Ads Top

Analizan ayudar a los tomadores de créditos hipotecarios (La Nación)



El Banco Nación estudia flexibilizar las normas de la relación cuota-ingreso y ofrecer mecanismos para cubrirse de las fluctuaciones en el tipo de cambio


La súbita escalada del dólar no sólo escarmentó a los inversores que durante meses especulaban con la llamada "bicicleta"comprando Letras del Banco Central (Lebac). También puso en aprietos a muchos tomadores de créditos hipotecarios, que en apenas unos días se encontraron con que los pesos que les habían aprobado ya no les alcanzaban para comprar la vivienda que habían reservado.


El Banco Nación admite que están estudiando medidas para solucionar el tema. "Tenemos más de 105.000 pedidos que han pasado el primer filtro, 20.000 créditos hipotecarios aprobados y 10.000 casos que ya están buscando la casa. Ahí tenemos problemas, porque las casas se cotizan en dólares", admitió el presidente del Nación, Javier González Fraga.

"Cuando el dólar pasó de 16,20 a 17,50 pesos, los créditos quedaron cortos. Algunos están tratando de buscar otra casa, pero nosotros también estamos tratando de solucionar ese problema", admitió el funcionario.

González Fraga precisó que son varias las medidas en estudio. Por lo pronto, una idea es flexibilizar las normas del banco en términos de la relación cuota-ingreso que se exige cada vez que se da una hipoteca. Por lo general, los bancos dan créditos indexados por inflación hasta que el valor de la cuota alcanza el 25% del ingreso familiar. El problema es que, con la reciente suba del dólar, muchas familias ya no tenían más capacidad de ampliar sus créditos, porque habían alcanzado este límite en la relación cuota-ingreso.


"Vamos a tratar de ser más flexibles con la relación cuota-ingreso -detalló González Fraga, en declaraciones a Radio Milenium- y con las tasaciones. Porque al subir el dólar, te sube el crédito y te aumenta la cuota, pero si no te sube el ingreso, quedás afuera", dijo.

Pero además, en el Nación están estudiando empezar a ofrecerles a sus clientes la posibilidad de cubrirse de eventuales fluctuaciones del tipo de cambio con un contrato de dólar futuro. "Se nos ha ocurrido que a lo mejor un mecanismo para solucionar esto es que, cuando te otorgo un crédito, te doy determinada cantidad de pesos, pero para asegurarte esa cantidad en dólares uno va al Rofex, que es un mercado relativamente barato, y compra los dólares; así te asegura que si a la semana siguiente el dólar sube, ganaste en ese mercado y compensás lo que perdiste por la suba del dólar", apuntó González Fraga.


La idea no es que sea el cliente quien haga la operación en el mercado de futuros, sino el propio banco, que ofrecería el servicio sólo cargándole al cliente el costo de la transacción. "Se lo ofreceríamos al cliente: usted tiene dos millones de pesos disponibles, ¿quiere que se lo asegure en dólares pagando tal tasa por 90 días, así tiene más tranquilidad para salir a buscar su casa sabiendo que son tantos dólares?", ilustró.

Por ahora, el Nación sería el único banco en ofrecer alguna solución para estos casos. No habría en análisis medidas similares en los otros dos bancos públicos más grandes -Provincia y Ciudad-, según pudo confirmar LA NACION. "Es muy reciente, estamos evaluando cómo se desarrollan las escrituras de los créditos que se van resolviendo esta semana; no es la primera vez que hay movimientos del dólar", dijeron en el Ciudad.

Con el desarrollo de los créditos hipotecarios ajustados por UVA (unidad de valor adquisitivo), la unidad creada por el Banco Central (BCRA) que sigue la evolución de la inflación, en los últimos meses despegó la demanda de préstamos para la vivienda. Según datos del BCRA al 19 del actual -últimos disponibles-, los préstamos hipotecarios vienen creciendo a una tasa del 40,8% interanual. Sólo en los últimos 30 días, el stock de hipotecas en el sistema financiero se amplió en unos $ 3900 millones.

En defensa del dólar

Con todo, para González Fraga los movimientos del tipo de cambio, lejos de ser una preocupación, incluso se ven con satisfacción. "Siempre que el dólar fluctúe y sea incierto, y siempre que exista además la posibilidad de cubrirse, es muy bueno. Además, es bueno porque desarma lo que se hablaba hasta un mes atrás. Todos los analistas hablaban de que se podía ganar 2% en dólares colocándose en Lebac, que el dólar estaba planchado... ¿Y ahora qué pasó? Perdieron en días lo que ganaron en tres meses. Eso es un mercado", dijo el economista.

"Algún día -aventuró- nos vamos a aburrir de hablar del dólar, como les pasó a Chile, a Brasil, a Australia y a Uruguay, que son países que también tuvieron hiperinflación. Uruguay puede subir hoy el dólar y nadie mira los precios", agregó.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2046498-analizan-ayudar-a-los-tomadores-de-creditos-hipotecarios

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.