Ads Top

Macri ya declaró al 2017 como el año de las "energías limpias": inversiones y empleos, proyecto por proyecto (iProfesional)

Tras las últimas dos licitaciones impulsadas por el Gobierno se estima que más de u$s4.000 millones se destinarán a la construcción de centrales para la generación de energía limpia. Así, este sector fue de los pocos que hasta ahora cumplió con la "lluvia de dólares"


El presidente Mauricio Macri apostó desde el comienzo de su gestión a la llegada de capitales extranjeros para empujar el crecimiento de la economía.

A días de empezar las funciones, arriesgó que a lo largo de 2016 llegaría una “lluvia de inversiones”, confiando en la reacción que tendrían los mercados tras la salida del cepo al dólar y del default.

Sin embargo, el ánimo y el optimismo de a poco se fueron apagando.

La realidad es que, a poco más de un año de iniciada la gestión, fueron pocas las actividades productivas que vieron llegar fondos frescos y tuvieron un desempeño positivo.

Una de las pocas que cumplió los pronósticos del mandatario fue la de generación de energía a partir de fuentes renovables.

A través de dos subastas, el Gobierno adjudicó 59 proyectos de energías eólica, solar, biogás, biomasa y mini-hidroeléctrica.

Ante estos resultados dignos de mostrar, la “mesa chica” que se codea con los peso pesados del Poder Ejecutivo coincidió en decretar el 2017 como “el año de las energías renovables”.

¿Qué implica? Además de marcar un camino como política de Estado, en la práctica obliga a destacar esa leyenda en todas las documentaciones que emitan las dependencias públicas de la administración nacional.

Ya en su campaña, el por entonces candidato de Cambiemos difundía por Facebook una foto que decía: “Me comprometo a impulsar las energías renovables”.

En el Poder Ejecutivo hay optimismo y este gesto fue una forma de reconocer a un sector que le dio al Gobierno la mayor alegría del 2016 en materia de inversiones.

Además, en poco tiempo habrá elecciones y las renovables ocuparán un lugar preponderante en la campaña.

Por eso más que un premio, muchos vieron en dicho gesto un pedido de continuidad.

Argentina, con "atractivo latino"
La planta de energía solar bautizada “Caucharí” que se instalará en la Provincia de Jujuy, que generará 300 MW, será la más grande de Latinoamérica.
Para terminar con el proceso, estipulado para 2019, se desembolsarán nada más y nada menos que u$s400 millones.

De acuerdo con la información oficial, ya se puso primera en las obras: la remoción de los suelos comienza este mes y el montaje de los paneles, en marzo.

Este es el cronograma que manejan los funcionarios de Energía elegidos por el gobernador Gerardo Morales, luego de realizar varias giras internacionales en la búsqueda de fondos.

Los paneles estarán ubicados en la localidad que lleva su nombre –Caucharí- y ocuparán un predio de 80 hectáreas de extensión.

Por estos días, se está planificando la apertura de rutas y caminos para acceder a las alturas de la Puna jujeña.

La obra es de tal envergadura que hay preocupación por el tráfico que generará la llegada de miles de camiones desde los principales puertos importadores.

YPF, avanza por cuenta propia
A pesar de que su proyecto eólico “Manantiales Behr”, en Chubut, no logró un contrato de PPA en las subastas del programa “RenovAr”, por ofertar un precio superior a sus competidores, la petrolera se decidió por iniciar la construcción.

Estará ubicado a 40 kilómetros al noreste de la ciudad de Comodoro Rivadavia, por lo que se supone que se autoabastecerá de energía eléctrica para las operaciones en sus pozos.

Lo hizo gracias a que consiguió u$s200 millones por parte del BID y un acuerdo de financiamiento con la Corporación Interamericana de Inversiones (CII).

Provincia de Buenos Aires
La provincia comandada por María Eugenia Vidal se quedó con 8 parques eólicos sobre 22 que se instalarán en total a nivel país.

Durante el primer trimestre de 2017, arranca uno que contará con 29 turbinas, localizadas en dos predios privados de casi 1.000 hectáreas.

Se emplazará sobre la ruta 88, cerca del acceso a la localidad de Mechongué, perteneciente al partido que Miramar, General Alvarado.

De acuerdo con sus dueños, entrará en funcionamiento a mediados de 2018 y generará energía suficiente para una población estimada de 100.000 habitantes.

Será realizado por la firma española Isolux Ingeniería S.A y contará con una potencia de 98 MW.

Inversiones, también para Mendoza
El gobierno local invertirá más de u$s230 millones para la construcción y puesta en marcha de 11 proyectos de energías limpias por una potencia de 160 MW.

Se trabajarán en los próximos años, conjuntamente entre compañías locales y la Empresa Provincia de Energía de Mendoza (Emesa).

El innovador tecnológico IMPSA tendrá un rol protagónico, aportando tecnología y recursos humanos.

En suma, las autoridades calculan que se crearán “2.500 empleos directos", a partir de la fabricación de los equipos, desarrollo de las instalaciones, proyectos y servicios, investigación, comercialización y formación.

En energía eólica, el bastión del Gobernador Alfredo Cornejo resultó adjudicatario del proyecto “El Sosneado”.

Y en lo que respecta a energía solar, sumó 6 parques en las localidades de Anchoris, General Alvear, La Paz, Lavalle, Luján de Cuyo y Pasip.

Aunque el tiempo apremia, en la mayoría de los casos aún se está buscando financiamiento, principalmente de bancos chinos.

Es la misma instancia en la que se encuentra el resto de los jugadores. En este proceso, el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos alteró las perspectivas para las tasas de interés.

Córdoba inicia el camino
Aprovechando las alturas, Central Puerto construirá el parque “Achiras” de 48 MW.

Ya firmó un convenio con Nordex, la fabricante con sede en Alemania fusionada con la española Acciona Windpower, para adquirir 15 turbinas.

También la gigante extranjera colocará sus equipos en otra propuesta ganadora de Central Puerto, denominado “La Castellana”, en la Provincia de Buenos Aires.

Incluye la venta y puesta en marcha de 32 aerogeneradores que sumarán 99 MW de potencia.

Peso pesados vuelan para Chubut
Inversores de "alto voltaje" hicieron que la provincia patagónica sea una de las firmes ganadoras del “RenovAr".

Una carta fue la granja eólica denominada “Garayalde”, a través de una alianza entre Pan American Energy y 3-Gal, de 24 megavatios de potencia.

El segundo proyecto se nombró “Kosten”, elaborado por el consorcio Enat-SEG- Otamendi-Nuevo Cerro Dragón, en la zona de Pampa del Castillo, en el sur provincial.

Utilizará la tecnología de la compañía argentina NRG Patagonia: 16 aerogeneradores NRGP 64 de 1,5 MW.

Isolux Ingeniería también avanzó en este negocio, a través de “Loma Blanca”.

Y con “Chubut Norte”, la firma Genneia jugará en la zona de Puerto Madryn.

Genneia pica en punta
La empresa de la familia de Jorge Brito se quedó con tres centrales: “Pomona 1”, en Río Negro, “Villalonga” en Buenos Aires, y “Chubut Norte”, en Chubut.

En total, serán cuatro las que administrirá esta empresa eléctrica, dado que se agregan a la que ya tiene en Rawson, Chubut, actualmente la más importante del país.

Un proyecto está previsto en Pomona, localidad del departamento Avellaneda, en la provincia de Río Negro.

En esta unidad de negocios destinará la friolera de u$s200 millones.

Se sabe que comprará 20 turbinas a Vestas -con quién ya realizó negocios anteriormente- para ubicarlas en un predio deshabitado de 1.365 hectáreas que se encuentra a una altitud aproximada de 140 metros sobre el nivel del mar (MSNM).

Biogás, en Santa Fe
Otra central de generación renovable se planificó para la pequeña ciudad de Christophersen, ubicada en el Departamento General López de la provincia de Santa Fe, sobre la Ruta Provincial 14.

Estará radicada en la cercanía a dos tambos, con el objetivo de aprovechar los desechos de los animales y otras matrices orgánicas (residuos de alimentos balanceados).

La carpeta de inversión fue elaborada por la especializada italiana IES Biogás, en asociación estratégica con la firma Adecoagro.

Si todo avanza tal cual fue programado, en agosto de este año se estima que estará inyectando energía limpia al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Proceso legal
Según el pliego de condiciones estos emprendimientos tienen hasta 2018 y 2019 (según la tecnología) para finalizar la construcción.

Primero, deberán firmar el contrato de compra de energía (PPA) con la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA).

Aunque hay tiempo, pocas empresas pusieron el gancho hasta el momento, lo que generó cierta incertidumbre en el mercado.

Se sabe que los players están esperando la fecha límite, prevista para el 12 de enero.

Esta semana, numerosos empresarios pasearon por los pasillos de las oficinas de CAMMESA en Puerto Madero, consultando sobre el tema.

El motivo de aprovechar el tiempo es claro: mientras más demoren la rubricación del contrato, mayor será el tiempo para conseguir el capital (principal escollo) y así avanzar con las obras de montaje.

En caso de incumplimiento de los plazos estipulados y para la puesta en funcionamiento de las centrales, los adjudicatarios deberán pagar multas millonarias y en dólares.

“Me vinieron a consultar proyectos que suman 1.300 MW pidiendo financiamiento”, se sorprendió un consultor esta semana, dada la cercanía con el vencimiento para firmar el PPA.

Si bien no se espera una situación similar al GENREN - lanzado en 2009 sin demasiado éxito por la gestión anterior- lo cierto es que hay contratos en venta y dificultades para acceder a tasas que permitan recuperar la inversión con los bajos precios ofertados.

La ley, ante todo
De cara al 2018, las tecnologías sustentables representarán el 6% del parque eléctrico, calculan los especialistas.

De este modo, sólo con el proceso de licitación el Gobierno se acerará al objetivo de la Ley 27.191: que el 8% de la matriz esté compuesta por energías limpias hacia el año próximo.

Ya en 2019 se llegaría al 9% por el ingreso de los parques solares. Es la meta de Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería.


Los cálculos de Aranguren están basados en el pliego de condiciones de las subastas, que plantean un plazo de entre 200 y 300 días para la finalización de las obras.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/244037-Macri-ya-declaro-al-2017-como-el-ano-de-las-energias-limpias-inversiones-y-empleos-proyecto-por-proyecto

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.