Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

Para retirar de la calle $50.000 millones, el BCRA sube los encajes

Los bancos deberán retener ese monto extra entre junio y julio; buscan bajar las tasas y evitar un mayor déficit


El Banco Central (BCRA) anunció anoche que dispondrá un aumento de 2 puntos promedio por mes para el próximo bimestre en los encajes monetarios que deberán respetar los bancos. Se trata de la porción del dinero que captan de terceros y están obligados a mantener inmovilizada por razones prudenciales.

El directorio de la entidad que comanda Federico Sturzenegger aprobó ayer una suba de 2,5 puntos en el encaje para las colocaciones a la vista y de 1,5% promedio en los depósitos realizados a plazo fijo en moneda local, los que se aplicarán en junio y repetirán en julio.

De esta manera, los bancos, que estaban obligados a retener en sus propias cuentas $ 17 de cada $ 100 depositados por terceros en cajas de ahorro o cuentas corrientes, hacia junio deberán elevar esa inmovilización a $ 19,50 de cada 100 pesos. Un mes más tarde, hasta 22 pesos. A su vez, los $ 13 por cada 100 captados a plazo fijo (30 días) que debían inmovilizar hasta aquí se convertirán en $ 14,50 y 16 en los meses siguientes.

La medida, que se hallaba en estudio desde comienzos de mes, como anticipó LA NACION, apunta a retirar del mercado unos $ 50.000 millones en los próximos dos meses, una cifra equivalente al 10% del stock total que alcanzó la deuda emitida (Lebac) para regular la oferta monetaria.

Y parece anticipar que la decisión del ente es avanzar más decididamente en el recorte de tasas al cabo de dichos meses, ya que se trata de dinero que hoy está colocado en esos instrumentos y cuya circulación irá liberando a medida que decida no convalidar las tasas que le reclaman los inversores para suscribir esos títulos.

La subasta de letras del martes entregó una señal contundente en este sentido. El BCRA rechazó pedidos de compra por $ 16.500 millones para la Lebac a 34 días (le ofrecieron $ 54.850 millones y aceptó propuestas por $ 38.350 millones) para poder imponer el recorte de 150 puntos (del 36,75 al 35,25% anual) en la tasa.

"La medida busca evitar que se dispare el déficit cuasifiscal. Los encajes no son remunerados y con su aumento se ahorran una tasa de esterilización promedio de 33% por año porque pasan a absorber ese dinero gratuitamente", explica el economista Miguel Zielonka, director asociado de la consultora EconViews, que estima este ahorro en $ 12.000 millones anuales para el BCRA.

La propia entidad, en el comunicado con que difundió su decisión, admitió que procura que "el esfuerzo de la política monetaria contractiva" que vino aplicando desde comienzos de año para intentar un descenso en la inflación sea de aquí en más "compartido por todos los actores del sector financiero" y no recaer "únicamente sobre la autoridad monetaria".

Aunque el alza en las tasas para combatir la inflación golpeó la demanda de crédito (el stock total de préstamos a privados crece sólo 0,3% en el año, es decir, cae en términos reales) los bancos fueron los principales beneficiarios del esquema contractivo, ya que volcaron masivamente su liquidez a la suscripción de títulos del BCRA que llegaron a estar remunerados con tasas de hasta 38% anual hasta hace pocas semanas.

De esta manera, mientras evitaron exponerse a los riesgos que supone una recesión, encontraron en la deuda pública (la que emite el Estado o coloca el BCRA) una fuente de ingresos sustitutiva que los resguardó de la crisis. La apuesta oficial es que ahora sea la banca quien asuma parte del costo que supone el intento por reanimar la actividad económica.

"Es una manera de forzar a compartir los costos de la nueva etapa en la política contractiva que, aunque impacta sobre la capacidad prestable del sistema, no luce como un problema hoy porque la demanda de crédito está adormecida", juzga Federico Furiase, del Estudio Bein.

Para Hernán del Villar, de la consultora Alpha, la medida es "razonable" pero no es casual que surja "cuando el stock de Lebac alcanzó un nivel récord y a un elevado costo" y menos aún que llegue cuando casi a diario el Gobierno se ve forzado a comprar divisas para evitar una mayor baja del dólar, "lo que reabrió otro grifo de emisión monetaria".

En este sentido, Del Villar cree que la mayor suba en los encajes para depósitos a la vista buscaría "mantener acotado el ritmo de crecimiento de los agregados monetarios en línea con la meta oficial" y el mayor cuidado demostrado en el encaje a plazos fijos apuntaría a que no haya "tanto traslado a la tasa pasiva".

Algo de eso dejó entrever el BCRA al aclarar que quedan exceptuados del alza en los encajes los depósitos que se constituyan indexados por Uvis, la moneda con que intenta reanimar la oferta de créditos hipotecarios.

Club de París: un pago hizo caer las reservas

  • Las reservas internacionales cayeron ayer US$ 823 millones y finalizaron en un nivel provisorio de 30.811 millones, el más bajo desde el 21 de abril, debido a una nueva cancelación de obligaciones con el Club de París.
  • La cancelación parcial de obligaciones con el Club de París se realizó por el equivalente a 763 millones de dólares, que se suman a los 507 millones desembolsados el martes pasado.
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1902887-para-retirar-de-la-calle-50000-millones-el-bcra-sube-los-encajes
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook