Dólar Blue Dólar Oficial Euro Blue Euro Oficial
Compra: $15.85
Venta: $16.25
Compra: $15.65
Venta: $16.05
Compra: $16.78
Venta: $17.75
Compra: $16.70
Venta: $17.70
Real Blue Real Oficial Libra Blue Libra Oficial
Compra: $4.62
​Venta: $5.23
Compra: $4.70 
Venta: $5.40
Compra: $19.60 
Venta: $20.09
Compra: $19.7962
Venta: $19.9695

Vidal no aplicará el revalúo, pero subirá los impuestos provinciales

Anunció que no se actualizará el valor de los inmuebles en 2017; en cambio, aumentará entre 30 y 35% las alícuotas del inmobiliario, patentes y el juego


LA PLATA.- La gobernadora María Eugenia Vidal anunció ayer que no aplicará en 2017 el revalúo que actualiza el valor de todas las tierras urbanas y rurales de la provincia de Buenos Aires, que analiza su gabinete. En cambio, el año próximo sí habrá aumentos de entre 30 y 35% en las alícuotas del impuesto inmobiliario urbano y rural, según pudo averiguar LA NACION de fuentes oficiales.

También se actualizarán en un porcentaje similar a las tasas de patentes, embarcaciones y el impuesto al juego. Ingresos Brutos se actualiza de manera automática según el nivel de facturación, y por lo tanto seguirá el ritmo de la inflación sin necesidad de correcciones en la próxima ley impositiva provincial.

El gobierno de Vidal tomó la decisión de postergar el revalúo tras interpretar que sería inviable para los contribuyentes afrontar sus costos, que en algunos casos podría traducirse en una suba del 1000% del valor fiscal de los inmuebles.

Este recálculo no sólo impactaría en un alza del impuesto inmobiliario urbano y rural, sino también en las tasas municipales y en el impuesto a los bienes personales, de alcance nacional.

Intendentes, legisladores y entidades ligadas al campo habían pedido frenar el recálculo, dado que advertían que las alzas extraordinarias podrían impactar hasta un 2000% en el impuesto inmobiliario del año próximo.


El gobierno provincial aún no terminó de elaborar el proyecto de ley impositiva 2017, que enviará la semana próxima a la Legislatura.

Pero ya hay definiciones contundentes: no se instrumentará el revalúo en 2017, pero se subirán las alícuotas del impuesto inmobiliario y rural de manera similar al alza que se aplique en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El gobierno también analiza subir, en menor medida, las alícuotas del resto de los impuestos provinciales: patentes y embarcaciones, sellos y el impuesto al juego.

Pese a todos estos aumentos, el gobierno no recaudará la masa de dinero que podría cobrar con la aplicación del revalúo, por lo que en el próximo presupuesto habrá un déficit fiscal mayor al del año en curso.La provincia de Buenos Aires tuvo un déficit fiscal de $ 19.000 millones en 2015.

Los recursos tributarios de origen provincial sumaron este año unos $ 150.000 millones. Una suba del orden del 30% permitiría recaudar el año próximo algo menos de 200.000 millones. Un 74% de los recursos propios de la provincia proviene del impuesto a los ingresos brutos. Por este concepto se recaudarán al final de este año cerca de $ 110.000 millones. La recaudación del impuesto inmobiliario total no superará los $ 10.000 millones, según la proyección oficial.

La suba de entre el 30 y el 35% prevista para el año próximo no mejorará radicalmente las cuentas provinciales. Y el gobierno volverá a necesitar fuentes de financiación externa, según se adelantó. El pedido para tomar deuda en 2017 podría superar incluso los $ 65.000 millones aprobados para el año en curso.

Haciendo cuentas

El presupuesto provincial para 2017 no está cerrado aún. Pero según cálculos preliminares superará los 420.000 millones de pesos. Es decir, un 20% más que el gasto de 350.000 millones aprobado para el año en curso. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, ya adelantó que el objetivo del gobierno es realizar obras por $ 30.000 millones el año próximo.

"La semana que viene enviaremos el Presupuesto", adelantó ayer Vidal. La gobernadora anticipó además, ante una pregunta de LA NACION, que "el revalúo no va a ser considerado en este Presupuesto que se presenta este año".

Lacunza ya había explicado a LA NACION que "una cosa es el revalúo [inmobiliario] y otra, la política tributaria". Dijo que la ley impositiva no está cerrada aún. Pero, en concreto, el revalúo, que permite mejorar la recaudación dado que sube la base imponible de los inmuebles, no se plasmará en la Ley Impositiva ni en el presupuesto del año próximo.

El trabajo del revalúo ya está terminado: fue elaborado por representantes de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), intendentes y concejales que trabajaron en comisiones para el "recálculo de valores de la tierra urbana y suburbana libre de mejoras y sus edificios, las mejoras rurales y las plantaciones". La iniciativa incluye a clubes de campo, barrios cerrados, clubes de chacra o emprendimientos similares.

Las comisiones propusieron nuevos valores para todas las tierras urbanas y rurales. Algunos intendentes -sobre todo los opositores al gobierno- firmaron en disidencia las actas que se elevaron a ARBA para cumplir con la ley que ordena el revalúo. Por caso, Mario Secco, intendente de Ensenada firmó en disconformidad y advirtió que la medida recargaría entre un 700 y un 1900% el bolsillo de los contribuyentes, ya que golpearía no sólo en el impuesto inmobiliario sino también en el impuesto a los Sellos y en las tasas municipales. El alcalde dijo en un documento oficial que el incremento para los comerciantes de ese distrito impactaría con un aumento en el orden del 1200%.

Incluso desde el Frente Renovador, el diputado Pablo Garate reclamó al gobierno bonaerense que reformulara el decreto por el que convocó al revalúo, ya que advirtió que tendría un impacto de entre el 1300 y el 1700% en el bolsillo de los contribuyentes.

El titular de ARBA, Gastón Fossati, dijo que, según lo establece la ley de Catastro, el revalúo debe hacerse cada 10 años. Del mismo modo resaltó que "a la hora de diseñar la política tributaria, contar con datos precisos sobre el valor de los inmuebles posibilita corregir las distorsiones que se generan cuando las valuaciones fiscales no reflejan la realidad de las diferentes capacidades contributivas".

Los ruralistas no estaban muy tranquilos con esta explicación. En la última reunión, pidieron al ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquis, y a Lacunza suspender su aplicación. La decisión de no aplicar el revalúo en 2017 fue, finalmente, una decisión política que tomó Vidal, en vísperas de un año electoral. En 2018, una vez producido el recambio legislativo, puede que finalmente se aplique el revalúo de las tierras.

Impuestos y presupuesto

  • Finalmente, el gobierno bonaerense resolvió no aplicar en 2017 el revalúo inmobiliario, que subiría hasta un 1000% el valor fiscal de los inmuebles
  • Sí habrá aumentos en las alícuotas del impuesto inmobiliario urbano y rural, de entre el 30 y el 35% el año próximo
  • También se actualizarán las patentes, las embarcaciones y el impuesto al juego, en porcentajes similares
  • Ingresos Brutos se actualiza de manera automática según la facturación y seguirá el ritmo de la inflación
  • El presupuesto 2017 prevé gastos por unos $ 420.000 millones, 20% más que este año
  • El resultado será un déficit superior a los $ 19.000 millones previstos para 2016. La emisión de deuda superará los $ 65.000 millones
  • Se realizarán obras por 30.000 millones de pesos
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1944460-vidal-no-aplicara-el-revaluo-pero-subira-los-impuestos-provinciales
SHARE
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook