Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

El senado aprobó la derogación de las leyes cerrojo y de pago soberano para pagarles a los holdouts

Los buitres ya tienen la ley que esperaban

El Senado completó el trámite parlamentario que había exigido el juez Griesa para efectivizar el acuerdo del Gobierno con los fondos carroñeros. Hubo 54 votos a favor del oficialismo y aliados, incluidos 23 del FpV, y 16 en contra.

El oficialismo obtuvo anoche en el Senado la media sanción que restaba para convertir en ley su proyecto para el pago a los fondos buitre. Es el primer triunfo parlamentario de Cambiemos, que será recordado como el inicio de un proceso de endeudamiento para el país y de la emisión de bonos más grande para una economía en desarrollo de los últimos veinte años, que tendrá como destino pagarle a los carroñeros. El proyecto, aprobado con 54 votos a favor y 16 en contra, contempla el pago en efectivo a los fondos demandantes y a otros holdouts con una emisión de 12.500 millones de dólares en títulos públicos. La votación contó con el apoyo de los tres partidos que integran la alianza oficialista (PRO, UCR y Coalición Cívica), sus aliados del massismo, el Peronismo Federal, el GEN, partidos provinciales, el espacio UNA y de poco más de la mitad de los senadores que integran el Frente para la Victoria. En la vereda de enfrente quedaron los senadores más duros del FpV y el único legislador de Proyecto Sur Fernando “Pino” Solanas, quien se declaró en contra pero se ausentó al momento de votar.

El debate parlamentario comenzó pasadas las 10 con asistencia casi perfecta de los senadores y se extendió hasta pasada la medianoche con la votación. La única ausente fue Magdalena Odarda de la Coalición Cívica, debido a un problema de salud. Las exposiciones se fueron sucediendo sin cruces entre los presentes. Cada uno dio su visión sobre el acuerdo con los buitres y la justificación, en la mayoría de los casos, de un voto positivo pese a manifestar serias críticas al proyecto. En este aspecto, la jugada del oficialismo de incluir en el debate de comisión a los gobernadores fue clave para obtener el apoyo de muchos senadores que terminaron evidenciando una clara fractura dentro del bloque del Frente para la Victoria.

Las diferencias internas tuvieron sus pases de factura en las exposiciones de aquellos legisladores kirchneristas que se mantuvieron firmes en el rechazo al proyecto del oficialismo. “No tengo la habilidad del contorsionismo intelectual de algunos compañeros de bloque para defender un acuerdo con Paul Singer”, disparó la senadora chaqueña del FpV María Pilatti Vergara. La alianza Cambiemos obtuvo quórum a partir del acompañamiento del Frente para la Victoria-PJ, que cuenta con 43 de los 72 integrantes de la Cámara alta.

El proyecto ratifica los acuerdos que alcanzó el gobierno de Mauricio Macri con los fondos buitre, que contempla el pago en efectivo a estos grupos carroñeros antes del 14 de abril, para lo cual se emitirá deuda por 12.500 millones de dólares a cinco, diez y treinta años. Además se derogan las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, una condición impuesta por los buitres y por el juez Thomas Griesa. Se prorroga también la cesión de jurisdicción para dirimir futuros litigios a los tribunales neoyorquinos y se da carácter de permanente a la Comisión Bicameral de Seguimiento del Pago de Deuda.

El debate

La mayoría del bloque que conduce Miguel Pichetto votó con el oficialismo –23 a favor y 16 en contra–, por pedido de sus respectivos gobernadores. “Nuestro bloque va a votar en un ejercicio de libertad democrática”, dijo Pichetto. Votaron por la afirmativa los senadores de las provincias de Salta, Catamarca, Tierra del Fuego, Río Negro, Entre Ríos, Misiones, Tucumán, Corrientes y sus aliados de Santiago del Estero y La Pampa. Se sumaron el peronismo disidente, el GEN, el Movimiento Popular Neuquino y el bloque UNA. El rechazo provino de cuatro senadoras de La Cámpora y representantes por Buenos Aires, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Chaco y La Rioja. Estos últimos dos lo hicieron incluso pese a la solicitud de sus gobernadoras (ver aparte). También estuvo en contra Fernando Solanas (Proyecto Sur), quien al momento de la votación no estuvo presente porque viajaba al exterior.

El rechazo de la iniciativa por parte del kirchnerismo más duro estuvo encabezado por Juan Manuel Abal Medina. El senador por Buenos Aires explicó que, como conclusión de los debates en comisión, quedan grandes cuestiones sin resolver. “Por un lado, todos estamos de acuerdo en que hay que cerrar este capítulo y terminar con el default que nos encontramos, pero los acuerdos no dan seguridad jurídica y queda latente la posibilidad de que se inicie un nuevo ciclo de endeudamiento”, advirtió. El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo apuntó contra las desprolijidades de algunos de los acuerdos alcanzados y de las inequidades entre lo que se le reconoce al fondo de Paul Singer y al resto de los holdouts.

En la misma posición se manifestó la mendocina de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, quien criticó “la urgencia y la extorsión para que se apruebe el proyecto a la que sometió el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, diciendo es esto o el ajuste”. “El ajuste ya comenzó el 10 de diciembre. No queremos que se pague bajo el costo de la miseria, el hambre y los derechos de los argentinos”, agregó la senadora. Sostuvo que el argumento de que la operación con los fondos carroñeros permitirá una baja en las tasas de interés es una falacia y remarcó que el endeudamiento requerido para cumplir con esos pactos implicará una erogación de mil millones de dólares anuales en intereses. El cálculo surge de la tasa de 8 por ciento sobre un monto de 12.500 millones de dólares. “Además, esos 12.500 no van a entrar a la Argentina, van a ir derechito a los fondos buitre”, agregó.

El catamarqueño Dalmacio Mera (FpV) defendió el desendeudamiento que llevó a cabo Néstor Kirchner y Cristina Fernández, pero consideró que “hay una discusión de la administración de la oportunidad y la conveniencia de ese pago”. Con estas palabras, el ex vicegobernador de Catamarca justificó su voto a favor de la propuesta. También votaron a favor los senadores Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, de Compromiso Federal, aunque habían presentado un proyecto de minoría para que toda emisión de deuda pase por el Congreso, se devuelvan al ámbito parlamentario las facultades delegadas al Ejecutivo en materia de deuda y se ponga una fecha tope para la cesión de jurisdicción de las nuevas emisiones de deuda. El proyecto no se trató ayer en el Senado.

La senadora Norma Durango, del FpV La Pampa, fue quien dejó bien en claro la posición de varios legisladores. “Fueron los gobernadores los que nos permitieron informarnos para hacer un análisis profundo. Más que lograr consensos estamos coordinando disensos. No estoy ni conforme ni tranquila y se podría haber negociado mejor, pero voy a votar a favor”, sostuvo Durango. Fueron varios los integrantes de la Cámara alta que reconocieron que votaban en consonancia con el pedido de sus gobernadores, ante la promesa del oficialismo de abrir el canal de endeudamiento –para el cual requieren de autorización de Nación– para obras y para financiar sus déficit. Pino Solanas, en cambio, alertó sobre una vuelta a la cultura de la deuda. “Nadie ha dicho cómo se va a pagar y cómo se va a devolver”, sumó el senador.

Pedro Braillard Poccard, senador correntino por Cambiemos, sostuvo que “se puede tener firmeza en la votación por más que se tengan dudas”. Sostuvo que el riesgo de demandas de los bonistas que ingresaron al canje no es peor que la situación actual. “Lo que debemos hacer es tomar todas las precauciones posibles”, sostuvo el legislador de Cambiemos, aunque no explicó cómo hacerlo cuando la propia ley no las contempla. El senador radical Julio Cobos fue más allá y habló de “un punto de inflexión en nuestra economía”. El legislador mendocino encabezó la defensa del acuerdo con los buitres, que, según él, permitirá al país recuperar el acceso al crédito internacional. “Estamos actuando bien. ¿Se podría haber logrado un mejor acuerdo? Tal vez sí, tal vez no”, agregó Cobos, pero sostuvo que es muy difícil conseguir algo mejor. El resto de los que senadores que acompañaron la propuesta en general y particular, lo hicieron bajo la consigna de volver a los mercados, una política que en los noventa llevó al país a un ciclo de endeudamiento que culminó con la última crisis económico-social en 2001.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-295869-2016-03-31.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook