Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Para fiel, la linea de pobreza aumento en Julio un 47,7% en doce meses

Canasta tres veces más cara en ocho meses

Según la usina de pensamiento neoliberal, la Canasta Básica Total subió 3,1 por ciento en junio y 47,7 en un año. En noviembre de 2015, el ritmo de los aumentos era del 16,1 por ciento interanual. La canasta alimentaria se encareció 4,1.


El costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) más que se duplicó durante el gobierno de Mauricio Macri, mientras que si se le suman los servicios esenciales, la Canasta Básica Total (CBT) se triplicó. Según un informe de la consultora FIEL, la CBA de julio último se encareció un 43,3 por ciento respecto de igual mes del año pasado, más del doble del 19,6 por ciento de incremento que se había registrado de manera interanual hasta noviembre de 2015. En tanto, la canasta total aumentó en julio 47,7 por ciento en términos interanuales, tres veces más que el registro de 16,1 por ciento de noviembre último contra igual mes de 2014. De esta manera, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó el mes pasado un ingreso de 11.383 pesos para no ser considerada pobre, de acuerdo con la medición de la ultraliberal FIEL.

El informe detalla que un hogar con cuatro miembros necesitó en julio 4944 pesos para poder alimentarse y no ser considerado indigente, lo que representó un incremento de 4,2 por ciento respecto a junio previo. En tanto, en los últimos doce meses acumula un alza de 43,3 por ciento. Sólo entre noviembre -el gobierno asumió el 10 de diciembre- y julio, el aumento fue de 34,4 por ciento; es decir que en ocho meses de gestión de Mauricio Macri se produjo el 80 por ciento de la suba interanual de julio.

Si se suman los gastos por servicios básicos, un hogar requirió 11.383 pesos para no ser considerado pobre, un valor que registró un aumento de 3,1 por ciento contra junio, y acumuló en un año un alza del 47,7 por ciento (3678 pesos más). Entre noviembre y julio, el aumento de la CBT fue de 39,5 por ciento. Esto implica que en los últimos ocho meses se registró el 83 por ciento del aumento interanual de la canasta básica total, lo que echa por tierra los argumentos oficiales sobre una supuesta herencia en materia inflacionaria. La disparada de precios se produjo a partir de la apertura del “cepo” cambiario, que derivó en una abrupta devaluación, y a eso se sumó la eliminación de retenciones y luego el tarifazo de servicios públicos.

Pese a que los funcionarios del gobierno insisten en que la inflación se está moderando y que para la medición de julio existe un consenso de analistas que estiman una desaceleración, las cifras privadas ofrecen otra realidad. Al incremento en los alimentos y los tarifazos, que impactan fuertemente en la canasta de los argentinos, se suman las situaciones de escasez de algunos productos que generan subas puntuales. Es el caso de la manteca. La falta de productos en las góndolas se trasladó a los precios de sus derivados. Según el presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, Emilio Majori, por los aumentos en el precio de la manteca, muchos productos sufrirán fuertes aumentos. Majori puso como ejemplo las medialunas que, según anticipó, podrían llegar a costar hasta unos 120 pesos la docena en el área metropolitana de Buenos Aires.

Al caso de la manteca se suman otros, como la carne y el aceite, que le imprimen una presión adicional al costo de la mesa de los argentinos. No obstante, desde el gobierno aseguran que no hay presiones adicionales y consideran innecesario la reapertura de las paritarias. De acuerdo con un relevamiento de la CGT Azopardo, la inflación de julio se ubicó en 3,1 por ciento y acumuló un incremento del 45,8 por ciento interanual. El observatorio de datos económicos y sociales de la entidad sindical que conduce Hugo Moyano registró que una familia con dos hijos necesita 12.797 pesos para no ser pobre y 5588 pesos para no caer en situación de indigencia.

Por su parte, el índice de inflación de los trabajadores calculado por la Umet para junio, otro de los indicadores de precios armado con el respaldo de los gremios, había registrado un alza del 2,7 por ciento. La caída el salario real asciende a más de 10 puntos porcentuales desde diciembre pasado. Pese a las consideraciones oficiales, algunas organizaciones gremiales adelantaron que ya están evaluando la reapertura de las paritarias por el fuerte salto en el costo de vida en la primera parte del año.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-306063-2016-08-05.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook