Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

¿Es la inflación o es el dólar planchado?: la "marcha atrás" que se esconde detrás de la caída de las tasas de interés

El Banco Central comenzó a descender los rendimientos de sus Letras en pesos. A lo largo de mayo cayeron del 38% al actual 33% anual. Una estrategia que mira el alza de los precios de la economía pero también sigue de cerca al tipo de cambio. ¿Hasta qué nivel mínimo pretende ubicar los intereses?


La cuarta baja consecutiva de tasas de interés dispuesta por el Banco Central está confirmando lo que muchos en la city sospechaban.

Concretamente, que aunque Sturzenegger haya argumentado -una y otra vez- que el único criterio para mover la tasa son las menores expectativas inflacionarias, en realidad, hay otro gran motivo: el desplome del dólar.

Por lo pronto, el BCRA comenzó en mayo con su "plan de aterrizaje" que consiste en irdisminuyendo progresivamente la alta rentabilidad de los títulos que ofrece en moneda local.

Partió de un nivel muy alto (38%), ya que uno de los objetivos de su "hoja de ruta" era que elpeso desplace al dólar como alternativa de inversión.

Por lo pronto, a la hora de argumentar las razones que propician la baja de tasas, el titular del Banco Central señala que ya se observan claros indicios de que la inflación ha comenzado adescender.

Algunos analistas de la city le creen, otros sostienen que la variable clave en todo esto es elbillete verde.

"Puede bajarlas porque el dólar lo permite, ya que está tranquilo", sostiene un analista que peina canas en la city.

Él, al igual que parte de sus colegas, advierten que un tipo de cambio planchado en $14 es lo que realmente le ha posibilitado reducir el costo del dinero de aquel 38% a poco más del33% actual.

Dólar vs tasas
Por lo pronto, esta puja entre dólar y tipo de interés reavivó el debate respecto de cuál debe ser el concepto de "tasa de equilibrio".

-Están quienes consideran que para determinar si una tasa es positiva la misma debe ubicarsepor encima de la inflación.

-Están aquellos que piensan que debe superar a la devaluación, ya que los argentinos miden su rentabilidad en términos de dólar.

En medio de los debates, Sturzenegger ha venido peleando su propia "batalla cultural".

También se ha encargado de responderle a sus críticos que había que dejar de mirar al dólar como principal variable y, más bien, poner el ojo en la inflación.

Esta postura la fue defendiendo en sus periódicas reuniones con economistas, que le reprochaban que mantener las tasas en un 38% -con la divisa estadounidense planchada-alentaba la "bicicleta financiera".

Pasaron ya seis meses desde que asumió y todo indica que esa "cruzada pesificadora" la tiene casi perdida.

¿Por qué?, Porque el plan de aterrizaje de las tasas parece mucho más justificado por lo que está sucediendo con el dólar que por una mejora drástica en las expectativas inflacionarias.

Incluso, lo que va dejando en evidencia es que ahora ya no le preocupa tanto que losahorristas se vuelquen al billete verde. Es más, hasta lo ayudan a evitar que se profundiceel atraso cambiario.

Además, esta situación viene a confirmar una tradición: en épocas en las que el dólar estabaplanchado y las tasas eran bajas (incluso menores a la inflación), el público igual se quedaba en los plazos fijos en pesos.

Este comportamiento tenía un claro justificativo: las ganancias obtenidas por esos depósitossuperaban al alza del billete verde.

Algo similar se observa en estos días. Los inversores pronostican que la divisa estadounidense va a subir un 12% hasta diciembre ($15,80 en el Rofex) mientras que las Lebac del Banco Central les ofrece unos puntitos más (14%).

Más aun:

-En marzo, cuando la divisa estadounidense tocó su techo, el titular del BCRA se tuvo que "rendir" al mercado subiendo la tasa al 38%.

-Luego, viendo que el dólar estaba tranquilo, en un precio mínimo y amesetado, se animó a bajarla.

En otras palabras, miró más al billete verde que a la inflación, en un contexto en el que los indicadores del comportamiento de los precios -en realidad- no fueron muy diferentes entre un mes y otro.

Junto con el "plan aterrizaje" de tasas, la entidad comenzó otra misión: deshacer la "bola de nieve" generada por la renovación de vencimientos semanales de Lebac.

En total, emitió la friolera de $515.000 millones, que equivale a casi el 85% del total de los pesos que circulan en la economía (Base Monetaria). Por cierto, esta cifra inquieta tanto a funcionaros como a los analistas.

La "sobredosis" de Lebac tuvo como justificativo dos cuestiones:

-Retirar pesos en circulación del mercado

-Bajar el dólar desde los $16 que llegó a tocar a los $14 actuales

Sobre este último aspecto, el hecho de que la divisas haya dejado de amenazar con un bruscorepunte alcista, es lo que lo habilitó a comenzar con la baja del costo del dinero.

Mayor margen de maniobra
La salida del default, los créditos recibidos de organismos internaciones, el aporte deinversiones y la temporada alta de "sojadólares" le permiten hoy día a Sturzenegger no repetir la caótica experiencia que vivió en el verano.

En ese entonces -con todos los puntos mencionados jugándole en contra- quiso bajar las tasasy se le disparó el billete verde hasta los $16.

"Fue un desastre lo de febrero. Dejó libre al tipo de cambio, éste subió de golpe y le pegó a los precios en momentos que estaban bajando", recuerda un economista a iProfesional.

Por eso, ahora su estrategia viene siendo mucho más gradual y cuidadosa: reducir de a pocoel tipo de interés para evitar cimbronazos.

Desde lo teórico, Sturzenegger aclaró un sinfín de veces que la prioridad es la inflación. Y que el resto de las variables (como la tasa) deben acomodarse para propiciar una baja del índice de precios.

Pero, en lo concreto, parece que no es tan así y que el dólar ejerce una marcada influenciaen sus decisiones.

Plan aterrizaje feliz
En su objetivo de ir bajando la tasa, queda claro que el Central mira con un ojo a la inflación y con otro al dólar.

Recién ahora que el tipo de cambio está tranquilo, Sturzenegger puede avanzar con su plan gradual de "aterrizaje". De otro modo, no hubiese podido hacerlo por más que los precios moderen su escalada.

Por lo pronto, bajar el costo del dinero (tasa) le permite reducir las turbulencias con Alfonso Prat Gay, que necesita que los créditos se abaraten para dinamizar la economía.

La pregunta es, entonces, cómo y cuánto puede hacerlas descender.

Según Pedro Rabasa, director de Empiria, el Banco Central "tiene espacio para bajar la tasa entre 50 a 100 puntos por semana". Considera que debe ser un proceso paulatino y con un ojo puesto en los capitales golondrina.

Gabriel Zelpo, economista Jefe de Elypsis, coincide. Cree que la irá bajando poco a poco, alrededor de 100 puntos básicos (pb) por licitación.

Respecto al comportamiento inflacionario, las últimas mediciones hacen referencia a un descenso, lo que le permite a Sturzenegger (junto con un dólar quieto) pisar sobre tierra firme.

Desde Economía & Regiones indican que la inflación de mayo estaría en torno al 3% mensual.Es decir, aproximadamente la mitad que la de abril por la menor incidencia de los aumentos tarifarios.

Junto con el descenso de tasas, Sturzenegger procedió a bajar los encajes bancarios dos puntos porcentuales en lo que va de junio. Posiblemente repita esta medida en julio.

Quien también dio su opinión sobre este juego de variables fue el controvertido ex ministro de Economía, Domingo Cavallo.

En su visión, en base a lo observado desde diciembre pasado, "las tasas de interés de las Lebacs influyen más sobre el tipo de cambio que sobre la tasa de inflación".

Por lo pronto, según los analistas consultados por iProfesional, el objetivo del Banco Central será que las tasas se orienten a la búsqueda de un delicado equilibrio: que sean positivas en un doble sentido, tanto en pesos como en dólares.

Es decir, si la inflación cae, éstas también lo harán, pero tendrán como "piso" la expectativa de devaluación.

Para el economista Gastón Rossi, el objetivo del BCRA es "mantener las tasas de interés positivas -para desalentar al dólar- y que la inflación se ubique por debajo del 25% anual".

Rabasa ve una inflación menor al 20% anual en diciembre y los plazos fijos en un nivel levemente superior.

"Para bajar la inflación optamos por un marco de política monetaria en el cual el Banco Central elije la tasa de interés y el tipo de cambio flota", remarcó Sturzenegger.

Sin embargo, no parece que sea tan así. Como cuando el dólar pasó los $16 y subió los rendimientos de las Lebacs. O bien cuando cayó a $14 y salió el Central a comprar u$s1.300 millones en apenas dos semanas.

La argumentación de los analistas es que una tasa positiva en moneda local pero negativa en términos de divisa estadounidense no logra frenar una avalancha de compras de billetes verdes.

De la misma manera, si el tipo de cambio luce estable, Sturzenegger cuenta con mayor margen para continuar con su plan "aterrizaje feliz".

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/233460-Es-la-inflacin-o-es-el-dlar-planchado-la-marcha-atrs-que-se-esconde-detrs-de-la-cada-de-las-tasas-de-inters
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook