Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Por el PBI revisado, el Gobierno podrá gastar $ 30.000 millones más en 2016

La revisión que llevó a cabo el Indec dio una "ayuda" a la posibilidad de lograr el déficit primario este año: podrá gastar $ 30.000 millones más. No habrá ajuste fiscal


El Gobierno confirma, una y otra vez, que la meta de déficit primario para este año, de 4,8% del PBI, es un objetivo realizable. Pero prefiere eludir recordar el valor absoluto que había indicado que se llegaría, un rojo de $ 358.000 millones, que, según el PBI antes de la revisión que llevó a cabo el Indec, representaba el 4,8% del producto.

Sin embargo, las modificaciones puestas en prácticas por el instituto de estadísticas dan una holgura mayor para 2016: según la estimación del PBI que se haga, de cómo terminará el año, el margen para incrementar el déficit primario suma unos $ 32.500 millones adicionales, cifra nada despreciable en un período en el que los pesos escasean.

Los nuevos datos de la economía, con el PBI revisado, arrojaron que 2015 tuvo una expansión en la economía menor a la que se había estimado anteriormente. Sin embargo, el impacto de los precios lleva a que el PBI nominal actual (es decir, medido en precios corrientes) sea mayor al que se había previsto de manera inicial.

Por este motivo, llegar a un 4,8% de déficit primario sobre PBI en 2016 o incluso al 3,3% para el año próximo sería más fácil, no por la reducción en el gasto público ni tampoco por una suba en los ingresos, puntualmente (aunque esto también podría ocurrir), sino por el impacto de la simple modificación en las series estadísticas.

La mala noticia es que esta revisión incluye también los datos de 2015: mientras que el déficit primario del año pasado representaba, con el PBI anterior, un 5,4%, con los cambios pasó a significar un 4% del producto.

De esta manera, terminar 2016 con un PBI de 4,8%, no sólo implica un mayor margen para gastar (o recaudar menos), sino que además implica que este año no habrá ajuste fiscal ya que el rojo se agrandará en 0,8 puntos porcentuales.

Si se quisiera adecuar el déficit primario de $ 358.000 millones para 2016 al nuevo PBI, no tendría que representar más de 4,4%. "En la nueva foto, el aumento en el ‘tamaño estadístico de la economía’ (PBI a precios corrientes) se refleja en una caída de 0,4 puntos porcentuales en el déficit fiscal, es decir, todo lo demás estable, el 4,8% original estimado ahora es 4,4% luego de la suba del denominador", detallan desde el Estudio Bein. "La modificación está dando una holgura de subir en $ 32.000 millones el déficit", detalló Martín Vauthier, economista de esta consultora.

También desde ACM reflejan en esta diferencia. "Nuestra previsión de un déficit primario de $ 358.000 millones para 2016 representaba un 4,7% del PBI en nuestras estimaciones, inferior al 4,4% del nuevo PBI base 2004. De esta manera, el cambio en las cuentas nacionales representa un ‘recorte’ del déficit de 0,4% del PBI ($ 32.487 millones), lo cual permitiría una suba adicional de 2,3 puntos porcentuales, llevando el alza nominal del gasto primario a 34,1% en el año sin por ello incumplir la meta fiscal", aseguran.

Para Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma, ahora hay posibilidades de que el déficit primario sume unos $ 31.000 millones adicionales. "Para que se cumpla 1 punto de ahorro del PBI, tendría que terminar 2016 en torno al 3,3%. No va a haber ajuste fiscal", definió. Además, agregó un aspecto que va a ser clave en los meses por venir: el impacto de los ingresos que va a reportar el blanqueo. Desde oficinas oficiales estiman, como base, que serán $ 30.000 millones en 2016, cifra que ayudaría también a intentar cerrar la brecha fiscal.

En las metas fiscales para este año, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, había identificado que la reducción del déficit fiscal se iba a explicar, en parte, por las menores erogaciones en concepto de subsidios. Según había asignado, un 1,5 puntos porcentuales menos este año iba a responder a este concepto. Sin embargo, la dificultad de llevar a cabo los aumentos de las tarifas, ahora en manos de la justicia, abre el interrogante sobre si esta disminución será posible.

Fuente: http://www.cronista.com/economiapolitica/Por-el-PBI-revisado-el-Gobierno-podra-gastar--30.000-millones-mas-en-2016-20160808-0053.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook