Ads Top

Bancos desarman posiciones en Lebac y vuelven a dar préstamos (El Cronista)

El recorte de la tasa de Lebac le quitó atractivo a los instrumentos del Banco Central y las entidades financieras decidieron rearmar sus carteras de inversión. El spread entre las tasas de tarjetas de créditos y las de Lebac pasó a ser 20% en enero de este año.


De a poco, los bancos vuelven a destinar su capital al crédito en lugar de invertirlo en los instrumentos del Banco Central (BCRA). Así lo indicó Gabriel Zelpo, economista de Elypsis, quien utilizó datos del BCRA para calcular el spread entre las tasas promedio de las Lebac y las correspondientes a las distintas líneas de préstamos.

"Cuando el BCRA empezó a recortar las tasas de Lebac con respecto a las de créditos, comenzó a subir el spread y hubo más colocaciones al sector privado", sintetizó Zelpo. De hecho, los menores rendimientos de las Lebac empujaron hacia abajo la rentabilidad de los bancos en el último trimestre de 2016 (subió 2,8% contra 4,8% en igual período de 2015).

Si bien las tasas de todo el sistema financiero acompañaron la evolución de la Lebac –especialmente hasta diciembre, cuando actuaba como tasa de referencia–, los bancos diversificaron sus carteras de inversión en busca de mayores rendimientos. En ese marco, las tarjetas de crédito y los préstamos personales ya se volvieron más rentables para los bancos. En el primer caso, el spread entre las tasas de tarjetas de créditos y las de Lebac pasó de ser 6,9% en marzo del año pasado a 20% en enero de este año. En el caso de los préstamos personales, la diferencia pasó de 4,9% a 16% el mismo período.

Gabriel Zelpo explicó que el impacto de la baja de tasas se vio más rápido en esas líneas debido a que son de corto plazo, igual que las Lebac. Además, señaló: "En personales y tarjetas, el cambio de tendencia se observó a partir de la eliminación de una regulación del BCRA que imponía un tope a la tasa máxima que podían cobrar [una medida tomada el 17 de diciembre de 2015]. El crédito al consumo está menos regulado, mientras que los préstamos a empresas y los prendarios, tiene más más regulaciones".

Los números de enero mostraron la predominancia del crédito a corto plazo, con incrementos promedio de $ 7587 millones para tarjetas en crédito y de $7910 millones en los préstamos personales. En cambio, hipotecarios solo creció $2562 millones mientras que prendarios aumentó $2582 millones.
Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, analizó la situación: "Los bancos hoy tienen más incentivo a salir a colocar crédito pero eso no se traduce necesariamente en una expansión pareja de todas las líneas. Hay menos estímulos a financiar a largo plazo, ya que los depósitos son a corto plazo, la curva está invertida y el mercado financiero no tiene suficiente profundidad como para que las entidades puedan dar créditos a 10 o 20 años y descontarlos por algún medio".

Para el economista de Ledesma, llevará tiempo lograr que la mejora del crédito se vea en las líneas destinadas a la economía real. "No alcanza sólo con recortar la tasa de referencia. Se tiene que consolidar el proceso de desinflación y normalizar la curva de rendimientos. En la medida que eso se produzca, va a ir resurgiendo el crédito productivo", afirmó Caamaño.

Durante 2016, cuando las Lebac ofrecían rendimientos que alcanzaron el 38%, algunos analistas criticaban al BCRA porque absorbía a través de sus instrumentos el capital de los bancos en lugar de impulsar la actividad crediticia con fines productivos. Con los últimos recortes, se revirtió ese efecto, lo que, sumado a la desaceleración de la inflación, redujo las ganancias nominales de los bancos, que en 2016 solamente crecieron un 24%, es decir, que cayeron en términos reales.


En su última conferencia de prensa, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, había hecho referencia a la cuestión y había anticipado que las entidades bancarias tendrían que aumentar la intermediación financiera y "salir a buscar al depositante". "Nuestros bancos necesitan triplicarse en los próximos años para poder generar los márgenes que les permitan tener una buena rentabilidad con spreads y tasas mucho más bajos", había afirmado el titular del BCRA.

Fuente: http://www.cronista.com/finanzasmercados/Bancos-desarman-posiciones-en-Lebac-y-vuelven-a-dar-prestamos-20170217-0041.html

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.