Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Es oficial: el Gobierno ya tiene listo un nuevo esquema mixto de financiación privada para impulsar la obra pública

El nuevo diseño sigue los pasos de ejemplos internacionales en los cuales se busca sostener una alta tasa de inversión en infraestructura sin que ello implique un esfuerzo fiscal demasiado alto. La parte polémica de la iniciativa es que habrá una especie de "garantía de rentabilidad" para la empresa


El Gobierno enviará al Congreso, entre este semana y la próxima, un proyecto de ley para fomentar la "participación público privada" en inversiones, con el objetivo de aumentar la presencia del sector privado en la construcción y provisión de servicios públicos y de infraestructura.

El objetivo de máxima del Ejecutivo es sumar inversiones por un total de u$s5.000 millones.

La clave de la iniciativa, de la cual ya dio cuenta iProfesional el 17 de febrero último, radica en que los inversores privados que participen recibirán una garantía de rentabilidad.

El esquema es utilizado en diversos países de América Latina -Uruguay, Brasil y Perú, por ejemplo- en varios casos con el auspicio del Banco Mundial.

A la iniciativa se la conoce como "ley de participación público-privada (PPP)" y su principal atractivo es la posibilidad de sostener una alta tasa de inversión en infraestructura pública sin que ello implique una carga financiera demasiado pesada para las cuentas fiscales.

La idea es atraer desembolsos hacia el área energética (energías renovables y generación eléctrica), obras en rutas y hospitales y también en el sector servicios, sobre todo entecnología.

Macri considera que este tipo de programas es esencial para el éxito de su administración.

Tanto, que colocó a un hombre de su extrema confianza para mantener encuentros conempresas e inversores extranjeros interesados en apostar en la economía "real" de la Argentina.

Ese funcionario es Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, unpuesto clave en la Cancillería.

Rayser fue -hasta que ingresó en el Gobierno- socio del mayor fondo de inversiones en Latinoamérica, Southern Cross.

Este empresario dedicó sus últimos años a aceitar contactos en el mundo de los negocios corporativos. Guarda vínculos muy estrechos con consorcios locales y del exterior, a los que conoció como socio del Fondo Morita.

Reyser, si bien mantiene un bajo perfil en los medios, cumple una función clave: es el asesor presidencial en lo que a inversiones extranjeras directas se refiere.

Además, se ocupa de seguir de cerca los temas "micro", de destrabar todo lo que sea necesario para que las empresas de afuera puedan cumplir con sus planes de negocios en el país.

Para muestra, basta un botón. Un importante conglomerado que desde hace más de un año venía infructuosamente intentando la reapertura de un centro de operaciones pudo lograr tal cometido en unas pocas semanas.

Un estrecho colaborador del ministro Frigerio confió a iProfesional que la idea es darles un marco jurídico adecuado a los capitales extranjeros que quieran invertir en la Argentina. En proyectos que se convenirán directamente entre el Estado argentino y los privados.

Cuando el Ejecutivo envíe el proyecto al Congreso se conocerá un aspecto clave: la manera en que el Estado le "garantizará" al privado que ganará dinero con sus inversiones. Es un tema que despierta no pocas dudas dentro del propio Gobierno.

"Acá lo más importante es la forma en que el Estado y los privados se repartan el riesgode la inversión. No sea cosa que, dentro de unos años, los contratos terminen discutiéndose en los tribunales del Ciadi, y la Argentina vuelva a perder dinero", analizó una fuente privada cercana a las negociaciones previas a la nominación del proyecto.

Cambio de modelo
La única comunicación oficial sobre el nuevo sistema fue la del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien adelantó que "en las próximas horas el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para impulsar la participación público-privada en obras de infraestructura".

Afirmó que "el Gobierno nacional encaró el plan de infraestructura más ambicioso de lahistoria y estimó que se necesita una inversión anual de por lo menos 5 puntos del PBI".

En forma simultánea, el Gobierno avanza en su política "friendly" hacia los organismos internacionales de crédito. Al contrario del kirchnerismo, los ve como aliados políticos que ayudarán a la economía a salir de la recesión.

En concreto, Alfonso Prat Gay y el resto del equipo piensan que el BID y otras entidades multilaterales podrían financiar, por ejemplo, proyectos de infraestructura en las provincias.

Esto, sin que ello requiera de condicionalidades imposibles de cumplir en el corto plazo. Los contratos para acercar dólares a la economía podrían no demorarse más allá del primer semestre, se ilusionan en Economía.

Hay funcionarios que mantienen encuentros a diario con empresarios dispuestos a escuchar propuestas.

"Hay muchas trabas que han quedado oxidadas por el paso del tiempo sin intentar siquiera levantarse", resumió a iProfesional un importante ejecutivo de negocios ligado a la construcción. Desde ambos lados del mostrador sacan cuentas.

El macrismo, a la espera de la "lluvia de dólares"

En los funcionarios se nota entusiasmo, aunque también ansiedad. Ahora falta que "lluevan"esos dólares con los que tanto se ilusionó Macri en épocas de candidato.

Se vincula con algo que él había enfatizado en la campaña electoral y que, al menos por ahora, dista mucho de concretarse.

En varias oportunidades, el Presidente se refirió a una ola capitales proveniente de inversores ansiosos por asociarse a un período de crecimiento de la economía argentina.

Pero, como dice una vieja frase, la única verdad es la realidad. Y lo cierto es que el levantamiento del cepo y las señales "market friendly" todavía parecen no resultar suficientes como para asegurar una decidida corriente inversora.

Según el diagnóstico macrista se requiere, más temprano que tarde, de una nueva oleada de fuertes desembolsos provenientes del exterior, orientada principalmente a:

1. Darle impulso al crecimiento de la economía a partir de un motor "genuino". Es decir, que las inversiones estén enfocadas en proyectos productivos -pensados para el mediano y largo plazo- y no basados exclusivamente en incentivar el consumo interno.

2. Reforzar la estabilidad cambiaria a través de la llegada de dólares frescos por la vía no financiera. Esto, además, contribuiría a engrosar el nivel de reservas líquidas del Banco Central.

3. Enviar una señal fuerte al sector privado en un momento en el que la pérdida de puestos de trabajo en empresas de un amplio abanico de sectores se ha consolidado como un problema central.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/233680-Es-oficial-el-Gobierno-ya-tiene-listo-un-nuevo-esquema-mixto-de-financiacin-privada-para-impulsar-la-obra-pblica-
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook