Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.95
Venta: $16.35
Compra: $15.75
Venta: $16.15
Compra: $16.80
Venta: $17.77
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.63
​Venta: $5.24
Compra: $5.00 
Venta: $5.40
Compra: $20.06 
Venta: $20.55
Compra: $20.0835
Venta: $20.2581

Prat-Gay equivoco los números de la inflación en Columbia

La precisión no es su fuerte

El ministro de Hacienda y Finanzas mencionó cifras de inflación que no se ajustan a la realidad. Fue durante una charla ante estudiantes en Nueva York. También tergiversó los datos del resultado fiscal.


El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, aseguró ayer que la inflación a fines de 2016 bajará del 30 a 17 por ciento anualizada. Lo dijo en un evento en la Universidad de Columbia, Nueva York, tras su paso por la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, organismos que lo llenaron de elogios y lo incentivaron a continuar con las políticas de ajuste. “Estábamos esperando una inflación mensual de 2 por ciento en septiembre y fue de menos de 1 por ciento en agosto. Apostamos a que la inflación mensual caiga a 1,5 para el final del año, más o menos en torno a la meta fijada para el año próximo, de 17 por ciento”, detalló el ministro de Hacienda, quien como hace habitualmente evitó mencionar que su pauta para 2016 era del 20 al 25 por ciento y no será menor al 40. El funcionario insistió en que “para 2019 la inflación será de 5 por ciento, contra el 30 de cuando empezamos el mandato”. En rigor, la inflación estaba en 23,8 por ciento interanual hasta octubre del año pasado, según el índice del Gobierno de la Ciudad, cuando Prat-Gay anunció que Cambiemos devaluaría y prometió que no impactaría en los precios porque “el dólar oficial no le importa a nadie”. Después de ese pronóstico, la inflación fue de 2 por ciento en noviembre de 2015 y del 3,9 en diciembre, para cerrar el año en 26,9.

Ante la audiencia de estudiantes y docentes de Columbia, Prat-Gay también señaló que su gestión tuvo éxito en disminuir el déficit fiscal. Sostuvo que el rojo de las cuentas públicas era de 7 por ciento cuando asumió Macri, pero el objetivo es reducirlo a 4,8 por ciento este año y a 4,2 en 2017. Resaltó que la propuesta de recorte del déficit es ambiciosa. “Al final del mandato vamos por un 1,5 por ciento de déficit primario, que es mucho mejor que el que tienen las tres cuartas partes de los países del mundo emergente”, apuntó.

Destacó de la nueva administración, a diferencia de lo que ocurría en tiempos del “populismo” kirchnerista, informa números verdaderos. “Nosotros no tenemos problemas con la transparencia. Antes escondían las cifras y no solo eso: las inventaban”, afirmó. La declaración de Prat-Gay es realmente llamativa si se tiene en cuenta que afirmó ante el auditorio universitario que en 2015 hubo un rojo fiscal equivalente al 7 por ciento del PIB. Ese número, como dejó en claro Página/12 en diferentes notas sobre la situación fiscal, surge de hacer un ejercicio de “contabilidad creativa” y no figura en ningún informe del mercado, ni de las consultoras locales ni de las internacionales. Los consultores de la city marcan que el desequilibrio fue en torno a 4,5 por ciento el año pasado, al tiempo que aseguran que este año subirá a alrededor de 5 puntos del PIB, debido a la fuerte caída de los ingresos públicos.

El crecimiento fue la tercerca variable sobre la que se concentró el ministro. “La economía dejó de contraerse en el tercer trimestre y posiblemente haya un aumento en las cifras, lo cual se esperaba recién para el último trimestre”, mencionó. En el Gobierno hay fuerte presión por mostrar una recuperación del movimiento del mercado interno. No es la primera vez que el ministro adelanta un “brote verde” que finalmente se marchita. La falla de predicción más clara fue con la suba de los despachos de cemento en agosto, que el Gabinete promocionó como la primera gran señal de la reactivación. Pero para septiembre las ventas de cemento volvieron a caer a tasas de dos dígitos y dejaron claro que lo de agosto había sido efecto del clima y los días hábiles.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-311454-2016-10-11.html
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook