Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.95
Venta: $16.35
Compra: $15.75
Venta: $16.15
Compra: $16.80
Venta: $17.77
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.63
​Venta: $5.24
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.06 
Venta: $20.55
Compra: $20.0835
Venta: $20.2581

La construcción se contrajo 23.1% interanual en Julio

El derrumbe de los ladrillos

En siete meses la caída acumulada es de 14,1 por ciento. El parate en la obra pública, el desmantelamiento del plan de créditos para la construcción, el freno de la exploración petrolera y la baja de la inversión privada explican la crisis.


La construcción se contrajo 23,1 por ciento en julio respecto del mismo mes del año pasado, al registrar la segunda caída más importante del 2016, puesto que en abril se anotó una baja del 24,1. Así lo informó ayer el Indec. El segundo semestre, pese a que el Gobierno aseguraba que iba a empezar la recuperación, sigue mostrando una profunda recesión de la economía y, en particular, de los sectores productivos. En los primeros siete meses, la construcción se redujo 14,1 por ciento, cuando el año pasado se registraron subas de hasta el 5 por ciento. En lo que refiere al empleo de la rama, el Indec informó que hubo una caída de los puestos de trabajo del 15,7 por ciento en junio en relación con el mismo mes del año pasado. A su vez, el Instituto de Estadística de la Construcción (Ieric) estimó que el recorte ascendió a 61.371 trabajadores formales, lo que representó una merma de 14,1 por ciento.

El parate de la obra pública, el desmantelamiento del plan de créditos para la construcción de viviendas Pro.Cre.Ar, el freno de la exploración petrolera encabezado por YPF y la baja de la inversión en sectores industriales fueron algunos de los principales factores que paralizaron la edificación. El retroceso de esta rama se fue profundizando con el correr de los meses. En enero, se notó una disminución de 2,5 por ciento, en febrero de 6,2, en marzo de 6,8, en abril de 24,1, en mayo de 12,9, en junio de 19,2 y en julio de 23,1 por ciento. Este proceso no se observó sólo en la construcción sino que es un fenómeno repetido en la industria manufacturera, el comercio y las economías regionales. El programa oficial aplicado en los últimos meses implicó un fuerte golpe para la economía real, mientras que benefició a grupos de poder económico vinculados con las finanzas y el agro.

El documento del Indec sobre la evolución de la construcción detalló las caídas de los negocios de los principales insumos del sector. Artículos sanitarios de cerámica marcó una contracción de 19,8 por ciento en julio respecto del mismo mes del año pasado, en tanto que las bajas de asfalto se ubicaron en 25,9 por ciento, de cemento portland en 20,7 por ciento, de hierro redondo para hormigón en 31,4, de ladrillos huecos en 20,6, de pinturas para la construcción 19,9, de pisos y revestimientos cerámicos de 9,6 y de placas y yesos de 17,0 por ciento.

El informe del centro de estadísticas oficial también precisó la situación del empleo demandado por las constructoras. En junio, los puestos de trabajo registrados sumaron 386.289 individuos, cuando eran de 458.433 personas en el mismo mes de 2015, lo que implica una reducción de personal de 72.144 trabajadores.

Los datos del Indec están en línea con el documento de esta semana del Ieric, entidad que depende de la Cámara de la Construcción (CAC), y hace años releva la situación del mercado laboral en el sector de la edificación. Para este centro, hubo 365.908 ocupados formales el cierre del primer semestre, contra los 427.279 individuos del mismo período del año pasado. La contracción del empleo en la construcción anotada en junio fue la más elevada de los últimos nueve años, cuando comenzó a realizarse la medición. La perdida de puestos de trabajo ni siquiera fue tan aguda en 2009, al estallar la crisis financiera internacional con un fuerte impacto a nivel local. El relevamiento del Ieric, al igual que ocurre con los datos de empleo brindados por el Indec, no toma en cuenta cuál es la situación de los trabajadores informales de la edificación, pese a que es un sector en el que existe una importante cantidad de empleo no declarado. Este segmento de los informales es aún más vulnerable ante episodios de recesión.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-308239-2016-09-01.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook