Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Hoy arranca el "puerta a puerta": ¿conviene comprar artículos electrónicos importados con el nuevo sistema?

El régimen está operativo y los argentinos ya pueden, tarjeta de crédito en mano y desde la comodidad de sus hogares, adquirir productos desde China o Estados Unidos. Variables como flete, impuestos y franquicias son clave al momento de analizar la conveniencia de una operación


En pocos días más, comenzarán a llegar los primeros paquetes del exterior bajo el nuevo sistema de importaciones “puerta a puerta” que este viernes ya entró en vigencia.

Prácticamente aniquilado en los últimos años del kirchnerismo -que había apelado a una serie de trabas y restricciones para frenar las compras con plásticos en el exterior-, el servicio volvió de la mano del macrismo y ya levantó una ola de quejas desde el sector industrial.

Fabricantes de calzados, de indumentaria y hasta de electrónica se pusieron en pie de guardia apenas se conoció la letra chica del reflotado régimen que permite a los argentinos volver a convertirse en “microimportadores” con sólo tener una tarjeta de créditohabilitada en el exterior y acceso a Internet.

Mariano Kestelboim, reconocido consultor de la industria textil y electrónica, afirmó aiProfesional que el nuevo régimen se convertirá en una competencia que "dañará alentramado productivo y especialmente afectará a los fabricantes de indumentaria ycalzado".

“En la Argentina hay casi 35 millones de tarjetas, con que 1 millón de titulares, es decir, menos del 3%, realice compras por cerca de la mitad del tope máximo permitido, estamos hablando de importaciones por casi u$s3.000 millones anuales. Esto equivale a un cuarto de lascompras totales que realiza la Argentina en concepto de bienes de consumo”, graficó el experto.

Las empresas del rubro electrónica fueron de las primeras en ponerse en pie de guardia,dado que el regreso del “puerta a puerta” permite:

1. Cuando el envío es realizado por un courier (como FedEx o DHL) y es recepcionado en eldomicilio:

• Se permite hasta un máximo de cinco operaciones anuales.

• No tiene franquicia.

• El usuario debe abonar el mismo arancel que una empresa importadora (por ejemplo, en el caso de una notebook o una tablet, el 35%).

• El valor de cada envío debe ser inferior a los u$s1.000 y pesar menos de 50 kilogramos.

2. En cambio, cuando el envío es realizado por un correo estatal extranjero (como es el de China) y en el país es distribuido por Correo Argentino (también para el caso de que la mercadería es recepcionada en el domicilio):

• No hay límite en la cantidad de operaciones anuales.

• Se cuenta con una franquicia de u$s25 por única vez.

• Se tributa el 50% por sobre el excedente a esos u$s25.

• El valor del envío no debe superar los u$s200 ni los 2 kilogramos.

• En tanto, aquellos que quieran traer por el correo oficial mercadería por hasta u$s1.000(límite 20 kilos) podrán hacerlo pero sin el beneficio de recibirla en el hogar. Deberán concurrir a la sede central.

El comprador debe generar el Volante Electrónico de Pago (VEP) sólo si el producto se compró vía correo oficial.

Sin importar por qué vía llega el producto al país, deberá comunicar en la web de la AFIP que recibió la mercadería dentro de los 30 días corridos.

Para ello debe contar con un CUIT/CUIL y clave fiscal, con un nivel de seguridad 3, para poder operar en la página del organismo.

De no confirmar la recepción de lo adquirido, no será posible recibir otro envío hasta tanto no subsane o justifique tal situación ante este organismo.


Otros tips a tener en cuenta

El temor, por cierto, se reforzó cuando el secretario de Comercio, Miguel Braun, pronunció una frase por demás elocuente: “Las personas tienen la libertad de comprar en el mundo por un monto de dinero razonable; el Estado recauda casi la mitad de lo que se importa, se introduce competencia de manera muy medida y sostenida en el tiempo que favorece al consumidor y no descuida a la producción nacional”.

Los conceptos “competencia” y “sostenida en el tiempo” calaron hondo entre los empresarios.

Además, generó mucha intranquilidad la declaración del ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, quien culpó a las firmas que operan en Tierra del Fuego, como BGH o LG, por el atraso tecnológico y los elevados precios de la electrónica.

Hay una realidad que todos los compradores deberán tener en cuenta: el sistema "puerta apuerta" tiene una "letra chica" muy amplia, que exige sacar cuentas cuando se quiera hacer "clic" y adquirir un producto en una página del exterior.

Conceptos como flete, impuestos, aranceles, franquicias y el comparativo con el valor disponible en el mercado doméstico, deberán ser analizados cuidadosamente antes de efectuar una transacción.

Hoy día existe un amplio abanico de portales de comercio online, con base en China oEstados Unidos, que ofrecen precios competitivos, multiplicidad de marcas y una logística bien aceitada.

Sin embargo, al recorrer las principales páginas plagadas de artículos electrónicos y que hasta el 2014 recibían un aluvión de visitantes argentinos (tales como Amazon, DealExtreme, AliExpress o DhGate), la realidad indica que no siempre resulta más conveniente adquirir un producto en el exterior y traerlo con el sistema “puerta a puerta” que concretar la operación en un comercio local.

Esto responde a que hay dos variables que pegan directamente en el precio final y que terminan condicionando cualquier elección:

1. Transporte
La decisión de compra de un producto electrónico puede quedar supeditada al costo del flete, que muestra grandes diferencias según la plataforma de e-commerce que se elija.

En general, los tres portales chinos más visitados por los argentinos que ofrecen tecnología (AliExpress, DhGate y Deal Extreme) tienen la particularidad de no cobrar el envío hacia la Argentina por cualquier compra mayor a u$s15.


Esta práctica despertó una fuerte ola de quejas por parte de varias cámaras industriales de la Argentina, que consideran que se trata de una maniobra prohibida por la OMC.

Así, es posible "microimportar" a través de estos portales desde notebooks y tablets, pasando por teléfonos inteligentes y afeitadoras, sin pagar un solo centavo en concepto detransporte, por más que la empresa distribuidora se encuentre a más de 20.000 kilómetrosde distancia.

Para Mariano Kestelboim, “un motivo que puede alimentar esa demanda es que varios portales, como sistema de promoción, ofrecen el envío gratis de la mercadería, con lo que un consumidor puede realizar una operación a un costo muy bajo”.

Como contrapartida, hay que tener en cuenta que las empresas que operan a través deportales con base en Estados Unidos, como Amazon, tienen un servicio de envíos muy acotado hacia la Argentina. Y, en los casos en que sí los realizan, lo hacen bajo tarifas elevadas, en función del producto que se adquiere.

Así, quien por ejemplo se decida a traerse una notebook marca Lenovo con procesador Intel Celeron, valuada en u$s181, se topará con que el costo del envío puede duplicar el precio deldispositivo, con tarifas que bordean los u$s400.

En moneda argentina, esto representa una erogación cercana a los $6.000 sólo en concepto deflete.

2. Impuestos: la diferencia entre correo y courier
Así como la tarifa del transporte puede ser una barrea o un aliciente para realizar una “microimportación” puerta a puerta, el impuesto que grava a los artículos que entran al país bajo este régimen puede convertirse en una variable incluso más determinante.

A raíz del lanzamiento del sistema "puerta a puerta", son varias las personas que se preguntanpor qué el Gobierno ha marcado diferencias tributarias entre los envíos realizados a través de un courier y aquellos otros efectuados por Correo Argentino.

Sucede que, en este último caso, los productos suelen llegar bajo el mecanismo de envío gratuito desde Asia.

Entonces, el gravamen del 50% funciona como una traba adicional para evitar una avalancha, luego de las quejas de las cámaras empresarias.

En cambio, el cargo logístico que cobran los couriers por un envío desde Europa o Estados Unidos, suele encarecer sustancialmente el producto.

Si a esto se suma que la mayoría de los artículos electrónicos importados tributan un Arancel Externo Común del 35% (el máximo autorizado por el Mercosur), entonces queda más que compensada la no aplicación del recargo del 50%.

La conclusión es que, en general, cualquiera sea la vía de ingreso (courier o Correo Argentino), el sistema "puerta a puerta" queda en desventaja frente a la alternativa de ingresar un producto a través de la Aduana de Ezeiza -tras un viaje-, dado que en ese caso la franquicialibre de tributos es de hasta u$s300 por pasajero (desde países no limítrofes).

Según señalaron fuentes muy confiables a este medio, el Correo Argentino bonificará los primeros envíos "puerta a puerta", aunque no precisaron fecha respecto de hasta cuándo mantendrán este beneficio.

"Estamos preocupados porque prevemos que habrá una avalancha de ropa y bijouterie, adquiridas con el beneficio del flete del exterior sin cargo", aseguró.

¿Conviene o no conviene?
Como quedó de manifiesto, son muchas las variables determinantes a considerar en el momento en que un usuario esté frente al monitor, tarjeta en mano, y se disponga a hacer clic en la opción “comprar”.

En base a un relevamiento realizado por iProfesional entre los portales más populares, surge que en uno de los rubros donde más diferencias de precios se observan es en el de losrelojes inteligentes, especialmente si se consigue el transporte gratis.

En el portal chino DealExtreme es posible conseguir un Smartwatch Samsung Gear S2 au$s245. Pagando los impuestos internos correspondientes, el dispositivo terminaría costando entre $5.325 y $5.500, (dependiendo de si la operación se realizó con o sin franquicia inicial de u$s25).


¿Cuánto cuesta este producto en una cadena como Frávega? En ese retail el mismo modelose ofrece por $9.000.

Esto implica que si un argentino adquiere este producto en Frávega, deberá tener que pagarentre un 65% y un 70% más que optando por el servicio "puerta a puerta".


Hay cadenas que, como Garbarino, para compensar esta diferencia ofrecen dos beneficios para nada desestimables: garantía oficial y la posibilidad de pagar en seis cuotas sin interés.

Si un comprador esté interesado en un iPad, observará que en DealExtreme está en oferta elmodelo Air 2 de 64GB a un valor de u$s670 y con transporte gratis.

Este producto, una vez nacionalizado (impuesto del 50% mediante) promedia los $15.000. Una salvedad: al costar más de u$s200, el usuario no gozará de la comodidad de recibirlo en su domicilio.


¿Cuánto cuesta esta misma tableta en la Argentina? Unos $19.000, es decir un 25% más.


En plata, esto implica unos $4.000 pesos extra. El ahorro resulta atractivo.

Sin embargo, en este caso, la garantía local, la opción de financiar la compra hasta en 18 cuotas sin interés y el riesgo que implica hacerse traer un equipo de este valor directo desdeChina, son factores que también deberán ponerse en la balanza.

El siguiente cuadro resume los precios de los productos importados en función del nuevo régimen, con franquicia y sin ella, y su comparativo con el valor vigente en el mercado doméstico:


Como se puede observar en el cuadro, dos productos comprados en Amazon e importados vía courier (la notebook y el proyector), si bien no tributan elimpuesto del 50%, esto no significa que lleguen mucho más baratos.

Sucede que ambos dispositivos deben enfrentar un elevado costo del flete (de entre casi u$s300 y u$s400) y el máximo arancel externo, del 35%. Esto achica considerablemente el gap respecto de los valores que se manejan en los comercios de la Argentina.

En el caso de la notebook marca Lenovo, el precio final con el "puerta a puerta" es de casi$9.600, unos $1.400 menos que adquirida en un retailer local, como Frávega.

El proyector Viewsonic, en tanto, se recibiría en la puerta de la casa a un valor de $10.500, un 17% más barato que en un local porteño.

Al observar lo caro que resulta el flete (que en muchos casos hasta supera al valor del producto en sí), muchos argentinos lo que hacen es adquirirlo pero, en vez de solicitar su envío directo a la Argentina, lo hacen llegar a un amigo o a un familiar que esté en los Estados Unidos.

Luego, éste procede al despacho contratando un servicio de courier a un costo muchomenor.

En el caso de los smartphones, un usuario podrá “microimportar” un teléfono Samsung Galaxy S7 liberado, a través de DealExtrem.com, por u$s591 y sin gastos de flete.

Nacionalizado, este teléfono de alta gama valdrá entre $13.100 y $13.300, si bien el producto deberá ser retirado en la sede del Correo Argentino.


En tanto, los precios disponibles de Samsung en el mercado local son más elevados, dado que ese mismo dispositivo se ofrece en un retailer, en un pago, a $15.200.


Claro que el ahorro que podría lograrse bajo el nuevo sistema implementado por la AFIP, cercano al 15%, deberá ser analizado en función de otras variables, como la garantía y el riesgo de que el producto llegue con desperfectos.

Si el comparativo se realiza en función de una tablet básica y de segunda marca, los números son más “finitos”, dependiendo de si se compra por primera vez en el año y se dispone de lafranquicia de u$s25.

Un equipo económico comprado vía Deal Extreme puede conseguirse por apenas u$s37 y una tarifa de flete de tan sólo u$s1.

Si el comprador goza del tope a favor de u$s25, entonces ese dispositivo le terminará saliendo $670. En cambio, si ya hizo uso de la franquicia, el precio se eleva a los $850.


¿Cuánto cuesta una tablet “low cost” en la Argentina? Alrededor de $1.000. Es decir que el dispositivo comprado localmente puede llegar a salir entre un 17% y un 50% más que la opción “puerta a puerta”, en función del impuesto.


En el caso de una tablet de 16GB con sistema Android, BGH la vende en el mercado interno a$3.400.


Un producto de similares características, que goza de free shipping, puede adquirirse un 30% más barata, aun pagando impuestos.


En otras líneas de productos –como los discos rígidos externos- por más que el flete sea gratuito, el valor del producto importado se encarece lo suficiente como para quedarapenas por debajo o incluso levemente por encima del precio de un retailer local.

En el caso de un disco duro marca Toshiba de 500 GB, se consigue a casi u$s60 en AliExpress ysin costo de envío a la Argentina.

Si un comprador realiza una operación por primera vez en el año y utiliza la franquicia de u$s25, entonces este dispositivo llegará a la puerta de su hogar a un valor de $1.153 al tipo de cambio actual.

En cambio, si ya sobrepasó ese tope, entonces el impuesto interno se aplica sobre el 50% del valor de ese producto, lo que llevaría su desembolso hasta los $1.340.


Como contrapartida, en Garbarino, es posible encontrar el mismo artículo a $1.300 y con la opción de financiar la operación a seis meses.


Más caro, más riesgoso
Para Kestelboim, cuanto más costoso es el producto y más dinero hay involucrado en la compra, mayor será la aversión al uso del “puerta a puerta” para la tecnología.

Sucede que, pagar con tarjeta $10.000 por una notebook o casi $15.000 por un teléfono y esperar hasta por 60 días un producto que se despacha desde China o Estados Unidos, es una operatoria que, según Kestelboim, fácilmente generará desconfianza entre algunos usuarios.

“Cuando uno adquiere un artículo electrónico, como una computadora o un smartphone, hay mayores riesgos que si busca un par de zapatillas o una prenda”, afirmó el consultor.

“A esto hay que sumarle otro punto clave como la garantía, dado que el comprador se enfrenta a la posibilidad de que la mercadería llegue con desperfectos”, agregó el experto, en diálogo con este medio.

En cambio, bajo la visión de Kestelboim, los productos de menor precio, como la ropa, el calzado y los juguetes, “tendrán un atractivo extra, dado que se podrán realizar compras por un monto relativamente reducido”.

Esto mismo quedó de manifiesto en un informe elaborado por la CAME, que reveló la enorme brecha de precios entre la industria argentina y la de China en el rubro textil.


Por ejemplo, un vestido casual confeccionado en la Argentina hoy puede conseguirse a razón de $700.

Sin embargo, una prenda de similar calidad, aun tributando el arancel, llegaría directamente desde el gigante asiático a la puerta del comprador por menos de $300. Es decir que el producto nacional resultaría 140% más caro.

En el caso de las carteras, el gap puede ser del 120% y en calzados, de casi 65%.

Así las cosas, para Kestelboim serán las industrias locales productoras de indumentaria o zapatos "las más afectadas por la nueva competencia, porque hay menores riesgos vinculados con el correcto funcionamiento de un producto frente a lo que sucede, por ejemplo, con un artículo electrónico”.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/237143-Hoy-arranca-el-puerta-a-puerta-conviene-comprar-articulos-electronicos-importados-con-el-nuevo-sistema-
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook