Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.93
Venta: $16.33
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.87
Venta: $17.84
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.65
​Venta: $5.26
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.02 
Venta: $20.51
Compra: $20.0434
Venta: $20.2181

A pesar del tarifazo, Aranguren se resigno a que cuando trepe el calor, el servicio eléctrico se vera afectado

“Los cortes dependerán de la temperatura”

El ministro de Energía advirtió que el Gobierno aceptará pasivamente las interrupciones del servicio eléctrico en el verano. También afirmó que las tarifas están recuperando el peso que merecen en el presupuesto familiar.


“La posibilidad de que haya cortes de luz durante el verano va a depender de la temperatura, pero estamos en un programa de mantenimiento para llegar a diciembre de la mejor manera posible”, admitió ayer el ministro de Energía, Juan José Aranguren, como para empezar a atajarse frente al fastidio popular que generan las fallas del servicio eléctrico que suelen aparecer con el calor. El ingrediente adicional es que este año las distribuidoras gozarán del aumento en sus ingresos gracias a la suba de las boletas, con lo cual no contarán con el argumento del retraso tarifario para justificar los cortes masivos de luz.

El Gobierno informó días atrás un nuevo cuadro tarifario del servicio de gas para usuarios residenciales, con subas promedio del 200 por ciento para el mismo nivel de consumo, lo que multiplicaría por tres la boleta. En el criterio oficial, la nueva propuesta cumpliría con el pedido de “razonabilidad” en el aumento tarifario que aparece en el fallo de la Corte Suprema que anuló el tarifazo inicial en el gas. Los magistrados enfatizaron además que la realización de la audiencia pública es requisito ineludible para convalidar la suba tarifaria. Esa instancia de participación de los usuarios fue omitida por el Gobierno, que decía que el encuentro realizado en 2005 avalaba el tarifazo de este año.

“A partir del nuevo cuadro tarifario presentado días atrás y la convocatoria a la audiencia pública estamos cumpliendo con el fallo de la Corte Suprema”, consideró ayer Aranguren. “Somos respetuosos de la Corte Suprema, estamos cumpliendo con el fallo, por eso la semana que viene vamos a estar presentando en las audiencias un programa gradual, razonable y proporcional”, dijo el funcionario. “Tenemos la obligación, porque así lo dispuso la Corte, de convocar a una audiencia pública para los usuarios residenciales”, agregó.

Sin embargo, las entidades de consumidores plantean que el Gobierno no está cumpliendo con el fallo porque no pone a disposición datos sobre la formación del precio del gas en boca de pozo, algo sobre lo cual los magistrados definieron que debe ser materia de debate en la audiencia pública. La interpretación de las asociaciones de usuarios es que el retaceo de esa información responde a los intereses de las petroleras que se verían afectadas por la divulgación de sus costos.

En relación al enorme rechazo al aumento tarifario dispuesto originalmente en abril, Aranguren admitió que “la implementación no fue la más adecuada” y planteó que “en los últimos años los servicios no tenían el lugar que debían tener; todo es una cuestión de equilibrio de los insumos que tiene una familia tipo”, para justificar la suba. El funcionario se refería al costo que según él debían tener las tarifas, rechazando la política de subsidios del kirchnerismo para mejorar el poder de compra de los salarios y estimular la actividad productiva.

El ministro también se refirió a la situación de la producción de gas, que hace varios años está por debajo de las necesidades del país, lo que obliga a importar el fluido. “Lo que nos está pasando hoy es que no tenemos gas suficiente para abastecer a toda la demanda que proviene no sólo de las pymes o comercios sino también del sector residencial. Esto es la consecuencia de haber mantenido un precio artificialmente bajo en los últimos años”, consideró.

Más allá del supuesto “equilibrio” en el presupuesto familiar que se lograría con el tarifazo, uno de los argumentos más escuchados para avalar las subas del servicio de electricidad es que la mejora financiera para las empresas permitiría mitigar las deficiencias del servicio, ya que las distribuidoras podrían invertir en infraestructura. Pero Aranguren ayer planteó, de manera implícita, que la quita de subsidios y la mejora del servicio no es para nada una relación directa. “La posibilidad de cortes de luz durante el verano va a depender de la temperatura”, indicó.

Por fuera de la rebaja en el tarifazo al gas quedaron las pymes y otros usuarios no residenciales, ya que la Corte sólo falló para los usuarios residenciales. Aranguren, junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el jefe de Gabinete económico, Gustavo Lopetegui, recibieron ayer a varias entidades empresarias para analizar este tema. A pesar de las expectativas, los dirigentes pymes salieron del encuentro desilusionados. “No se habló de nada de lo que nos preocupa. A pesar de que no hubo audiencia previa, van a continuar las subas de la tarifa de gas con el tope del 500 por ciento para las pymes, clubes de barrio, centros culturales y otros usuarios no residenciales”, dijo Ariel Aguilar, de la Confederación General Empresaria de la Argentina. Los funcionarios reciben hoy a los representantes de las asociaciones de consumidores.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-308877-2016-09-08.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook