Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

El ex presidente del banco central, acusado por la operatoria con el dolar futuro

Vanoli se defendió de los devaluadores

El ex funcionario está acusado en la misma causa que Cristina Fernández y Axel Kicillof. En su escrito ante el juzgado de Bonadio, Vanoli señaló que el quebranto que sufrió el Central por la devaluación es responsabilidad de quienes la instrumentaron.

El ex presidente del Banco Central Alejandro Vanoli presentó ayer un escrito ante el juez Claudio Bonadio en los tribunales de Comodoro Py, por la causa de la venta de dólar a futuro. El funcionario está acusado de generar con esta operatoria un perjuicio económico al organismo y de beneficiar a empresarios con la compra de este instrumento. El escrito fue recibido por la secretaria del juzgado, quien le leyó la acusación. Se especulaba con que se lo acusara de organizador de una asociación ilícita, pero finalmente quedó indicado en la causa como partícipe necesario, una calificación de menor gravedad. Vanoli explicó en su defensa que se trata de un mecanismo mundialmente extendido a todos los bancos centrales y que el objetivo de su utilización por parte del organismo monetario es “enviar señales claras y contundentes de que no se planeaba convalidar las expectativas de devaluación a los efectos de promover la estabilidad cambiaria”. El argumento que sostiene Vanoli, así como el ex ministro de Economía Axel Kicillof –también imputado en la causa junto a la ex presidenta Cristina Fernández– es que el costo derivado de los contratos a futuro no es producto de la operación sino de la devaluación abrupta que aplicó el equipo económico de Mauricio Macri en diciembre último.

La causa por la operatoria con futuros se inició a partir de una denuncia formulada por los diputados Federico Pinedo (PRO) y el radical Mario Negri, ambos integrantes de Cambiemos. Los legisladores cuestionan que el organismo haya ofrecido cobertura sobre el tipo de cambio con contratos a futuro a un valor promedio de 10,65 pesos para los vencimientos de los primeros meses de 2016, mientras que en el mercado ilegal paralelo y en la operatoria en Wall Street la divisa se negociaba a 14 y 15 pesos. El caso recayó en el juzgado de Bonadio, quien consideró que la operatoria con futuros excedía la capacidad de decisión de sus directivos, por lo cual amplió la investigación al ministro de Economía y a la ex presidenta. Hoy deberá presentarse el ex secretario de Finanzas Pablo López, mientras que el próximo martes será el turno de Kicillof y un día después, el de Cristina Fernández. De todos modos, el lunes próximo la Cámara de Apelaciones deberá responder al pedido de recusación de Bonadio que elevaron los abogados de Pedro biscay, director del Central, por arbitrariedades en el expediente.

Vanoli se presentó a la indagatoria a través de un escrito que presentó en persona en los tribunales de Comodoro Py. “El BCRA operó con contratos de dólar futuro para enviar señales claras y contundentes de que no planeaba convalidar las expectativas de devaluación a los efectos de promover la estabilidad cambiaria y en línea con el mandato múltiple de la Carta Orgánica”, justificó el funcionario. “Se buscó evitar una devaluación ya que ésta hubiera generado un nivel mayor de inflación deteriorando el salario real de los trabajadores y el bienestar de la población tal como se evidenció claramente luego del 17 de diciembre de 2015”, agregó Vanoli. Tal como viene manifestando desde que se inició la causa, las operaciones se concretaron “a precio de mercado y se actuó conforme a las previsiones fijadas en la Ley de Presupuesto Nacional aprobada por el Congreso”. En el Presupuesto para 2016, aprobado por el Congreso, se había definido una pauta de ajuste del tipo de cambio inferior a la que aplicó el macrismo en diciembre pasado y llevó la cotización oficial a ubicarse en los 15 pesos para la venta. La estimación en el Presupuesto era un dólar apenas encima de 10 pesos. “Ambos candidatos señalaron en campaña que no estaba dentro de sus planes llevar adelante una mega devaluación”, justificó el ex titular del BC en referencia a las propuestas de Macri y del oficialista Daniel Scioli.

El ex banquero central remarcó que los saldos en futuros –la diferencia entre la cotización pactada el y valor al momento del vencimiento– se pagan en pesos. Es por eso que descartó que haya un impacto negativo en reservas por este tipo de operatoria. También rechazó que se haya podido utilizar otros precios como referencia para la operatoria en futuros. “Es erróneo considerar que existían otros parámetros para determinar el precio, como el mercado de Nueva York, el dólar Bolsa o el contado con liquidación, porque son mercados diferentes”, detalló. El tipo de cambio de paridad fue siempre igual o mayor que el valor teórico del tipo de cambio más la tasa de interés Badlar (depósitos mayoristas) al período de cierre de los contratos. “Convalidar una tasa de interés mayor en el mercado de futuros hubiese significado atentar contra la recuperación de la actividad económica”, agregó. “La gestión del Directorio que presidí celebró contratos a futuro hasta junio de 2016 a valores mayores a la proyección del Presupuesto y se mantuvo en línea con tasas de interés acordes a la política monetaria consistente con los objetivos de estabilidad, crecimiento del empleo e inclusión social”, se excusó el ex titular del organismo monetario.

En referencia a los compradores de contratos de dólar futuro, negó que se haya beneficiado a algún “individuo o grupo económico en particular”. “El Rofex opera contra el mercado a través de lo que se conoce como pantalla ciega, por lo que el BCRA no tiene manera de conocer quién está comprando, ni tampoco de elegir a quién vendérselos”, explicó. El MAE (el otro mercado de futuros) tampoco permite la selección particular de los compradores ya que se rige por un sistema que prioriza por precio y tiempo a los compradores automáticamente. “Cabe señalar que no hubo operaciones de futuros desde que Mauricio Macri triunfó en segunda vuelta electoral al 10 de diciembre de 2015”, afirmó y reiteró que cualquier pérdida en pesos en concepto de futuros se concreta y materializa tras la mega devaluación del macrismo.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-296453-2016-04-08.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook