Ads Top

Bauza sigue, los temores también: la chance de que Argentina no clasifique hace peligrar toda una batería de negocios (iProfesional)

Empresarios textiles, vendedores de televisores, celulares y agencias de publicidad son algunos de los que le "prenden una vela" a Messi y compañía. La ausencia en Rusia 2018 se haría sentir también en las arcas de los canales de televisión. ¿La Selección sufriría una "fuga" de sponsors?


Finalmente este jueves no hubo definición y, por ahora, Edgardo Bauza sigue al frente de la Selección Argentina.

Faltan varios partidos por jugar, pero lo cierto es que el temor de que el equipo albiceleste no clasifique para Rusia 2018 está más presente que nunca.

La última derrota en La Paz, Bolivia, con la consiguiente caída a la zona de repechaje, encendió las alarmas no sólo en el mundo futbolístico.

También, en aquellas actividades cuyas ventas están directamente relacionadas con los logros del seleccionado, como así también en sectores que encuentran en cada edición de la Copa del Mundo la oportunidad para potenciar la incorporación de nuevas tecnologías.

El abanico de quienes hoy día están prendiendo una vela es muy amplio. Entre ellos, aparecen los directivos de las principales firmas de indumentaria. Cámaras y micrófonos apagados, reconocen que ya han sacado algunas cuentas del impacto que podría generarles un fracaso del equipo que lidera Lionel Messi.

Hasta que no se sepa si la Argentina clasifica, no les queda otra que postergar algunas decisiones. Saben, mejor que nadie, que de no haber clasificación los pedidos de camisetas y equipos caerán estrepitosamente.

La estacionalidad de este rubro está fuertemente influenciada por los eventos deportivos de primer nivel, como lo es un Mundial. En otras palabras, la participación de la Selección es el disparador por excelencia de las ventas.

Para tener una idea de cuánto significa, las fuentes consultadas dan cuenta de un ejemplo: en el último Mundial (Brasil 2014) el volumen comercializado de ropa deportiva fue entre un 35% y un 40% superior al del año previo.

Entre tanta incertidumbre -y ante la eventualidad de que Argentina no clasifique- ni siquiera tienen como consuelo el incremento marginal de ventas de camisetas de otras selecciones del "vecindario", confeccionadas también por empresas locales.

"En los últimos años, se incrementó la demanda de casacas de países como Perú, Bolivia, Colombia o Ecuador. Pero lo cierto es que tampoco hubo un salto ni funcionan como una alternativa permanente, salvo cuando hay Copa América", confió a iProfesional un empresario del segmento.

Los publicistas también están a la expectativa sobre cómo quedará conformada finalmente la tabla de clasificación. De no lograr el pasaje a Rusia, anticipan que la primera consecuencia directa será un éxodo de varios sponsors.

Otros negocios "satélites" también siguen en vilo el desenlace, que van más allá del millón de dólares de cachet que cobra el combinado albiceleste por un amistoso.

En el ambiente publicitario aseguran que, de no clasificar, Argentina tendrá que bajar sus pretensiones económicas no menos de un 30%. Claro que ese porcentual puede ser aún mayor: en caso de que Messi no participe de este tipo de encuentros, podría reducirse al 50%.

Los ejecutivos de los canales también están a la espera de lo que ocurra, en particular de los deportivos.

"Saben que tienen un caudal importante de dinero asegurado cada vez que la Selección participa de un Mundial", aseguró a iProfesional Santiago Olivera, socio de TBWA y ex presidente de la Asociación Argentina de Publicidad.

"Ese importante flujo de dinero les ingresará entre abril y junio, si es que la Selección disputa la Copa del Mundo. De no ser así, lo pierden. Son los que estarán en peor situación, en caso de que no se logre la clasificación", completó.

Olivera señaló que la ausencia de la Selección en Rusia 2018 implicará la pérdida de ingresos por sponsoreo y de acciones promocionales de compañías alimenticias, de seguros y algunas tarjetas de crédito.

El experto no prevé una reducción de los presupuestos publicitarios, pero sí una reorientación: "De quedar afuera, la pauta total no disminuiría. En todo caso, se redireccionará a otros eventos".

Especificó además que el nivel de inversión anual promedia los u$s3.900 millones y que eso no cambiará. Simplemente, dijo, "los fondos se destinarán a otras campañas".

Olivera reconoció que los que sí sufrirán -y mucho- el hecho de que la Selección no clasifique serán los canales de televisión: "Perderán el grueso de los ingresos que suelen generarles cada Mundial".

"Para colmo, la TV compite cada vez más con las opciones digitales. Si la Argentina no va a Rusia 2018, atravesarán un año más complicado", auguró.

Nuevas tecnología, a la espera
En la lista de eventuales perdedores también hay que sumar a las cadenas y locales minoristas que comercializan tecnología.

Esto es así ya que los Mundiales son un típico "pusher" para que buena parte de la sociedad se ponga al día con nuevos modelos de televisores y plataformas en las cuales ver los partidos.

Por caso, Alemania 2006 fue el Mundial en el que se introdujo y se potenció la venta de los LCD. Por su parte, Sudáfrica 2010 contribuyó a su masificación.

Una eventual ausencia de la Selección en Rusia 2018 podría incluso acarrear una suerte de "atraso" tecnológico en un segmento de la sociedad, por el relativo desinterés que genere el evento futbolero.

Analistas del sector sostienen que la competencia para el próximo torneo estará signada por las transmisiones en "streaming" y por la mayor penetración del 4K, también conocido como ultra HD.

Así, la participación argentina alentaría a más de un canal doméstico a realizar pruebas en ese formato, que se caracteriza por contar con una mayor calidad de imagen.

La situación que actualmente atraviesa el seleccionado lleva a repensar determinadas inversiones y a mantenerlas en stand-by.

"El que viene será el Mundial de los móviles. Habrá que ver cómo los operadores de la talla de Cablevisión desarrollan paquetes y alternativas tecnológicas para esos dispositivos. Claro que mucho dependerá de lo que ocurra con la Argentina", pronosticó Enrique Carrier, especialista de la consultora homónima.

"No vamos a tener las innovaciones en televisores como las que vimos en las copas anteriores, pero sí un cambio en el tipo de transmisión. Ya no prevalecerá el cable", añadió.

Más allá de que no se esperan las estampidas de compra de TV de los últimos dos mundiales, en las cadenas "prenden una vela" para que la Selección las ayude a lograr ventas superiores a las registradas desde Brasil 2014 a la fecha.

"El Mundial anterior fue el de los Smart TV. Desde ese entonces no se han observado grandes cambios en lo que hace a los aparatos, a excepción de las pantallas curvas y al incremento del tamaño en algunos modelos", confió a iProfesional el ejecutivo de una conocida cadena.

En su visión, es de esperar algún tipo de recambio si bien, para que este proceso se acelere, será clave que la Argentina dispute el torneo.

"Los modelos de televisores que podrían marcar una diferencia son los de 60 pulgadas, si bien son demasiados grandes para la media de hogares argentinos. En celulares, la tecnología también se ha actualizado mucho", dijo.

Para este directivo, el Mundial podría igualmente marcar un repunte en el consumo que se perderá si la Selección queda afuera. Carrier, en tanto, dio cuenta del protagonismo que van a tener las alternativas de transmisión para celulares y notebooks.

"Las tablets están en retroceso en la preferencia de los usuarios, al tiempo que se impusieron mucho los teléfonos móviles, al ganar en tamaño. De clasificar Argentina, los operadores de cable ajustarán opciones para estos equipos", auguró el experto.

Y completó: "Caso contrario, no habrá demasiada motivación comercial para plantear cambios o paquetes para ese tipo de soportes".

Desde la consultora Dataxis, su vicepresidente para la región, Ariel Barlaro, también hizo referencia al predominio del "online" en lo que hace al modo en que mayormente se verán los partidos.

"Los mundiales nos trajeron el color, luego el HD y ahora impondrán la visualización móvil. Por el horario, la mayoría de los encuentros se verá en los puestos de trabajo, por lo que celulares y notebooks se convertirán en importantes herramientas de acceso", sostuvo a iProfesional.

Textil y Publicidad, a la espera
Desde el entorno de la Fundación ProTejer reconocieron a este medio que un fracaso en la clasificación complicará sobremanera a varias empresas del sector textil.

Mariano Kestelboim, economista y ex director ejecutivo de la organización, destacó que "quedar afuera tendría un evidente impacto negativo en los proveedores de las grandes marcas de indumentaria".

"Toda la producción de artículos vinculados con la Selección se hace en la Argentina. No estar presentes implicará una baja que pegará fuerte en las textiles. Sedamil, Sportex, por ejemplo, son compañías que proveen a Adidas y a Nike entre otras grandes. Les caerán fuerte los pedidos", advirtió.

Según Kestelboim, firmas de este tipo ven en cada Copa del Mundo la posibilidad de mejorar las ventas: "Es un evento que impulsa la demanda de ropa deportiva en general, más allá de la de prendas con los colores argentinos".

"Lo que ha ocurrido en el último tiempo es que los Mundiales también incentivaron la ampliación de la gama de productos vinculados con la Selección", expresó Kestelboim.

Así, "se impusieron desde bufandas a otro tipo de artículos. Si la Argentina quedase afuera, no se podrá solidificar ese consumo que se ha ido logrando", explicó.

Especulaciones al margen, lo que viene ocurriendo en las eliminatorias acelera las pulsaciones de varios players.

¿Qué ocurrirá con la Selección si perdura la dura sanción a Messi? ¿Bauza es el indicado para conducir a la Argentina? Este tipo de interrogantes no sólo tiene lugar en los bares, oficinas u hogares: también tallan fuerte en los despachos de los ejecutivos.


En medio de la incertidumbre que hoy día plantea la clasificación, hay algo de lo que nadie duda: hay muchos intereses en juego alrededor de la pelota, de un técnico y de los 11 hombres que elija para parar en el campo de juego.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/247927-Bauza-sigue-los-temores-tambien-la-chance-de-que-Argentina-no-clasifique-hace-peligrar-toda-una-bateria-de-negocios

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.