Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Los precios de commodities indican que el mercado tocó fondo

Cuando se conoció la noticia de que los stocks de crudo se encontraban en su nivel más alto desde la Gran Depresión, quienes esperaban otra avalancha de ordenes de venta tuvieron una gran sorpresa.

Después de un momentario temblor, los precios del petróleo empezaron a subir. Los inversores –que están cada vez dispuestos a apostar a que el derrumbe del crudo, que lleva 20 meses, han llegado a su fin– ignoraron el informe semanal del Departamento de Energía.

Si los inversores intuyen bien, podría ser un punto de inflexión de una caída viciosa que ha destruido los presupuestos de los países productores, cambiado las políticas de los bancos centrales y avivado los temores a una espiral deflacionaria.

Si bien el mercado petrolero sigue agobiado por el exceso de oferta, por primera vez en casi un año grandes comercializadoras están listas para mirar más allá de la sobreabundancia que en abril colocó los precios por debajo de u$s 30 barril.

"Cuando el precio del petróleo retrocedió a menos de u$s 30 el barril, se empezó a sentir que el mercado había ido demasiado lejos", contó Jonathan Whitehead, director global de commodities en Société Générale de Londres. Los valores tan bajos amenazaban con convertir en inviable gran parte de la producción futura de petróleo.

Desde que tocó el piso de u$s 27 el barril en enero, el crudo Brent –la referencia internacional–, se recuperó y ayer superó los u$s 40 el barril. Sin embargo, sigue muy por debajo del nivel de u$s 100 que mantuvo durante la mayor parte del período de 2010 hasta 2014.

Las acciones de las grandes petroleras BP, ExxonMobil, Royal Dutch Shell y Chevron subieron entre 10% y 30% desde fines de enero.

En parte, la razón de la naciente recuperación del petróleo es Arabia Saudita –el mayor exportador del mundo–, que se puede decir que hizo suficiente para convencer al mercado de que le preocupa la duración y profundidad de la caída del precio y que actuará.

Si bien se aferra a su política de no reducir la producción, el reino aceptó la idea de congelar la producción junto a otros grandes productores como Rusia. Hasta 15 países se reunirían en Rusia a fines de marzo.

De la misma manera, la industria norteamericana del shale que tanto colaboró en la superabundancia de crudo, finalmente está mostrando verdaderas señales de desaceleración. La producción de petróleo estadounidense saltó de 5,4 millones de b/d en abril de 2010 a 9,7 millones en abril 2015, según la Administración de Información Energética norteamericana, pero en diciembre registró la primera caída interanual significativa en casi ocho años.

"El ritmo de la caída en la industria de petróleo y gas norteamericana se aceleró en 2016", dijo Paul Horsnell, analista de commodities en Standard Chartered. "La producción norteamericana está bajando y lista para seguir cayendo durante un período largo."

Los precios más constantes también ayudaron a detener la venta de commodities porque existe una vinculación entre los índices de materias primas dominados por el petróleo y los fondos de inversión cotizantes.

El mineral de hierro rebotó 20% este año a más de u$s 50 la tonelada, lo que tomó desprevenido a muchos analistas y hasta productores.

Los metales industriales como cobre, zinc y aluminio subieron a sus niveles más altos desde el otoño boreal, lo que provocó una fuerte recuperación de los stocks mineros. Anglo American y Glencore, las acciones que peor desempeño tuvieron el año pasado en el FTSE 100, subieron 86% y 66% respectivamente en lo que va de 2016.

Los anuncios de China –el mayor consumidor de commodities del mundo– de que seguirá sosteniendo el crecimiento económico, ayudaron a sostener los precios. Los recortes de oferta también tensaron algunos mercados como el zinc.

Si bien los precios de las materias primas se han estabilizado, los analistas sostienen que los inversores deberían ser cautelosos en cuanto a la posibilidad de un rebote significativo.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, en un panorama publicado recientemente, pronostica precios más bajos para el trigo, maíz, soja y algodón este año, citando como motivos los altos stocks y las mayores exportaciones desde Brasil y Ucrania.

Muchas petroleras, en particular, se vieron sacudidas por el derrumbe, y probablemente respondan a cualquier repunte de los precios asegurándose, en el momento que ellos creen que los valores están lo suficientemente elevados, de cubrir los costos operativos y el servicio de su deuda. "Si el precio se recupera en más de unos pocos dólares, vamos a ver a los productores de shale norteamericano cubriéndose con gran rapidez", dijo Whitehead.

Para que haya una recuperación sostenida en los precios de las materias primas, sostienen los analistas, debe haber un repunte del crecimiento económico y de la demanda global, particularmente en China.

"¿Hemos tocado fondo? Creo que sí", pero "mucho depende de China. Todos tenemos que esperar y ver qué pasa", aseguró Glasenberg.

Fuente: http://www.cronista.com/financialtimes/Los-precios-de-commodities-indican-que-el-mercado-toco-fondo-20160308-0047.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook