Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

La CEPAL y la OIT advirtieron por una tendencia de aumento de la desocupación

El empleo cruje en la región

Los organismos señalaron que el proceso de mejora de los indicadores laborales en América latina de los últimos 15 años se frenó y que las perspectivas para el 2016 son desfavorables. Recomiendan implementar políticas activas para responder al problema.


El año pasado se produjo el primer aumento en la tasa de desempleo de América latina desde 2009, cuando la crisis internacional golpeó con fuerza sobre las economías de la región. La desocupación para el heterogéneo bloque de países latinoamericanos pasó de 6 a 6,5 por ciento en 2015 de acuerdo a un informe de la CEPAL y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) divulgado ayer. Los organismos proyectan que la tendencia continuará este año como consecuencia del empeoramiento en las condiciones macroeconómicas. Sin exhibir el destacado dinamismo del período 2003-2008, la economía Argentina había logrado mantenerse aislada de un proceso de deterioro generalizado en las condiciones del mercado de trabajo. El ajuste recesivo implementado por el gobierno de Mauricio Macri y las crecientes tensiones en la esfera laboral -pública y privada- hacen prever que el país se sumará al grupo liderado por Brasil que traccionarán al alza la desocupación en el continente.

“En muchos países de América del Sur las perspectivas de crecimiento continúan siendo poco auspiciosas, lo que seguirá afectando los mercados laborales”, advierte el documento. “El proceso de continua mejora de los indicadores laborales que benefició a la región durante gran parte de los últimos 15 años se frenó en un contexto macroeconómico global más desfavorable”, indicó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, en la nueva edición de Coyuntura laboral en América latina y el Caribe.

Sin embargo, hasta ahora el deterioro de los indicadores de empleo y desempleo no fue un fenómeno generalizado en la región y la tasa de desempleo solo aumentó en 7 de 19 países de América latina y el Caribe, mientras que cayó en 9 y se mantuvo prácticamente estable en otros 3. “Esto subraya la importancia de medidas no solo para mitigar los efectos de la crisis en el corto plazo, sino también para enfrentar las brechas y rezagos de más largo plazo, tales como la poca diversificación productiva, las brechas de productividad, la alta informalidad y la desigualdad”, agregó José Manuel Salazar, director regional de la OIT para la región.

De acuerdo al informe, la desocupación en Argentina se ubicó en 6,5 por ciento durante 2015. La cifra publicada por los organismos corresponde al promedio de los primeros tres trimestres del año mientras que, para el estudio, el guarismo cerró en 7,3 por ciento en 2014. Si bien el presidente Macri y sus colaboradores niegan la existencia de un proceso generalizado de destrucción de empleo público y privado, el gobierno promovió la firma de un acuerdo con grandes empresas para que no despidan trabajadores para desactivar el tratamiento legislativo de la ley que prohíbe las desvinculaciones y duplica las indemnizaciones. “El mundo pelea por el empleo”, fue la novedosa fórmula incorporada por el mandatario el lunes pasado al anunciar un paquete de ayudas para las pequeñas y medianas empresas.

Ajena a las advertencias sobre el deterioro del mundo laboral en la región que hacen la Cepal y la OIT, la empresa calificadora de riesgo Moody’s advirtió recientemente sobre un incremento en la desocupación en el país. Al celebrar el regreso de la Argentina al mercado financiero internacional con la emisión de deuda externa, la firma estadounidense reclamó “una reducción sostenida de los desequilibrios macroeconómicos del país para sustentar mejoras adicionales en las perspectivas crediticias del gobierno, las empresas y los bancos”. Desde su perspectiva, el PBI se contraerá un 1,5 por ciento este año, “lo cual derivará en un aumento del desempleo, con un índice de inflación superior al 30 por ciento”.

Si se cumplen las previsiones de la OIT y Cepal, perspectivas que también son compartidas por otros organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, este año volverá a registrarse una nueva contracción del producto interno bruto latinoamericano. “Esto implica que se mantendría la debilidad de la generación de empleo, con una nueva caída de la tasa de ocupación y un empeoramiento de la calidad del empleo, al centrarse la generación de nuevos puestos de trabajo en sectores de baja productividad. También es previsible un nuevo aumento de la tasa de desempleo, probablemente de más de medio punto porcentual”, concluye el documento difundido ayer por los organismos dependientes de Naciones Unidas.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-299124-2016-05-12.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook