Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

Prat-Gay presento el proyecto de presupuesto para 2017, con una previsión de crecimiento

Más deuda, más déficit y una promesa del 3,5

El ministro reconoció que el Estado aumentará la deuda en 15 mil millones de dólares el año que viene, para cubrir un rojo fiscal y comercial creciente. Se saldría de la recesión con más consumo e inversión.


El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, presentó ayer en el Congreso los principales lineamientos del Presupuesto para 2017, que anticipa un endeudamiento de unos 15.000 millones de dólares. El proyecto prevé un crecimiento del 3,5 por ciento, una inflación del 17 por ciento y un saldo comercial negativo de 1866 millones de dólares, casi el triple del rojo estimado para este año (646 millones). De hecho, el programa económico estima que el deterioro del balance comercial se irá agravando con los años y alcanzará los 5000 millones en 2019. Durante su exposición, el ministro destacó que el próximo año la mayoría de los recursos se destinará a servicios sociales y a inversión en obras de infraestructura, con el fin de dinamizar la economía y crear empleo. Tal como se había adelantado, la meta de déficit fiscal fue elevada del 3,3 por ciento previsto originalmente a un 4,2 por ciento, debido a que supuestamente el gobierno quiere seguir con el “gradualismo” y no hacer un mayor ajuste. El funcionario sostuvo que ese déficit responde a un mayor gasto por el programa de pago de sentencias históricas a jubilados y al revés judicial con las tarifas.

Prat-Gay, secundado por el viceministro Pedro Lacoste, y los secretarios de Hacienda, Gustavo Marconatto, y Finanzas, Luis Caputo, expuso en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. Sin omitir la referencia cotidiana a la herencia, el ministro destacó la presentación de tres proyectos que afectarán los resultados del Presupuesto: la reforma de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, el de Administración Financiera para limitar los “superpoderes” respecto a la potestad de reformular las partidas, y el de responsabilidad fiscal que se consensuó con los gobernadores (ver aparte).

Entre los principales lineamientos se destaca un crecimiento estimado en 3,5 por ciento, que implicará un rebote de la actividad respecto a la recesión prevista en 1,5 por ciento para este año. La caída estuvo vinculada, según se apunta en el proyecto, con una “contracción del consumo y de la inversión, en conjunto con el aporte negativo de parte de las exportaciones netas”. “Para algunos es (una pauta) conservadora, pero nosotros creemos que, si podemos cumplirla, será el crecimiento más alto de los últimos seis años, y que esto traerá aparejado una mejora en el empleo”, argumentó Prat-Gay.

Para cumplir con ese crecimiento, el gobierno prevé además un incremento del consumo interno del 3,5 por ciento y de 14,4 por ciento de la inversión. El plan oficial no tiene previsto revertir el déficit comercial y apunta a un crecimiento -tanto en términos absolutos como relativos- de las importaciones por encima de las exportaciones para todo el período en análisis (2016-2019). Esto implica que el saldo comercial será el año próximo negativo en 1866 millones, en 2018 alcanzará a 3800 millones y en 2019, a 4929 millones.

El tipo de cambio promedio previsto para 2017 será de 17,92 pesos por dólar y luego ascendería a 21,21 en 2018 y a 23,53 en el ejercicio siguiente. La suba del dólar respecto al año próximo se ubicaría en 19,5 por ciento. Para no perder competitividad vía tipo de cambio, el gobierno estima que la inflación se ubicará por debajo de ese nivel. El ministro aseguró que estará en “una franja del 12 al 17 por ciento”, aunque reconoció que todos los cálculos del Presupuesto se hicieron “en una base cercana al 17 por ciento (el límite superior)”. Más precisamente, el cálculo del PIB y del consumo del año próximo tiene prevista una variación de precios implícitos de 19,4 por ciento.

El ministro dedicó un capítulo especial al tema del esquema de reducción del déficit fiscal, el cual se había estipulado a principios de este año que se limitaría en 2017 al 3,3 por ciento del PIB. “Por la situación macroeconómica y por lo mucho que tenemos que hacer respecto a la situación de pobreza en el país, si seguíamos ciñéndonos a esa meta hubiese sido buscar otras partidas o hacer un ajuste fiscal que no queremos hacer”, aseguró Prat-Gay, quien confirmó que se elevará ese tope al 4,2 por ciento. La diferencia fue justificada por el funcionario en la ley de reparación histórica para jubilados, que aumenta el gasto en 0,4 punto porcentual del PIB, y “el cambio en el cronograma para la eliminación gradual del subsidio a los ricos” –en referencia al revés judicial al tarifazo–, que sumaría otro 0,6 punto. “Para continuar con el gradualismo que planteamos desde el comienzo, estipulamos que el déficit será 4,2 por ciento, lo que es todavía alto, pero evitará meterle más presión a la economía”. “En caso contrario se matará la incipiente recesión de la economía; perdón, la recuperación”, aclaró.

El ministro detalló también los recursos y gastos incluidos en el proyecto de ley. Los recursos corrientes serán 1.879.131,6 millones de pesos, lo que implica un aumento de 22,4 por ciento, mientras que el resto corresponderá a capital (367.4 millones), con una disminución de 5,3 por ciento.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-309528-2016-09-16.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook