Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

El INDEC informo que la inflación de Septiembre fue de 1.1%

Precios que no encuentran su techo

El rubro alimentos y bebidas, que en agosto había subido 0,7 por ciento, ahora se disparó a 2,3 por ciento. La suba del índice general no fue mayor porque volvió a impactar la anulación del tarifazo del gas que decidió la Corte.


Los precios subieron 1,1 por ciento en septiembre, según informó ayer el Indec. Al igual que el mes pasado, vivienda y servicios básicos cayó por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que anuló el aumento del gas para los hogares de todo el país. Sin embargo, los alimentos continúan en alza y treparon 2,3 por ciento, muy por encima del 0,7 por ciento que habían registrado en agosto.

El freno de la justicia a la suba del gas ya había generado una marcada desaceleración de precios en agosto. El bloque de bienes y servicios regulados retrocedió entonces 1,8 por ciento, pero ahora esa decisión de la Corte volvió a impactar y el bloque cayó 5,3 por ciento. Esto se explica porque el IPC de agosto reflejó el cambio en los cuadros tarifarios de gas para el sector residencial tomando en cuenta una vigencia de 14 días, ya que el cambio de tarifas entró en vigencia a partir del día 18, fecha en que fue publicada la decisión en el Boletín Oficial. Por su parte, en septiembre la anulación del tarifazo afectó de manera parcial, hasta el día 17. Por lo tanto, en agosto incidió en una caída de 0,7 por ciento y en septiembre en una baja de 0,6 por ciento en el nivel general. Por lo tanto, si la Corte no hubiera anulado el tarifazo este mes la inflación oficial hubiera sido de 1,7 por ciento, apenas por debajo del 2 por ciento que arrojó el índice en julio.

El rubro que más aumentó fue indumentaria con una suba de 4,9 por ciento, que se explica fundamentalmente por una fuerte suba de la ropa que trepó 6 por ciento, ya que el calzado lo hizo solo 2,9 por ciento. Sin embargo, lo que más preocupa a los especialistas es el aumento sostenido del rubro alimentos y bebidas que pega de lleno en los sectores más humildes y es el rubro que más incide en la evolución del índice general de precios.

Al desmenuzar la suba de 2,3 por ciento de alimentos y bebidas, se observan fuertes incrementos en bebidas no alcohólicas (5,2 por ciento), aceites y grasas (4,8), azúcar, miel, dulces y cacao (4,2), bebidas alcohólicas (3,7) y verduras (2,1). A su vez, el Indec informa los precios de una serie de alimentos y bebidas donde sobresalen los aumentos del zapallo anco (34,1 por ciento), tomate (16,9), batata (15,4), limón (15,2), azúcar (10,5), gaseosa cola (6,6), arroz blanco simple (5,5), aceite de girasol (5,4), leche en polvo entera (5,2), aceite mezcla (4,8) hamburguesas congeladas (4,6), manteca (4,2 por ciento). La contracara fueron las bajas registradas en lechuga (-27,8 por ciento) y banana (-0,5).

En el ranking de subas por grandes rubros, después de indumentaria y alimentos y bebidas, se ubicó esparcimiento, con un aumento de 1,9 por ciento. Esa suba se explicó fundamentalmente por diarios, libros y revistas (2,2) y turismo (2,1 por ciento). A su vez, transporte y comunicaciones se incrementó 0,8 por ciento. También trepó fuerte el rubro “otros bienes y servicios”, que subió 2,5 por ciento, fundamentalmente por el aumento de “cigarrillos y accesorios” (4,3 por ciento).

El gobierno viene reiterando desde hace varios meses que la inflación comenzó a bajar, pero los datos están muy por encima de sus proyecciones. Este año el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, había pronosticado un aumento de precios del 25 por ciento, pero los distintos relevamientos públicos y privados arrojan subas anualizadas superiores al 40 por ciento y todavía resta contabilizar el aumento en las tarifas del gas que, luego de la anulación de la Corte, se volvieron a aplicar, aunque de manera más atenuada, desde el viernes pasado. A su vez, para el año próximo el gobierno proyectó una suba de 17 por ciento, pero un rubro clave como es alimentos continúa registrando subas sostenidas de precios y para abril se esperan nuevos aumentos de las tarifas de gas y luz. En el caso del gas, se aplicó una suba ahora en octubre del precio del gas en boca de pozo y está previsto otro ajuste en abril, al que se le sumará el ajuste en los eslabones de transporte y distribución que se discutirá en la próxima revisión tarifaria integral, mientras que con la luz también está previsto realizar una revisión tarifaria para ajustar los márgenes de distribución el próximo año.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-311752-2016-10-14.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook