Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.70
Venta: $16.10
Compra: $16.86
Venta: $17.83
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.66
​Venta: $5.27
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.01 
Venta: $20.50
Compra: $20.0344
Venta: $20.2088

Prat-Gay baja las expectativas en las negociaciones con la CGT

“No se acordó absolutamente nada”

El bono de fin de año y la exención de Ganancias en el medio aguinaldo que reclamó la central obrera se cocinan a fuego lento. El Gobierno pondría límites al alcance de esas medidas, mientras el sector privado rechaza asumir compromisos generalizados.


“No se acordó absolutamente nada”, graficó el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, al referirse a la reunión que mantuvo el Gobierno con la cúpula de la CGT la semana pasada. Una suma extraordinaria de 750 pesos para los jubilados que cobran la mínima, un adicional idéntico para los trabajadores estatales y la exención del pago del impuesto a las Ganancias para la segunda parte del aguinaldo son las tres medidas evaluadas por la Casa Rosada para paliar la fuerte pérdida de poder adquisitivo. A esas herramientas los gremios buscan sumar el guiño oficial para las negociaciones de bonos con las distintas cámaras empresarias. “Tomamos nota de los reclamos. Ya veníamos abordando algunas alternativas. La idea es que cualquier ayuda de fin de año esté concentrada en los sectores más vulnerables”, indicó ayer el funcionario durante una entrevista radial donde cuestionó la falta de cooperación de los bancos privados con el blanqueo (ver aparte).

La aceleración inflacionaria que siguió a la devaluación, el tarifazo y la quita de retenciones afectó la capacidad de compra de los trabajadores y jubilados. La implementación de los acuerdos paritarios y un menor ritmo de los aumentos de precios permitieron amortiguar el retroceso salarial. Ese escenario, donde también se observó un incremento en el desempleo concentrado en las industrias manufactureras y la construcción, estuvo acompañado por un errático reclamo de la nueva conducción de la CGT para que el Poder Ejecutivo ofrezca medidas paliativas. “Las paritarias y los bonos dependen de cada sector”, advirtió ayer el vocal de la Unión Industrial, José Urtubey. “Hay realidades disímiles. Suena difícil que pueda haber un parámetro común para todos. Me parece bien como concepto buscar un bono para fin de año, pero dependerá de cada sector”, consideró el dirigente empresarial al rechazar un acuerdo generalizado de alrededor de 4000 pesos barajado a lo largo de los últimos días.

“El año pasado nadie nos lo pidió y eximimos de Ganancias al aguinaldo y dimos un bono de 400 pesos a ocho millones de personas. Estamos dispuestos a hacerlo”, expresó Prat-Gay en una entrevista con Radio Mitre. “Este siempre iba a ser un año de transición y que las cosas iban a mejorar en el segundo semestre. Teníamos claro la profundidad de los problemas heredados. Se hicieron cambios muy profundos que generaron efectos no deseados pero cada vez más sectores muestran una incipiente recuperación”, consideró el funcionario que semanas atrás había expresado su rechazo a la reapertura de paritarias reclamada desde distintos gremios (ver aparte).

Aunque enfatizó que “no se acordó absolutamente nada”, el ex banquero central y ex empleado del JP Morgan consideró al encuentro como el “inicio del diálogo social en el que van a participar las tres patas: el gobierno, los empresarios y los sindicatos”. La propuesta oficial estará lista en diez días. Esta noche el ministro viajará a Washington para participar de las reuniones anuales del FMI. Lo acompañarán el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y el responsable de Política Económica, Pedro Lacoste.

“Nos llena de satisfacción y orgullo que haya una franja de la población que tiene paciencia y piensa que vamos en la dirección correcta”, celebró el titular del Palacio de Hacienda, que acumula en su haber definiciones como “la grasa de la militancia”, “los sindicatos van a tener que elegir entre empleo y salarios”, “el trabajo sucio está hecho” y “muchos de los que han perdido el trabajo conocen que este era el único camino”. En el sector privado se acumula una contracción de 134 mil empleos desde que asumió el presidente Mauricio Macri. “El año que viene con la recuperación proyectada pueden venir 250 mil puestos de trabajo y se va a notar que estamos haciendo las cosas bien”, prometió el ex diputado de la Coalición Cívica.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-310936-2016-10-04.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook