Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Estados Unidos y Suiza no participan del intercambio de información bancaria entre países

Amenaza a evasores con balas de fogueo

Tax Justice Network advirtió que el acuerdo internacional que regirá desde 2017 para perseguir el lavado de dinero tendrá una efectividad limitada. La ausencia de Estados Unidos y Suiza será perjudicial para la pretensión de conseguir adhesiones al blanqueo.


A partir de enero de 2017 la AFIP tendrá acceso a la información bancaria de los contribuyentes argentinos que poseen cuentas en 48 países. El mecanismo de intercambio de información diseñado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a instancias del G-20 ofrece una herramienta para perseguir evasores y desincentivar la fuga de capitales. Sin embargo, el potencial del instrumento con el cual el Ministerio de Hacienda presiona públicamente a evasores para participar del blanqueo será limitado. Si bien considera que representa un avance frente al arduo mecanismo vigente para que los países en desarrollo obtengan información de las guaridas bancarias, la organización inglesa Tax Justice Network (TJN) reclama un registro de beneficiarios finales de las cuentas y activos que permita sortear el secretismo provisto por la red de servicios financieros offshore: “Si los políticos están interesados en el intercambio automático de información deberían cerrar los agujeros para que, por lo menos, el acceso a los datos sobre cuentas bancarias sea efectivo. Mal hecho puede llegar a ser contraproducente. El mecanismo debería complementarse con información sobre los beneficiarios finales de los activos”, enfatizan desde la coalición de investigadores.

“Esta es la última oportunidad para blanquear porque desde enero la AFIP tendrá acceso a información sobre cuentas bancarias en 48 países y será difícil para los argentinos que no estén en regla esconder el dinero”, lanzó la semana pasada el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay. Con esa advertencia el funcionario busca incentivar la participación en el blanqueo de capitales. La Casa Rosada dejó trascender que espera el ingreso de unos 30 mil millones de dólares, sobre los cuales se cobraría una penalidad de entre 5 y 15 por ciento dependiendo del tipo de operación (si la exteriorización es por un monto inferior a 305 mil pesos la multa será cero). Los fondos serían destinados a financiar una porción del pago de sentencias y el reajuste de haberes a jubilados.

“El intercambio automático de información es una mejora frente al estándar internacional actual pero no es ninguna bala de plata. En el sistema utilizado hoy, los países intercambian información confidencial a pedido”, advierten desde TJN al remarcar las dificultades burocráticas que existen para entorpecer y frustrar esas solicitudes, trabas que se exacerban cuando se trata de un pedido proveniente de países en desarrollo.

La red de servicios financieros offshore tiene a disposición de sus usuarios una amplia oferta de complejas estructuras societarias que permite a individuos y empresas ocultar sus activos e identidades. Entre los documentos en poder de la justicia por la causa HSBC, donde se investigan las cuentas de 4040 individuos y empresas argentinas en la sucursal suiza del holding, se puede reconstruir cómo los oficiales del banco propusieron a la familia Smolarz la implementación de mecanismos para fortalecer la opacidad de sus depósitos por más de 29 millones de dólares. La operación realizada por esa familia de financistas con una de las cuentas a nombre de argentinos más abultadas se desplegó en tres movimientos: 1) crearon una estructura offshore en Panamá que, sin mostrar ninguna conexión a los verdaderos dueños del dinero, estaba bajo su exclusivo control; 2) abrieron una cuenta en la misma sucursal suiza del HSBC a nombre de esa empresa pantalla; y 3) transfirieron los 29 millones de dólares que tenían a su nombre a la cuenta de la firma panameña imposible de rastrear. No solo dejaron de figurar sus nombres sino que cualquier resumen de cuenta o información era enviada a un estudio contable en Punta del Este. Así, aunque los beneficiarios finales de la cuenta sean argentinos, sus datos bancarios quedarían resguardados imposibilitando que la AFIP reciba la información bancaria.

Adicionalmente, el listado de 48 países involucrados en el mecanismo de Intercambio Automático de Información Financiera en Materia Fiscal de la OCDE y el G-20 tiene importantes ausencias: Estados Unidos y Suiza, principales guaridas fiscales del mundo y destinos privilegiados entre los argentinos fugadores, no participarán del mecanismo de intercambio de información. Esa omisión socava la capacidad del mecanismo para perseguir maniobras de evasión desde Argentina. Asimismo el grupo de países que participarán es limitado y no contempla a muchos estados gravemente perjudicados por la evasión y fuga de capitales a través de estructuras offshore. “Si los políticos están interesados en el intercambio automático de información deberían cerrar los agujeros para que, por lo menos, el acceso a la información sobre cuentas bancarias sea efectivo. De lo contrario, deberían disculparnos por pensar que solo quieren poner mucha comida en su plato como una forma de justificar por qué no pueden hacer nada”, lanzaron la desde la organización radicada en Londres.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-301183-2016-06-07.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook