Ads Top

La industria registro una caída de la ocupación del 0.8% en el primer trimestre

Menos empleo, menos salario y menos producción

El Indec informó que el sector fabril sufrió una contracción del empleo, al tiempo que bajó 1,1 por ciento la cantidad de horas trabajadas y 3,8 el nivel de actividad entre enero y marzo. Los salarios acumularon una pérdida de 4 puntos en promedio.


El empleo en la industria cayó 0,8 por ciento en el primer trimestre respecto a igual período del año pasado, mientras que la cantidad de horas trabajadas se redujo 1,1 por ciento, informó ayer el Indec. Al mismo tiempo, el salario real medio en los sectores manufactureros cayó 4 puntos porcentuales. Los indicadores laborales se deterioraron prácticamente en todas las ramas de la industria a raíz del retroceso del mercado interno, de las exportaciones y el incremento de las importaciones. Los analistas coinciden en que la situación incluso empeoró en el segundo trimestre, con el impacto del tarifazo. Hasta marzo, según el Indec, la producción manufacturera había caído 3,8 por ciento, número que se estiró hasta 4,3 por ciento en mayo.

Los datos oficiales provenientes de distintas fuentes confirman la caída del empleo desde que Cambiemos asumió el gobierno. Los números del sistema previsional, que incluye sólo a trabajadores privados registrados, muestran que desde noviembre se destruyeron 84 mil empleos, mientras que la serie de AFIP, que además abarca a determinados empleados públicos, refleja una caída del 0,7 entre diciembre y abril. En el caso del empleo público, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) calculó una merma del 1 por ciento respecto a diciembre. La Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo muestra una caída de 0,3 por ciento.

“No hay un proceso de destrucción de empleo”, decía el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el 25 de abril. “No se crea empleo ni se destruye”, agregaba el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Los datos anteriores, que desmienten a ambos funcionarios, ayer recibieron un refuerzo adicional con el informe de empleo industrial del Indec.

El empleo en la manufactura cayó 0,8 por ciento en el primer trimestre de forma interanual. El empleo industrial en los primeros tres meses se ubicó en un nivel de 95,3, según el número índice que define la serie histórica del Indec. A comienzos de 2015 ese valor estaba en 96,1; en 2014, era de 98,3 y en 2013 de 100,2, el pico de la serie. La caída del empleo no se explica solamente por despidos sino que también juegan un papel fundamental otros mecanismos que las empresas utilizan para la reducción de las plantillas laborales, como los retiros voluntarios y la jubilación anticipada de trabajadores.

El informe del Indec muestra que en el sector maderero el empleo bajó 7,6 por ciento interanual en el primer trimestre, seguido por el sector del tabaco (-5 por ciento), autos, remolques y semirremolques (-3,5), maquinaria y equipo (-3,1), textiles (-2,2), metales comunes (-2,2) y papel y productos del papel (-2,0). Un escalón por debajo quedaron curtido y terminación de cueros (-1,5), edición e impresión (-1,2), equipo de transporte (-1,6 por ciento). El Indec no informa la cantidad de trabajadores que involucran esos porcentajes.

Esa dinámica se explica fundamentalmente por el impacto de la devaluación y eliminación de retenciones de diciembre. La fuerte suba del dólar y la desregulación del sector agropecuario aceleró la inflación, que deterioró fuertemente los salarios y redujo el consumo. La caída de las ventas fue tal que muchas empresas, particularmente las pymes, no estuvieron en condiciones de trasladar completamente la suba de costos, de modo que recortaron su margen de rentabilidad. Por su parte, el Estado en sus tres niveles echó empleados públicos, particularmente el Estado nacional. Pero además, el macrismo congeló de tal forma los fondos destinados a la obra pública que generó una fuerte caída del empleo en ese sector. Adicionalmente, el derrape de Brasil impactó sobre las exportaciones y el aumento de las importaciones por la apertura comercial afectó al trabajo nacional.

La caída del empleo fue acompañada por un deterioro del salario real de los obreros industriales. Según el Indec, el incremento nominal promedio de los salarios entre el primer trimestre 2015 y el mismo período de este año fue del 31,6 por ciento. En el mismo período, según el IPC-Congreso la inflación fue del 35,5 por ciento. Es decir que se produjo una baja del poder adquisitivo del salario de casi 4 puntos porcentuales para los obreros industriales registrados. Esa merma fue todavía más importante para los trabajadores no registrados y para quienes cobran una porción de su salario en negro.

El deterioro de las condiciones laborales en estos meses no sólo pasó por la caída del empleo y el salario sino también a través de la reducción de horas extra, el anticipo de vacaciones y las suspensiones de personal. Esos tres mecanismos impactaron en la cantidad de horas trabajadas, que según el informe del Indec se redujeron 1,1 por ciento interanual en el primer trimestre. Los casos más graves se verificaron en el sector de producción de madera (-14,5 por ciento) y vehículos automotores (-12,8 por ciento).

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-303520-2016-07-06.html
Con tecnología de Blogger.