto déficit de generación, algo que no ocurría desde 1989. El titular de la cartera de Energía, Juan José Aranguren, responsabilizó al gobierno anterior por la precariedad del sistema eléctrico pero disculpó a las distribuidoras al afirmar que tuvieron las tarifas congeladas durante 12 años. Esto le valió la oportunidad de justificar un aumento sobre el servicio que llegó al 700 por ciento.

De esta manera, a los cortes de luz por problemas en la red de distribución se sumaron los programados, los cuales sólo tuvieron un día de vida porque la baja en las temperaturas –producto de las lluvias al viernes siguiente– permitieron suspender el cronograma. Algunos usuarios, que llevaban para ese momento hasta cinco días sin suministro, creyeron que la puesta en marcha de cortes programados rotativos iba a significar para ellos el restablecimiento del servicio eléctrico. Esto no fue así y dejó en claro que el problema es principalmente de distribución. El grueso de los cortes se debió a la rotura de un transformador o de un cable de distribución. La aplicación del esquema de cortes programados sólo se justifica cuando la energía total producida no alcanza para abastecer la demanda global.

El ENRE detalló en la resolución que el resarcimiento no comprende los daños producidos a las instalaciones y artefactos de propiedad del usuario, cuyo reconocimiento cuenta con un procedimiento específico. El monto del resarcimiento deberá ser acreditado en la próxima factura a emitirse a partir del plazo de 20 días hábiles administrativos de la notificación. En caso de que dicho crédito superase el valor final correspondiente a la próxima factura, el saldo restante deberá necesariamente ser acreditado en las subsiguientes facturas hasta la concurrencia de los créditos y débitos a ser compensados. “Lo dispuesto en este acto, de ningún modo obstará a los reclamos que, por cualquier otro concepto, los usuarios estimen conducente realizar en virtud de los daños y perjuicios eventualmente sufridos”, detalla en uno de los artículos de la resolución.

Las quejas de los usuarios, junto a la falta total del suministro, fueron también por la mala respuesta de las empresas. Luego de interrumpido el suministro, las distribuidoras no informaban el problema ni el tiempo que iba a demandar la restitución del servicio. La única contestación era que el inconveniente continuaba pendiente y que se estaba trabajando en el tema. Según los datos que las empresas suministraron al ENRE, los cortes alcanzaron –sin contar los programados– a casi 300 mil usuarios del Area Metropolitana, equivalente a casi 1,2 millón de personas si se toma en cuenta el promedio de cuatro por hogar.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-295657-2016-03-29.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook