Ads Top

Cómo es la polémica reforma laboral que aprobó Francia (El Cronista)



El presidente Macron hizo oídos sordos a las importantes manifestaciones en su contra. Los cambios dan mayor flexibilidad a las empresas.

El presidente francés Emmanuel Macron aprobó hoy una polémica reforma del mercado laboral, pese a importantes manifestaciones en contra.

La reforma busca dar mayor flexibilidad a las empresas es una de las prioridades del joven mandatario de 39 años, que espera reactivar el empleo en Francia, donde el paro afecta al 9,6% de la población activa.

El texto, fruto de varias semanas de conversaciones con sindicatos y organizaciones patronales, fue firmado por Macron en el palacio del Elíseo, en una ceremonia oficial transmitida en directo por televisión. Esta “reforma inédita” es “indispensable para nuestra economía”, apuntó el presidente más joven de la historia de Francia, que optó por el método acelerado de las ordenanzas con el objetivo de evitar un largo proceso de debate legislativo.
La reforma que entrará en vigor en los próximos días será posteriormente sometida a un voto en el Parlamento, donde Macron cuenta con una holgada mayoría, para convertirse en ley.
Macron no cedió a la presión de las calles. Cientos de miles de personas se manifestaron en toda Francia, convocadas por sindicatos franceses, en dos jornadas de movilizaciones el 12 y el 21 de septiembre.

“Creo en la democracia, pero la democracia no es la calle. Respeto a quienes manifiestan, pero respeto también a los electores franceses que votaron por el cambio”, remarcó.

Entre los principales puntos, la reforma determina:

- Límite a indemnizaciones por despido improcedente: se mantiene un conjunto de normas indicativos que corresponde de 3 a 15 meses de salario según la antigüedad del trabajador y que servirá de referencia a los tribunales pero no será una imposición.
- Las pérdidas de la empresa justifican despidos: Será un juez el que deberá comprobar que las firmas no “dibujen” artificialmente pérdidas financieras para justificar el despido. Dos trimestres de pérdidas podrían alcanzar si así se estipula en el acuerdo empresarial -entre el empresario y los trabajadores-, por convenio colectivo. Las empresas con menos de 11 empleados deberán justificar pérdidas al menos durante un trimestre y las medianas, de 11 a 50 trabajadores, por tres trimestres.

- Uno de los puntos más complicados fue el que prioriza la negociación directa entre empresario y trabajador, sin mediador, ya que minimiza la posibilidad de que intervengan los sindicatos.

- Jornada de 35 horas semanales, ’touchée’: La ley afecta la jornada de 35 horas semanales, símbolo de la izquierda francesa, ya que permite a las compañías modificaciones horarias en situaciones excepcionales que serían pagadas como horas extras. Asimismo, el pago de las horas extras se reduciría 50% y 25% fijado actualmente a un 10%.

- Referendos en la empresa: los acuerdos de empresa deberán ser respaldados por una mayoría, es decir firmados por un sindicato que representan a más del 50% de los trabajadores. 

- Acuerdos temporales: las empresa podrá realizar ajustes en los que los acuerdos establecidos con la mayoría de los trabajadores primen por encima del contrato de trabajo. 

La reforma, que fue una de las principales promesas de campaña de Macron, tiene como objetivo simplificar el código laboral, considerado como demasiado rígido y complejo para las empresas, con el riesgo de mermar los derechos de los trabajadores, según los sindicatos.

De acuerdo al gobierno, estas ordenanzas impulsarán el empleo en Francia al otorgar mayor flexibilidad a las empresas para contratar y despedir.
El gobierno prometió compensar las concesiones a las empresas con mayor seguridad financiera para los trabajadores. Pero para varios líderes sindicales esta reforma es “desequilibrada, en detrimento de los asalariados”.
Se prevén nuevas manifestaciones en los próximos días, comenzando con la movilización convocada para el sábado por el líder de la izquierda radical francesa, Jean-Luc Mélenchon, quien se alzó como el principal opositor a Macron.

“El sábado habrá una multitud... estamos apenas comenzando”, advirtió el excandidato a la presidencia, que llamó a todos los franceses a movilizarse contra un “golpe de Estado social y antidemocrático‘.

La reforma del código laboral es una parte fundamental de la agenda de Macron y el primer paso de una revisión más general del modelo social de Francia, que incluirá otros cambios mayores en las prestaciones de desempleo y las pensiones.

El exministro de Economía, que asumió la presidencia en mayo, hizo campaña prometiendo reformar el mercado laboral en Francia para dar a las empresas mayor flexibilidad, siguiendo el modelo escandinavo.

Fuente: https://www.cronista.com/internacionales/Como-es-la-polemica-reforma-laboral-que-aprobo-Francia-20170922-0080.html

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.