Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Clima de festejo en el Gobierno: cae al 1% inflación de las últimas cuatro semanas, según mediciones privadas

Las consultoras observan que los precios se comportan a la baja y creen que agosto terminará con un índice en torno a 1,5%. Dólar estable y fin del efecto "contagio" sobre los valores de bienes y servicios son los principales factores que explican el descenso. ¿Se podrá mantener la tendencia?


En momentos en que el Gobierno sufre por los embates de la oposición (y de los jueces) por la política tarifaria, en algunos despachos oficiales se vive un clima de entusiasmo.

Y no precisamente por el desenlace que puedan tener los valores de la energía, sino por lo que sería el primer "brote verde" que ofrece la economía desde que Mauricio Macri asumió como Presidente.

Por cierto, es un brote verde que se saborea de una manera muy particular: por fin la inflación empieza a bajar con fuerza.

Los datos que ilusionan a los funcionarios indican que, al terminar agosto, el índice de precios se alinearía con las expectativas que el propio Gobierno tenía para algunos meses atrás, pero que habían quedado lejos de cumplirse, con el consiguiente costo en cuanto acredibilidad.

Hay dos aspectos centrales que llevan alegría a los funcionarios y al propio Macri, en plena época de “mala onda” por las idas y venidas del tarifazo:

-De acuerdo con las mediciones de los principales economistas, el índice de este mespasará a ubicarse por debajo del 2%. La mayoría estima una inflación mensual de entre 1,5% y 1,8%.

-Pero también hay algunos informes decididamente más optimistas. Entre los propios funcionarios, incluso, sorprendió una medición de Elypsis, la influyente consultora dirigida por el tándem Eduardo Levy Yeyati y Luciano Cohan, que registró una suba de apenas 1% en lasúltimas cuatro semanas.

Elypsis es una de las firmas más respetadas entre sus colegas a la hora de hablar sobre inflación, ya que mide la evolución de más de 300.000 precios semanalmente.

Ante la consulta de iProfesional sobre si hay chances de que en este mismo agosto el índice termine siendo del orden del 1%, Cohan desestima esa posibilidad.

Sin embargó, aporta un par de datos clave: “En las últimas semanas hemos venido notando que se redujo el ritmo de suba de varios precios que antes venían creciendo al 3% o al 5% mensual”.

En segundo lugar, remarca que incluso “hay varios rubros que muestran caídas, como turismo-por una cuestión estacional-, frutas, verduras, algunos productos frescos yelectrodomésticos”.

Según sus proyecciones, la inflación de agosto descendería a un nivel de entre 1,5% y 1,7%, dando lugar a pensar que la tendencia es hacia la desaceleración.

Por cierto, la estimación de Cohan es compartida por otras consultoras, entre ellas la del influyente Miguel Bein, que prevé un cierre para el octavo mes de entre 1,5% y 1,8%.

En el mismo nivel se encuadra la consultora Analytica, comandada por el economista Rodrigo Álvarez.

Atento a la moderación inflacionaria, el Banco Central acaba de reducir, una vez más, la tasade referencia (Lebac a 35 días) al 29,25% anual. Es decir, medio punto por debajo de la semana anterior.

La autoridad monetaria justificó su nuevo recorte en el enfriamiento observado en las mediciones correspondientes a la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza.

El BCRA prestó especial atención a la baja en el ritmo alcista de los precios mayoristas y en los costos de la construcción.

La caída simultánea de inflación y tasas ha sido una de las pocas (pero muy esperada) buenas noticias para un equipo económico que viene sufriendo por la lentitud de resultados en un escenario recesivo.

Es verdad que tras haber tocado casi un 7% en abril y más de 4% en mayo no resulta difícil mostrar una caída.

Pero también es cierto que para el Gobierno es todo un logro que las conversaciones sobreinflación empiecen con la cifra "uno", algo impensado hasta hace pocas semanas.

¿De quién es el mérito?
Lo que todavía es materia de debate es si estas señales positivas deben interpretarse como un permiso anticipado para el festejo definitivo.

Por lo pronto, está la duda sobre si este proceso va a ser sostenible o si, por el contrario,existe el riesgo de un rebote en el corto plazo (por ejemplo, si el Gobierno no logra achicar el agujero fiscal).

Pero, más allá de ello, una de las cuestiones refiere a ubicar a los responsables de la actual desaceleración.

¿Es gracias al efecto de la política monetaria contractiva, enarbolada por FedericoSturzenegger desde el Banco Central? ¿O, más bien, hay que adjudicársela a la recesiónimperante desde el inicio del año?

También están quienes sospechan que el principal motivo es el dólar planchado, como en tantas otras situaciones históricas.

De hecho, algunos especialistas observan que los meses de volatilidad del tipo de cambiocoincidieron con el recalentamiento de la inflación, como en febrero y marzo.

De manera que el debate está lejos de terminar por el sólo hecho de las buenas cifras consignadas en estas últimas semanas.

Recientemente, el economista Miguel Kiguel (a quien no se le puede achacar el rol de opositor a la actual gestión) dijo que la inflación estaba "desbocada".

¿Qué cambió de manera tan repentina? ¿Es sostenible esta desaceleración o la realidad le terminará dando la razón a este analista?

"Acá hay un combo que está jugando a favor de un índice más bajo: recesión, dólar planchado y el hecho de que hayan terminado los ajustes en las tarifas", asegura Cohan.

En la misma dirección, Rodrigo Álvarez, economista jefe de Analytica, pone la lupa sobre el fin de los "efectos contagio" del dólar y tarifas.

A la hora de "rankear" los méritos, le asigna más importancia a esos factores que a lacontracción monetaria de Sturzenegger.
Para este analista, la primera variable a tener en cuenta es “la estabilidad del tipo de cambio, ya que comprime las expectativas inflacionarias”.

La segunda es que ya se agotaron los rezagos por las subas tarifarias: “El shock ya se produjo. No hay que esperar grandes movimientos de precios por esta cuestión”, apunta.

Y, en tercer término, hace referencia a una política monetaria contractiva que estuvo asociada a la recesión.

Para Álvarez, la inflación mensual hasta fin de año se situará entre 1,5% y un tope del 2%.

Por otro lado, difiere con algunos de sus colegas que se muestran preocupados por la tendencia del Gobierno a incrementar el gasto público como forma de reactivar la economía.

"Yo no veo que un eventual incremento en este rubro pueda acelerar el sesgo inflacionario. Esas obras serán realizadas con la capacidad instalada y que ahora se encuentra sin utilizar", afirma.

Cohan refrenda esa expectativa: "El punto más importante es que muchas de las subas que vimos en los meses precedentes eran transitorias. Ya finalizaron".

En diálogo con Marina Dal Poggetto, del estudio Bein, iProfesional indagó sobre si un incremento de la emisión monetaria (para cubrir un mayor déficit fiscal) podría alentar la suba de precios.

La economista desestima esa posibilidad: “No lo creo. El Gobierno cubrirá ese rojo conemisión de deuda”.

Además, expresa que “la emisión del Banco Central está siendo menor a la pautada, así que no hay que esperar novedades por ese lado”.

En su informe semanal, el BCRA insistió este martes con su promesa de “llegar al últimotrimestre del año con un índice del 1,5% o menor".

Ante la consulta sobre en qué cifra cerrará la inflación anual, Dal Poggetto afirma: “Se ubicaráarriba del 40%. En términos anualizados, ahora se encuentra en el 45%”.

“Hasta octubre, el índice será muy parecido a lo que hemos visto hasta ahora. El cambio lonotaremos hacia noviembre y diciembre, seguramente”, completa.

Las tasas, para abajo

Esta tendencia descendente también determinaría alguna baja adicional de la tasa de interés, tal como prevé la consultora F&E Consult, comandada por Hernán Hirsch.

"En lo que resta de agosto -y si la información adicional siguiera siendo indicativa de la moderación de precios (bastante probable)-, nuestra impresión es que el Banco Centralrealizará algún recorte adicional (menor)", apunta.

La gran cuestión que sigue flotando en el ambiente refiere a si la economía -con un índice más bajo- está en condiciones de retomar el camino del crecimiento.

En este sentido, Dal Poggetto es optimista: "En los próximos meses, los salarios le van a ganar a la inflación. Esto, junto con una reactivación de la obra pública y una leve recuperación de Brasil ayudará a mejorar las perspectivas”.

“Lo más relevante para el contexto actual es que seguirán ingresando divisas", añade.

Dal Poggetto deja una observación interesante sobre el momento particular que vive la economía: "Es la primera vez que la Argentina sufre una recesión con entrada de capitales”, lo que lleva a pensar que “esta tendencia contractiva se va a ir modificando".

Al igual que Hirsch, cree que el BCRA continuará reduciendo el costo del dinero: "A la economía le sobra tasa, que puede disminuir algunos puntos y seguir siendo positiva si uno mira lo que ocurrirá en los próximos 12 meses".

Entre otros “brotes verdes”, Dal Poggetto hace referencia a una mayor demanda en la construcción y en algunos rubros, como bebidas.

“Aunque cueste creerlo, el hecho de que haya salido el sol y se hayan moderado los fríos ayuda a que la economía, y el consumo en particular, reaccionen", sostiene.

Por lo pronto, en el equipo económico se respira algo más de tranquilidad en cuanto aprecios. Y este será el tema en el que los funcionarios y el propio Macri insistirán.

Más aun, ante el malestar que ha venido generado el tarifazo y frente a una sociedad ansiosa y a la espera de los "brotes verdes" del "demorado" segundo semestre.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/237098-Clima-de-festejo-en-el-Gobierno-cae-al-1-inflacion-de-las-ultimas-cuatro-semanas-segun-mediciones-privadas
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook