Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

La CGT Azopardo midió un aumento de precios del 3,1% en Julio

La inflación, a velocidad crucero

La central gremial que conduce Hugo Moyano registró una inflación del 3,1 por ciento en julio y del 45,8 en doce meses. Los alimentos tuvieron importantes aumentos. La canasta para no ser pobre subió a 12.797 pesos.


La inflación de julio se ubicó en 3,1 por ciento y acumuló un incremento del 45,8 por ciento interanual, según el relevamiento de la CGT Azopardo. El observatorio de datos económicos y sociales de la entidad sindical que conduce Hugo Moyano registró que una familia con dos hijos necesita 12.797 pesos para no ser pobre y 5588 pesos para no caer en situación de indigencia. Para junio, el índice de inflación de los trabajadores calculado por la Umet, otro de los indicadores de precios armado con el respaldo de los gremios, había registrado un alza del 2,7 por ciento. La caída el salario real asciende a más de 10 puntos porcentuales desde diciembre pasado, debido al impacto de la devaluación, la quita de retenciones y la suba de tarifas. Algunas organizaciones gremiales adelantaron que ya están evaluando la reapertura de las paritarias por el fuerte salto en el costo de vida en la primera parte del año.

En el Gobierno, pese a las estimaciones de los sindicatos, insisten con la idea de que la inflación se está desacelerando, por lo que esta semana el Banco Central volvió a disminuir la tasa de interés de las Lebacs, al argumentar que los “indicadores de alta frecuencia que sigue la autoridad monetaria muestran que las remarcaciones se encuentran en un proceso de moderación”. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, mencionó que hay consenso generalizado sobre que la medición de inflación oficial para julio se ubicará en torno de 2 por ciento. “Los indicios son claros en relación con que la inflación del mes pasado fue significativamente más baja que la de junio (3,1 por ciento)”, mencionó el funcionario. El Indec publicará el viernes de la semana que viene el IPC.

Las asociaciones de consumidores relevaron subas importantes en julio para distintos productos de la canasta básica. Consumidores Libres, de Héctor Polino, midió que el aceite tuvo un alza del 24,6 por ciento el mes pasado, al tiempo que la polenta aumentó 9,4 por ciento y la manteca, 11,5. Otros aumentos relevantes fueron los del 40,7 por ciento en el zapallo anco, del 5,2 por ciento en la carne picada común, del 5,1 en la leche, del 4,4 en la papa y del 3,4 en la banana. Los productos de la canasta de alimentos con menores remarcaciones el mes pasado fueron la bola de lomo (0,4 por ciento), la merluza fresca (0,5 por ciento), el pan (0,6) y la harina (0,7).

El documento de Consumidores Libres incluyó un detalle de los productos con mayores aumentos en los primeros siete meses del año. El aceite lidera la lista de 38 productos con un alza del 97,5 por ciento. En el listado continuaron la acelga, con un incremento de 87,2 por ciento, la polenta (80,9 por ciento), el tomate perita (77,9 por ciento), el café (63), la carne corte paleta (52,1), el detergente (49,4), el pan (45,9) y los huevos (41,5). Otros productos con remarcaciones notables fueron la papa (32,1 por ciento), el pollo (26,3), la manteca (24,9) y la harina (19,9). El arroz, la yerba y el jabón en polvo figuran entre los artículos con menores subas del año.

La aceleración del proceso inflacionario a partir de diciembre pasado generó un fuerte retroceso en la calidad de vida de la población, con menores ingresos disponibles para gastos que no sean de primera necesidad. La puja distributiva (carrera entre salarios y beneficios) será uno de los principales elementos de tensión para el próximo año, con una fuerte incidencia para la evolución de los precios. Las perspectivas de inflación de los consultores del mercado para el cierre de 2016 ya comenzaron a elevarse. El Central publica un relevamiento de expectativas de la city, que el mes pasado arrojó un alza de 1,8 por ciento para diciembre, cuando en junio las perspectivas daban una inflación del 1,6 por ciento mensual para la finalización del año. Para todo 2016, el pronóstico subió de 40,3 por ciento en junio a 42,0 en julio. Las tensiones de precios de este año, con remarcaciones interanuales que se elevaron del 25 a casi el 50 por ciento, se dieron en un contexto de fuerte caída de la actividad, la cual estimaciones privadas la ubican en torno del 2 por ciento. La literatura especializada llama a este proceso estanflación, una situación de recesión con aceleración de la inflación.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-305985-2016-08-04.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook