Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Macri les habló con el corazón, ¿en qué momento los empresarios van a responderle con el bolsillo?

"Les pido en nombre de todos los argentinos compromiso y entusiasmo", fue uno de sus mensajes a todos los hombres de negocios. "Tenemos que generar la confianza que el gobierno anterior destruyó", dijo. Pese a sus palabras, la "lluvia de inversiones" aún no aparece. ¿Qué es lo que viene demorándola?


Mauricio Macri les habló en su lengua a los empresarios.

Les ratificó su compromiso para impulsar la productividad y les prometiócrecimiento para el año próximo, pero al mismo tiempo les pidió "solidaridad y corazón".

Fue al disertar en el 52 Coloquio de IDEA en Mar del Plata, un espacio en el que volvió apedirle mayor compromiso en materia de inversiones.

"Les pido en nombre de todos los argentinos compromiso y entusiasmo", fue uno de sus mensajes a los hombres de negocios.

Apeló a un discurso en un tono por momentos informal, que incluyó la anécdota de un empresario de la ruta 8 que logró vender cables en Nueva York y al que Macri le ofreció ayudarlo.

En ese clima de pares también buscó hacerles saber algunos de sus reclamos, a raíz de considerar que no han respondido como él preveía pese a la reducción de algunos impuestos -como las retenciones- y al fin del capo cambiario.

"El primer desafío es que tengamos todos la obsesión de la productividad", les dijo.

No obstante, "el primero que tiene que dar los pasos más rápidos y eficientes debe ser elEstado. No puede ser una carga, un obstáculo, tiene que ser un facilitador", expresó Macri.

En sus palabras, recordó que el ex presidente Juan Domingo Perón dijo que "la estrella polarde un país debe ser la productividad".

El mandatario sostuvo, además, que el año pasado, al participar como candidato a presidente en el coloquio dijo: "Tenemos que tener confianza, que el gobierno que termina destruyó".

"Empleabilidad"
Casi un millar de ejecutivos se dio cita en el Coloquio Anual de IDEA, en el marco de una agenda que combina la preocupación empresarial por la situación social y la necesidad de mejorar la "empleabilidad", de modo tal de permitir una "Argentina más inclusiva".

Por lo pronto, los directivos celebraron que, por primera vez en 15 años, pudieron contarcon un Presidente de la Nación en la inauguración oficial.

"Tenemos la esperanza de construir una Argentina más inclusiva. Después de 30 años dedemocracia, nuestro país sufre más de 30% de pobreza", advirtió el presidente de IDEA, Ignacio Stegmann, en la apertura del encuentro esta noche.

En otro orden, Stegmann destacó la aparición de "nuevos liderazgos, no sólo a nivel nacional".

Consideró que "hay consenso en la sociedad en que esto no se soluciona con efecto derrame ni con puro asistencialismo".

"La responsabilidad como empresarios es hacer nuestro aporte para transformar lascapacidades laborales, mejorar la formación y potenciar la empleabilidad de las personas", señaló.

¿Le responderán con el bolsillo?
Tal como ya diera cuenta iProfesional, hay una pregunta que se viene reiterando en los despachos oficiales y en las charlas empresariales.

¿Qué es lo que falta para que las demoradas inversiones pisen el acelerador y generen un crecimiento en la actividad económica?

A fin de cuentas, después de haber:

- Levantado el cepo cambiario

- Aliviado las retenciones agrícolas

- Fijado un plan de metas de inflación

- Arreglado con los "fondos buitre"

- Retornado al mercado de crédito

- Recibido una misión del FMI

Muchos creían que todas las "buenas señales" hacia el sector privado ya habían sidoenviadas.

Sin embargo, la ansiedad generada por la lentitud en la concreción de proyectos productivos se fue haciendo cada vez más evidente.

Incluso, se transformó en el tema central de los foros de negocios organizados para "seducir" a los inversores.

Fue el propio Mauricio Macri quien, en los últimos días, dio el indicio respecto de qué es lo que falta, de cuál es el tema que todavía genera dudas y que pone un freno a la llegada de dólares: la cuestión electoral.

A diferencia de la gestión anterior, ahora los diálogos se dan entre quienes sintonizan a la perfección el lenguaje corporativo global. Aun así, los interrogantes pasan por la profundidad y continuidad de los cambios.

En definitiva, hay cierto consenso entre analistas y ejecutivos de negocios respecto de un tema clave: para que la prometida "lluvia de inversiones" se produzca, Macri tiene que ganar las elecciones legislativas de 2017.

Sólo si esto ocurre, podrá despejar las inquietudes que se han generado sobre la fortalezade su proyecto político.

El propio Presidente es consciente de esto. No por casualidad -faltando un año para las urnas- se lo ha visto insistir sobre las altas chances que tiene su partido de obtener un buen resultado.

De hecho, ha aprovechado los últimos encuentros con empresarios y sus recientes intervenciones internacionales para machacar sobre este tema.

Además, remarcó que lo que está haciendo su Gobierno es producto de un deseo de cambiode la sociedad que, "decidió terminar con una década de populismo".

Tanta insistencia del mandatario no hace otra cosa que dejar en claro cuál es el punto débildel discurso macrista y el de la nueva estrategia "market friendly" con la que encara la política exterior.

Para muchos empresarios, todavía no es creíble que la mayoría de los argentinos quiera dejar atrás el populismo o renunciar a los subsidios.

Tampoco, que vean con buenos ojos una apertura comercial, que se flexibilicen los controles de precios y otras cuestiones que han caracterizado a una economía cerrada.

Tal es así que sigue con problemas para convencer a los argentinos de que no es posible pagar la electricidad y el gas a un valor que es la décima parte respecto a lo que se abona en países vecinos.

Además, no sólo sufre el embate opositor sino que persisten las dudas sobre qué tan entusiasta es el apoyo de sus propios socios en la coalición Cambiemos.

Asignaturas pendientes

La esperanza macrista apuntaba a que solamente con el cambio de discurso -respecto de la gestión K- y de expectativas de los mercados, la escasa entrada de capitales se revertiría.

Sin embargo, la famosa "lluvia de dólares" prometida en la campaña electoral, por ahora, le ha valido más ironías de la oposición que resultados concretos.

Por más que los funcionarios se esmeren en sostener que hubo anuncios por u$s40.000 millones desde el cambio de Gobierno, lo cierto es que tres cuartas partes de esas promesas se arrastran desde la gestión K.

Además, una cosa es el anuncio y otra muy distinta el desembolso real. Para un Gobierno que se propuso que la inversión pase del actual 15% del PBI al 25%, lo que se está viendo todavía tiene gusto a poco.

El Ejecutivo es consciente de que aún persisten algunos resquemores entre los empresarios. De hecho, en cada foro empresarial el énfasis está puesto en la necesidad de contar con más "seguridad jurídica".

Dicho sea de paso, eso implicaría el tener que avanzar con medidas de flexibilidad en la legislación laboral.

Aplausos, ¿y los dólares?
Macri ya entendió que no alcanzan las palabras y los gestos de "buena onda". Que hace falta algo más.

Hacía mucho tiempo -probablemente desde Menem en los 90- que un mandatario argentino no era tan "mimado" por el establishment financiero.

Pero lo cierto es que los inversores ya saben de memoria el potencial del país, sin necesidad de que los funcionarios se lo remarquen. Incluso, entendieron la vocación reformista de Macri.

Las dudas se generan en el plano político: todavía no están convencidos de que los cambios en curso sean parte de una nueva etapa del país, con bases firmes y perspectiva de continuidad, o si esta fase será apenas una transición pasajera hacia otro Gobierno que vuelva al cierre de la economía.

Al fin y al cabo, si todo se resolviera con aplausos, la conclusión sería que la nueva gestión de gobierno viene siendo un éxito.

Lo cierto es que Macri logró sólo a medias su objetivo: "vendió" la imagen de una nueva Argentina que ya no quiere "combatir al capital".

Ahora falta que el resto del mundo y los empresarios locales lo crean. Y refrendar su liderazgo en las elecciones de medio término de 2017.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/239980-Macri-les-hablo-con-el-corazon-en-que-momento-los-empresarios-van-a-responderle-con-el-bolsillo
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook