Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

El presidente se reunió con grandes empresarios y les pidió que apuesten por la "nueva etapa"

Macri buscó conmoverlos para que inviertan

“Creo que es hoy, es aquí y es ahora el momento de poner todo lo que tenemos, porque tenemos hijos, porque tenemos nietos”, les dijo Macri a los empresarios. “La manera que tienen ustedes de luchar es invirtiendo, esa es la capacidad que Dios les dio”, agregó.


El presidente Mauricio Macri recibió ayer a un grupo de grandes empresarios en su residencia de Olivos para tratar de convencerlos sobre la necesidad de que incrementen las inversiones en la supuesta “nueva etapa” que se abre a partir del pago a los fondos buitre. El mandatario ya había remarcado el inicio de una nueva etapa cuando asumió la presidencia, volvió a hacerlo cuando anunció el fin del “cepo”, lo reiteró en el Foro de Davos e insistió con esa idea cuando abrió el período de sesiones ordinarias en el Congreso, pero como las inversiones se hacen desear ayer marcó un nuevo punto de largada con un discurso de apenas trece minutos en el apeló varias veces a la emotividad para intentar conmover a los hombres de negocios. “Creo que es hoy, es aquí y es ahora el momento de poner todo lo que tenemos, porque tenemos hijos, porque tenemos nietos”, aseguró ante una platea selecta en la que sobresalieron Gabriel Martino (HSBC), Eduardo Elsztain (IRSA), Cristiano Rattazzi (Fiat), Paolo Rocca (Techint), Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy), Marcelo Mindlin (Pampa Energía) y Luis Miguel Etchevehere (Sociedad Rural), entre otros.

El presidente, quien estuvo acompañado por casi todo su gabinete, insistió desde el comienzo de su intervención con que este es un momento ideal para invertir en el país, aunque los principales indicadores muestren una caída de la economía. “Argentina vuelve al mundo, se presenta con reglas creíbles y confiables y tiene a un gobierno facilitador que busca acompañar a todos aquellos que quieran generar trabajo en nuestro país”, aseguró. Su foco estuvo puesto en un futuro que vislumbra como promisorio, luego de haber tomado una serie de medidas a las que calificó como dolorosas, aunque no las identificó. “Tomamos muchas decisiones, algunas muy dolorosas, porque ya había mucha gente que la venía pasando mal”, agregó sin puntualizar en esas medidas, entre las que sobresalen la aceleración de la inflación a partir de la devaluación del peso, la suba en las tarifas de luz, gas, agua, teléfono y transporte público y los miles de despidos en el sector público. Macri insistió en que esas medidas eran necesarias porque había que “sincerar la economía y generar las herramientas para volver a crecer”, pero aclaró que se buscó atenuar el impacto social con una serie de ayudas para los beneficiarios de la asignación universal y los jubilados que cobran la mínima.

Luego de reconocer que la situación económica es difícil, el presidente dijo que “vamos bien”, citando parcialmente la histórica frase del ex presidente Carlos Menem, quien al comienzo de su gestión solía repetir que “estamos mal, pero vamos bien”. Macri recuperó ayer esa idea fuerza al afirmar que ya ha empezado a notar cambios positivos, aunque dijo que nota más entusiasmo afuera del país que adentro. “Valoramos la energía positiva que hay en el mundo y que también encuentro en la Argentina, pero lamentablemente también encuentro dudas. Hoy acá hay gente que ya puso primera y otra que todavía está pensando, está dudando, pero este es nuestro país, es el lugar donde vivimos, es el lugar que amamos, es el lugar por el que queremos luchar y la manera que tienen ustedes de luchar es invirtiendo, esa es la capacidad que Dios les dio”, sostuvo a modo de arenga frente a los empresarios que lo miraban en silencio. Luego el presidente puso como ejemplo una inversión de 500 millones de dólares que realizará FIAT para producir un auto en su planta de Córdoba, desembolso que la multinacional decidió el año pasado, pero confirmó oficialmente hace dos semanas. También recordó los desembolsos ya anunciados por Toyota, Bridgestone, Coto y Dow.

El presidente insistió con que este es el momento para invertir e incluso se mostró dispuesto a generar una mesa de diálogo para que empresarios y sindicalistas consensúen políticas. “Este gobierno quiere ayudarlos a sentarlos en una mesa con los líderes sindicales. Ellos también se quieren sentar alrededor de una mesa y decir `bueno, qué tenemos que hacer de nuestra parte para que haya más trabajo en la Argentina, en qué tenemos que mejorar nuestros convenios`”, sostuvo Macri en nombre de los gremios.

El mandatario también aprovechó para formularles otros dos pedidos a los empresarios para este período que calificó como transición: “Lo primero es el cuidado de los empleos que tenemos hoy. Nos está afectando la crisis en Brasil, pero Brasil se va a recuperar muy rápido. Entonces, tenemos que cuidar ese recurso humano. Les pido que hagamos el máximo esfuerzo para cuidar a cada uno de nuestros empleados”, remarcó. Luego les reclamó que pongan un freno a las remarcaciones de precios, aunque para evitar enojos reconoció que la culpa principal es del gobierno. “Reconocemos que la inflación es responsabilidad primaria del gobierno y para ello estamos trabajando, hemos reducido la emisión monetaria y los resultados se van a dar en el segundo semestre cuando vamos a bajar drásticamente la inflación, pero mientras tanto les pido que sean responsables con los precios”. Por último, apeló a la infaltable metáfora futbolística que arrastra desde su pasado como presidente de Boca Juniors: “No puedo parar de atender a la cantidad de gente que viene del mundo y agradezco que ya muchos hayan lanzado sus inversiones, pero necesito que ustedes sean otro motor adicional que haga que esta esperanza se transforme lo antes posible en una realidad. Estamos acá con todo el equipo para colaborar. Nosotros somos los responsables de cortar el pasto, poner los arcos, marcar las rayas y ayudar a que los argentinos metan muchos goles y ustedes tienen que meter muchos goles”, concluyó.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-297317-2016-04-19.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook