Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Cómo recuperar la multa del blanqueo

Siete analistas repasan las mejores estrategias para recuperar lo antes posible la penalidad y no inmovilizar los fondos, como proponen las opciones para blanquear sin costo


Mucho se debate sobre cuál es la mejor estrategia para encarar el blanqueo. Si bien existen varias alternativas, partimos de la base de contemplar que hemos decidido entrar al blanqueo pagando la multa correspondiente y la pregunta que se dispara automáticamente es: ¿cuál es la mejor estrategia para recuperar el dinero?

Paula Premrou, CEO de Porfolio Personal sostiene que que para minimizar el pago del impuesto especial es recomendable armar estrategias que combinen el pago del impuesto con la inversión en títulos públicos. Desde Porfolio Personal ven un escenario de una mayor reducción del spread de riesgo argentino de cara al futuro, que iría gradualmente convergiendo con los de la región y este contexto favorece a los bonos, que adicionalmente tienen la ventaja de no tributar el impuesto a las ganancias y a los bienes personales. "Estimando una reducción de spreads de entre 50 y 70 puntos básicos en promedio para los títulos argentinos –lo que implicaría una ganancia de capital en el precio de los bonos– en los próximos doce meses y sumando los intereses a cobrar por el pago de renta obtenemos el retorno total de invertir en estos instrumentos. Ese retorno supera el 10% para los bonos de mayor plazo –con vencimiento posteriores al 2026– lo que permitiría compensar el pago de la alícuota del blanqueo en un año. Los bonos de menor plazo como el AA19, el AA21 y el AY24 muestran retornos inferiores que compensarían parcialmente el pago del tributo el primer año".

Eduardo Ganapolsky, de Proficio Investment, sugiere que lo más conveniente es pagar la multa de 10% y tener libre disponibilidad del dinero. En estos momentos, con las oportunidades y los niveles de tasa en el mercado local no hay razón para estar inmovilizados por 3 o 4 años. "Una opción relativamente segura es comprarte un DICA o DICY que con un rendimiento de 6,7% anual te repaga el costo del blanqueo en 18 meses. Otra opción más rápida, pero con un poco más de riesgo, es comprarte una Lebac a 120 días de plazo, que te da aproximadamente 10% en pesos en 4 meses, y quedar descubierto. El ingreso de dólares motivado por el blanqueo generará presiones a la apreciación del tipo de cambio, que muy probablemente contrarresten las presiones depreciatorias producto de la inflación, por lo que el riesgo de estar descubierto en estos 4 meses no sería muy alto.

Alejandro Bianchi, director de Inversiones de InvertirOnLine, sostiene que si una persona decide ingresar al blanqueo pagando el 10% de impuesto, esto es, antes del 31/12, entonces podría comprar un bono DICA y en 1 año y 7 meses, a través de la TIR del 6.82% que ofrece este bono, recuperar el monto pagado en concepto de impuesto. Lo interesante de hacerlo con el bono DICA es que dado que el bono es en dólares se cubre de una posible devaluación, si la hubiera, y que dado el bajo porcentaje de endeudamiento de Argentina (42% / PBI) los fundamentals están a favor del pago del mismo. Desde luego, tiene riesgo precio, y si el precio cae tardará más en volver a su monto original blanqueado. De todos modos, Bianchi sostiene que hoy el contexto está más para una caída de las Tires (suba de precios de bonos) que para un alza, lo cual inclusive podría reducir el tiempo que necesite para recuperar lo pagado. "Inclusive, si uno compara esta alternativa contra la de comprar el bono a 7 años al 1%, parecería aún más interesante pagar el impuesto. Esto se debe a que, pese a que este bono permite blanquear hasta 2 veces más de lo comprado en el bono (art. 8 decreto 895/2016), la matemática termina jugando en contra en el corto y largo plazo".

Miguel Zelionka, Director Asociado de Econviews, asegura que "para los más conservadores, la renta fija de corto y mediano plazo tiene que ocupar una parte muy importante de la cartera y por eso vemos valor en el BDC19, un bono emitido por la Ciudad de Buenos Aires y ligado al dólar (se compra, liquida y paga en pesos pero el rendimiento es variable y sigue al dólar publicado por el Banco Central en la Comunicación A 3500). Rinde 6.50% y tiene una duración de 1.4 porque amortiza el capital semestralmente a partir de noviembre de 2016. Una alternativa es el AO20 emitido por la Tesorería Nacional, rinde 4.72% con duración de 3.5. Los inversores con apetito de riesgo intermedio deben tener en el radar al AY24 emitido por el gobierno nacional. Es un papel muy líquido, rinde aproximadamente 5.60% en dólares, con una duración de 4.20. A pesar de que su nombre hace referencia al vencimiento final, amortiza en cuotas anuales a partir de noviembre 2019, lo que reduce su vida promedio. Estos inversores deberían considerar también meter algunas fichas en renta variable apostando a la vuelta de Argentina al grupo de mercados emergentes en 2017. Por último, para los inversores con mejor digestión para el riesgo, deberían apuntar a los bonos nacionales (DICY y PARY) y provinciales (BPLD de la Provincia de Buenos Aires) de la parte larga de la curva, con rendimientos cercanos al 7% en dólares (7.50% para la Provincia de Buenos Aires). Asimismo, también deberían tener una exposición de cerca del 10% de su portafolio en renta variable en acciones. Por último, en la medida en que crean que la recuperación económica en algún momento llegará, este grupo también tiene que comprar algo de cupón de PBI, un instrumento que el gobierno intenta rescatar antes de fin de año".

Ramiro Marra, director de Bull Market Brokers, sostiene que la mejor opción es pagar la multa del 10% ya que con el DICA en un año y medio se recupera dicho costo y se tiene libre disponibilidad de fondos. Tener los fondos inmovilizados por 3 o 4 años a una tasa de interés de 0% o 1% no tiene mucho sentido cuando estamos hablando de oportunidades de inversión en bonos provinciales de alrededor del 7%. "Están apareciendo muchos inversores que tenían fondos en cuentas off shore que quieren ver qué alternativas de inversión le ofrecemos porque los tenían medios inmovilizados ya que las tasas de interés en el mundo están en niveles muy bajos. Si los argentinos no hacemos el puntapie inicial de blanquear, va a ser muy difícil que las inversiones lleguen, nadie quiere jugar un partido de visitante si los locales no tienen ganas de jugar".

Federico Furiase, economista de Estudio Bein y profesor en la Maestría de Finanzas en UTDT, considera que "para el inversor conservador, los bonos soberanos en dólares del tramo corto de la curva pueden constituir un instrumento atractivo para recuperar la multa a través del devengamiento de una tasa alta en dólares (6,25% anual el BONAR 19) con baja exposición al riesgo de tasa de interés. En el caso de inversores con una mayor tolerancia al riesgo y a la volatilidad de precios ante cambios en las tasas de interés, los bonos más largos ofrecen la alternativa de un devengamiento de tasas atractivas (8,28% anual en dólares el cupón del DICA) y además una potencial ganancia de capital si las tasas de los bonos en dólares continúan convergiendo gradualmente hacia niveles más parecidos a los rendimientos de Brasil dada la baja deuda que flota en los mercados y el exceso de liquidez global: con un bono de duration 8, una baja potencial de 100 puntos básicos en las yields, dejaría una ganancia de capital en torno a 8%". Para el inversor que está dispuesto a pesificar una parte del portafolio dado que espera que el dólar se mantenga tranquilo en los próximos meses frente al ingreso de los dólares financieros una estrategia de carry trade vía Lebacs en el tramo largo de la curva (252 días) fijando una tasa nominal anual (TNA) en torno al 27% en pesos consistente con una tasa real implícita vs las expectativas de inflación (REM) que se ubica por arriba de la tasa real que pagan los bonos que ajustan por CER, puede tener sentido dado que el BCRA tiene margen para continuar bajando las tasas mientras la inflación se desacelera frente a la tranquilidad del dólar y el fin de las correcciones tarifarias.

"En todo caso, los bonos que ajustan por tipo de cambio y que rinden una TIR atractiva (en torno al 6/7% en el caso de algunos bonos dollar-linked provinciales o de la ciudad) más el movimiento del tipo de cambio pueden funcionar para diversificar el riesgo de tipo de cambio; en tanto, la combinación de un bono dollar-linked con una posición vendedora en futuros de dólar del mismo plazo constituye un vehículo para fijar una tasa atractiva en pesos (en torno al 27% de TNA con los precios de cierre del lunes en el caso de la estrategia que combina el BONAD que vence en octubre con una posición vendedora en el contrato de dólar futuro de octubre, asumiendo el riesgo de un costo de oportunidad en el intradiario si el precio del futuro sube).‘

Ezequiel Zambaglione, Head de Research de Wealth Management en la firma Puente, apuntando a un perfil moderado, propone armar una cartera con un 20% en pesos buscando bonos ajustables por CER como el DICP, BOGAR o el BONCER. El Boncer es el bono con mayor atractivo por el plazo según el analista. También buscaría posicionarse en Lebac a 252 días aprovechando las tasas en pesos actuales y con las chances de que el ajuste de tasas sea mas pronunciado en los próximos meses. Un 25% de la cartera la alojaría en bonos dollar-linked como el Bonad2018 o algún provincial como los bonos de Chubut y/o Neuquén y contemplando las chances de que el dólar a fin de año se ubique en torno a los $16. Otro 25% de la cartera buscaría ser alojada en la parte larga de la curva en dólares como el DICA y el Bonar 2026, evitando posicionarse en bonos más largos con el objetivo de achicar duration en el portafolio. Y finalmente ve que ciertas acciones muestran potencial de mediano plazo, como es el caso de algunas acciones del sector financiero como Galicia. En el sector de real estate ven atractivo a acciones de IRSA, mientras que en el energético consideran que Pampa y Petrolera Pampa aún tienen mayor up-side para los próximos meses, destinando un total del 15% de la cartera a la parte de acciones.

Como conclusión final podemos decir que existe un enorme abanico de posibilidades y combinaciones posibles para re-alocar la cartera luego del blanqueo buscando recuperar el dinero de la multa lo antes posible. De todos modos es importante señalar que ante una pérdida del 10% del portafolio como la que sufrirán todos los inversores que tomen esta alternativa, debe ser compensada con decisiones de prudencia y buscando recuperar dicho costo con cautela evitando desesperarse o angustiarse por la pérdida de capital. Los inversores deben saber que el mercado siempre da oportunidades siempre y cuando se cuente con capital y justamente es el capital lo que hay que cuidar. Los beneficios a favor del blanqueo son claros y las alternativas para mitigar el costo están servidas. Dependerá de cada inversor hacer su jugada a partir de ahora.

Fuente: http://www.cronista.com/finanzasmercados/Como-recuperar-la-multa-del-blanqueo-20160802-0061.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook