Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

El gobierno nacional hizo una nueva transferencia a Jujuy, por 260 millones de pesos

Para Morales, no hay dos sin tres

Desde que Macri es presidente, la provincia del Norte obtuvo tres adelantos financieros, hasta totalizar 1260 millones de pesos. La ayuda de la Nación se concentra en distritos aliados de Cambiemos o que lo apoyan en el Congreso con el tema de los fondos buitre.


La provincia de Jujuy recibió ayer 260 millones de pesos del gobierno nacional. La transferencia representa el tercer adelanto financiero que recibe el gobernador Gerardo Morales desde que Mauricio Macri asumió la presidencia. Los recursos enviados a ese distrito a lo largo del primer trimestre suman 1260 millones de pesos. Se trata de anticipos a cuenta de los recursos de impuestos coparticipables correspondientes a la provincia. Los adelantos financieros son una herramienta discrecional del Estado nacional que le permitieron al Gobierno aliviar las cargas presupuestarias de nueve provincias. La mayoría de las jurisdicciones beneficiadas son territorios gobernados por Cambiemos y sus aliados o que lo apoyan en el Congreso para aprobar el acuerdo con los fondos buitre.

La magnitud de los fondos recibidos en lo que va del año por la provincia conducida por Morales solamente es superada por Buenos Aires. Desde que desembarcó María Eugenia Vidal en la gobernación obtuvo 3500 millones de pesos en enero. Detrás de Jujuy se ubican Mendoza (1000 millones de pesos), Neuquén (1000), Córdoba (800), Santa Fe (600) y Chubut (250). Aunque apretadas, las finanzas provinciales jujeñas no exhiben una situación financiera más acuciante que la del resto de las jurisdicciones que, frente a sus dificultades, recibieron respuestas negativas o evasivas para sus pedidos de adelantos como Santa Cruz. Las últimas dos provincias en recibir adelantos fueron Entre Ríos (300) y Catamarca (200). Esas provincias gobernadas por mandatarios peronistas recibieron los fondos en medio de la negociación política del gobierno para derogar el marco normativo que impide pagarles a los fondos buitre y habilitar la operación de endeudamiento externo que financiará el acuerdo.

Si bien no fue el mismo mecanismo, la ciudad de Buenos Aires también fue beneficiada por la discrecionalidad del gobierno nacional. En enero, Macri dispuso por decreto un incremento en los fondos coparticipables que recibe su reemplazante, Horacio Rodríguez Larreta. El aumento de 1,4 a 3,7 por ciento de la coparticipación para la Ciudad representó una inyección adicional de 17 mil millones de pesos al año. Según argumentó entonces el Gobierno y las autoridades porteñas, los fondos se destinarían al financiamiento del traspaso de la Policía Federal al ámbito metropolitano.

El decreto 504 publicado ayer en el Boletín Oficial afirma que Jujuy “se ve impedida, en forma transitoria, de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas”. La fórmula utilizada es la misma que desplegó el Gobierno para argumentar el resto de los adelantos otorgados a otras provincias. Después de las dos transferencias de 500 millones cada una realizadas en enero y febrero, la cartera a cargo de Alfonso Prat-Gay volvió a considerar que “resulta necesario procurar soluciones inmediatas a las dificultades financieras transitorias por las que atraviesa la provincia”.

De acuerdo con los considerandos del decreto, “los anticipos deberán ser reintegrados dentro del mes de su otorgamiento, mediante la retención del producido de los mismos impuestos coparticipados”. La decisión de la Casa Rosada agrega que el adelanto se produce a requerimiento de la provincia y que su devolución “operará dentro del presente ejercicio fiscal, con el fin de cubrir dificultades financieras transitorias”.

Las transferencias están a cargo del Palacio de Hacienda pero las negociaciones con los mandatarios provinciales son encabezadas por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. Los adelantos financieros habilitados a Jujuy, Buenos Aires o Mendoza se dan en paralelo con las negociaciones entre la Casa Rosada y las provincias para implementar la devolución del 15 por ciento de la masa de impuestos coparticipables que lleva adelante Frigerio.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-295658-2016-03-29.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook