Ads Top

Mientras los argentinos se iban al dólar, los extranjeros redoblaban su apuesta al peso (La Nación)



Mientras los argentinos se apuraban a comprar dólares, en medio de la última corrida preelectoral, los extranjeros redoblaban su apuesta por las inversiones en pesos. Los alentó la fuerte suba de tasas dispuesta por el Banco Central (BCRA) para intentar frenar la corrida (y restarle combustible a la inflación) aparentemente convencidos de que el salto local de la divisa era apenas coyuntural.

El contraste lo dejó a la vista el balance cambiario de agosto difundido ayer por el Banco Central (BCRA) al mostrar que 1.075.020 argentinos (cifra récord desde el final del cepo) se lanzaron básicamente en la primera parte de ese mes (antes de las PASO) a comprar dólares, en un intento de preservar sus ahorros.

En paralelo, el ingreso de capitales para sacar renta de las inversiones en pesos se disparó 62% interanual respecto del mes anterior, atrayendo US$ 1010 millones, monto que en un 52% (US$ 520 millones) se cambió a pesos mayoritariamente para suscribir Letras del Banco Central (Lebac), lo que provocó que agosto fuera "el segundo mes con mayores ingresos por el concepto en la historia del mercado", reconoció la entidad.

Para Juan Ignacio Fernández, economista jefe de la consultora Oikos, la aparente paradoja "no resulta tal cuando se toma en cuenta la naturaleza de ambos agentes. El ahorrista se comporta de forma más procíclica; cuando el dólar sube compra pensando que en el futuro la divisa podría hacerse menos accesible". "En contraste -prosigue-, el inversor extranjero tiene mejor timingy se posiciona en pesos en paralelo o inmediatamente luego de depreciaciones significativas para llevarse un full carry trade o ganancia de doble vía: la jugosa tasa más la apreciación del peso frente al dólar".

Amílcar Collante, de Cesur, recuerda que el mercado venía de enfrentar un desarme de carteras locales en los meses previos, lo que hace más interesante "el vuelco en las inversiones" de los no residentes. "Apenas entraron, la mayoría pesificó mientras aún muchos argentinos preferían dolarizar pese a que subía el premio de tasa por estar en pesos".

Luis Secco observa que "la demanda de dólares durante julio y agosto es parte del ADN de los argentinos que obliga a pasar elecciones con resultado incierto dolarizados", algo favorecido por la expansión monetaria que convalidó meses antes el BCRA. Y la reacción de los otros inversores responde a que "ven mejor la película de un tipo de cambio con tendencia de fondo a apreciarse por los dólares que el Tesoro deberá seguir cambiando a pesos para financiar su déficit y las emisiones de deuda que restan".

El BCRA convalidó en julio subas de 2 puntos promedio en las tasas de Lebac en operaciones de mercado para desalentar el pase a dólares, antes de convencerse de la necesidad de sacrificar reservas para frenar esa corrida. Luego las elevó algo más en agosto. Así pasó a pagar por estas colocaciones "tasas que superan hasta en 10 puntos la inflación esperada", observa el consultor Federico Muñoz. Pero, para el economista Mario Brodersohn, no fue el ente monetario quien así frenó la dolarización "sino el resultado de las PASO".

Los que compraron dólares debieron absorber pérdidas de entre 3 y 5% en un mes y medio.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2064593-mientras-los-argentinos-se-iban-al-dolar-los-extranjeros-redoblaban-su-apuesta-al-peso

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.