Ads Top

Se desaceleró la caída del consumo y esperan que la recuperación llegue en 2018 (La Nación)



Las ventas de productos de la canasta básica cayeron un 2,5% interanual el mes pasado, la menor baja en lo que va de este año; acumulan un 4,4% en siete meses

Al segundo semestre ahora lo llaman 2018. En julio, las ventas de productos de la canasta básica mostraron una marcada desaceleración en la caída, pero volvieron a cerrar con una baja interanual en unidades, y la mayoría de los empresarios y analistas confía en que la recuperación del consumo sólo se verá hacia fin de año o principios del próximo.

Según el relevamiento de la consultora Scentia, la venta de artículos de primera necesidad (alimentos, bebidas, tocador y limpieza) cerró el mes pasado con una baja interanual del 2,5%, y suma más de veinte meses con números negativos. "Hay señales de cambio de tendencia, no sólo porque la caída interanual se está desacelerando, sino también porque por primera vez en muchos tiempo en la medición contra el mes anterior, julio muestra un incremento del 4,4% en las ventas", destacó Osvaldo Del Río, director de Scentia, que ayer presentó su relevamiento de las ventas en Conal, el encuentro que reúne a los grandes supermercados mayoristas.

"Julio es el quinto mes consecutivo de desaceleración, y creo que en un par de meses van a empezar a aparecer los primeros índices sin caída en las ventas, con lo cual un buen escenario para 2017 sería terminar el año con una baja del 2% en consumo", explica Del Río.

Foto: LA NACION / Scentia
En Scentia señalan que para ver una recuperación marcada del consumo habrá que esperar hasta 2018. "Al año próximo lo vemos con una nueva base y una suba de uno o dos puntos en el consumo. Igualmente, la clave es lograr un crecimiento sostenido y no repetir los grandes saltos de otros años, que después no se podían mantener en el tiempo", explica.

Según datos presentados en Conal, en el acumulado de los primeros siete meses del año, las ventas de la canasta básica registraron una caída del 4,4%, con una baja generalizada en todas las categorías, con la única excepción del rubro bebidas alcohólicas, que en lo que va de 2017 muestra una llamativa suba del 1,9% en las ventas. "La recuperación de las bebidas se explica básicamente por la categoría cerveza, que venía muy golpeada en 2016", explicó Del Río.

La contracara del desempeño de las bebidas con alcohol son algunas categorías de alimentos que muestran bajas superiores al 5%, como perecederos y productos para el desayuno. En el último caso, el mal desempeño de la categoría se explica por la pobre performance del rubro lácteos, que se vio afectado por los problemas de SanCor y los faltantes de productos en las góndolas.

La percepción de que la recuperación del consumo todavía no llegó es compartida por los mayoristas, que son, sin duda, los grandes ganadores de la recesión que enfrenta la economía argentina en los últimos tres años.

"El mercado se está estabilizando y se reduce la caída, con un mejor impulso en los últimos dos meses", destacó Alberto Guida, presidente de Cadam, la cámara que reúne a los supermercados mayoristas. "La sensación es que lo peor ya pasó, aunque todavía estamos un 5% por debajo en volumen", reconoce Lucio Di Santo, presidente del mayorista rosarino MicroPack. "Confiamos que en 2018 se va a mostrar una recuperación del consumo", agregó Di Santo.

"La verdad es que todavía no vemos una mejora de la demanda y continúa la migración de los consumidores de las primeras marcas hacia propuestas más económicas, como las marcas propias de las cadenas y las segundas marcas", señaló el director comercial de una las cadenas mayoristas líderes.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2052045-se-desacelero-la-caida-del-consumo-y-esperan-que-la-recuperacion-llegue-en-2018

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.