Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.91
Venta: $16.31
Compra: $15.80
Venta: $16.20
Compra: $16.92
Venta: $17.89
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.67
​Venta: $5.28
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $19.99 
Venta: $20.48
Compra: $20.0214
Venta: $20.1954

La industria sigue sin recuperarse. Las consultoras privadas informaron caídas de hasta 4.6 en Agosto

En la meseta y sin brotes verdes a la vista

Página/12 conversó con empresarios de distintos sectores manufactureros y en casi todos los casos hay resignación sobre la posibilidad de una recuperación rápida. Los niveles de actividad y de ventas están muy por debajo del año pasado.


La situación económica continúa delicada para la industria manufacturera, con niveles de actividad y de ventas que están muy por debajo del año pasado. La información surge del relato de los propios empresarios, consultados por este diario acerca de la supuesta aparición de “brotes verdes”, según el paisaje que busca instalar el Gobierno. En casi todos los casos hay resignación sobre lo inalcanzable que quedan los números de 2015. Es una variante no mostrada de la “pesada herencia”: el nivel de actividad relativamente alto con el que asumió el macrismo. A nivel agregado, FIEL calculó una merma de la industria del 4,6 por ciento en agosto de forma interanual y Osvaldo Ferreres, un 3,1. En los primeros ocho meses las bajas informadas son del 4,4 y del 2,2 por ciento, respectivamente.

“Empezamos a registrar cierta estabilidad en relación a los meses pasados porque se frenó un poco el ingreso de mercadería importada. Sin embargo, nuestras ventas continúan estando alrededor de un 20 por ciento por debajo de los valores del año pasado”, explicó a este diario Marco Meloni, de la Fundación Protejer. En cambio, Horacio Moschetto, de la Cámara del Calzado, planteó que “no hubo ninguna mejora, la situación sigue como a principios de año. Calculamos que estamos entre un 15 y un 20 por ciento por debajo del mismo período de 2015 si se toman las ventas en el mostrador y un 20 por ciento arriba en importaciones. Esperemos que el panorama mejore un poco para el día de la madre”.

En el sector de librería detectaron que “entre abril y julio hubo una pendiente importante hacia abajo. Luego la situación se amesetó. El repunte consiste en que se aminoró la caída. El nivel de actividad está entre un 10 y un 20 por ciento por debajo de 2015. Hay subsectores muy castigados porque no constituyen un consumo indispensable: si hay poca plata, entre un kilo de roast beef y un manojo de pinceles no hay muchas dudas”, explicó a Página/12 Daniel Iglesias, de la Cámara de Argentina de Papelerías, Librerías y Afines.

Fernando Aguirre, de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a las entidades de alcance regional, indicó que “al menos el consumo no sigue cayendo, ahora está más estancado. No es una situación dramática, hay una caída de ventas pero más o menos se zafa. El año pasado fue relativamente bueno, no espectacular pero bien. Con respecto a 2015 medido en volumen de venta hay una caída de entre el 4 y el 7 por ciento en promedio”.

“Las últimas semanas no fue tan duro porque subieron mucho otros alimentos. La verdura está imposible, una tarta de acelga sale una fortuna. Entonces la opción de carne picada y papa es atractiva”, explicó a Página/12 Alberto Williams, presidente de la Cámara de Propietarios de Carnicerías. “Pero sigue estando muy pesado, la gente se queja, hace malabares. En septiembre seguimos entre un 8 y un 10 por ciento abajo del año pasado en kilos vendidos”, agregó.

Roberto Domenech, del Centro de Procesadoras Avícolas, estimó que este año la producción terminará en un 1 por ciento menos que en 2015, un resultado positivo en relación a otros rubros. “No fue una caída tan fuerte pero estuvimos trabajando al costo durante todo el año, por eso pudimos sostener el consumo. El peor momento para nosotros fue en diciembre de 2015, cuando a causa de la devaluación y la quita de retenciones el precio del maíz, que utilizamos como insumo, subió un 20 por ciento. Después vino el aumento de otros insumos como el combustible, el gas y la electricidad. Necesitamos que se reactive la exportación”, dijo Domenech a Página/12. El sector del juguete escapa a la media aunque no se trata de una reativación en las últimas semanas sino su inclusión en el Ahora/12 por parte del Gobierno. “Fue como una inyección de ventas. Este día del niño estuvimos un 2,5 por ciento arriba en unidades frente al año pasado”, dijo a este diario Matías Furio, presidente de la Cámara del Juguete.

En el sector de fabricación de autopartes los datos certeros aparecen con cierto retraso, pero un indicador fidedigno es el nivel de actividad de las terminales automotrices, principales compradores de autopartes. “La caída en la producción de autos nacionales se estabilizó, pero seguimos entre 5 y 10 por ciento de caída interanual sobre el año pasado, que ya mostraba bajas frente a períodos anteriores. El record de producción lo tuvimos 2011 y a partir de allí fue en baja”, explicó Juan Cantarella, de AFAC. “Hay una confusión en relación al sector automotor porque las cifras que muestran terminales y concesionarios reflejan las ventas, que crecieron frente al año pasado, pero no muestran la producción de autos nacionales, que sigue en baja. El aumento de las ventas internas fue en gran parte capturado por los vehículos brasileños, que no se traduce en trabajo para las autopartistas. La caída de las exportaciones hacia Brasil tiene mucha incidencia en la merma de la producción nacional de autos”, agregó.

En relación al mercado de las motos, Walter Steiner, CEO de Zanella, explicó a este diario que “el sector muestra cierta recuperación frente a la situación de junio, donde se vio el patentamiento más bajo desde 2009, aunque con respecto al año pasado estamos abajo. Sufrimos mucho en el primer semestre por la devaluación, el aumento de las importaciones y la dificultad para trasladar al precio el aumento de costos. Se vendió menos y con menos margen”. De todas maneras, describió que “Zanella aumentó su participación de mercado del 12 al 18 por ciento porque la gente busca productos más económicos, por suerte nos hemos adaptado para producir mayormente ese tipo de motos y hemos contratado personal”.

“Fue un año complicado para todos los bienes durables. En celulares la comparación con el año pasado es difícil porque el primer semestre de 2015 hubo muy poca oferta por falta de dólares y el segundo fue muy bueno. Este año cerraría entre un 10 y un 15 por ciento debajo de 2015. En computadoras la caída es del 20 por ciento aunque hace muchos trimestres que los números dan mal, es algo específico del producto. En televisores también fue muy flojo. Aunque en los últimos meses hubo cierta mejora del consumo a través de una política muy agresiva de promociones”, explicó Enrique Carrier, analista del mercado de telecomunicaciones.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-310838-2016-10-03.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook