Ads Top

La UIA apoyó las reformas pero pidió cambios (BaeNegocios)



Empresarios alertaron por un efecto “devastador” en las economías regionales

Los industriales dejaron claro que respaldarán las reformas propuestas por el Gobierno pero, a la vez, reclamaron seguridad jurídica y viabilidad de las economías regionales, los sectores más golpeados por las iniciativas oficiales. Reclamos y guiños de complicidad conformaron la escena de la reunión que mantuvo la Junta Directiva de la UIA con los ministros Nicolás Dujovné, Francisco Cabrera y Jorge Triaca en la sede porteña de la entidad.

“Después de hablar con la CGT, está claro que ustedes son más mangueros que ellos”, les espetó Triaca a los ejecutivos y dueños de empresas industriales que multiplicaban su poder de lobby para cambiar ejes centrales de ambas reformas. No quedará ahí el empuje de las fábricas que se enrolan en la central más poderosa del país sino que aceitaron el canal con los gobernadores provinciales: “Ahora tendrán que escucharlos porque se puede producir un problema muy grave en el interior del país”, alertó un líder fabril consultado por BAE Negocios.
“Para el sector industrial las reformas que se están debatiendo hoy son trascendentales, fomentan la inversión en tecnología y la generación de trabajo. Solamente podemos avanzar si articulamos consensos entre todos los sectores: empresarios, trabajadores, y Estado”, enfatizó el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, en una conferencia de prensa que brindó al cierre de la reunión con los ministros.

Junto a uno de los vicepresidentes de la entidad y líder del B20 argentino, Daniel Funes de Rioja, el líder industrial buscó aplacar el evidente malestar que hubo en la reunión y que este diario había anticipado. “Vemos que hay una reducción progresiva de los impuestos pero un aumento repentino en algunos sectores que es problemático”, admitió el titular de COPAL.

Existen puntos sensibles a la industria. Si bien la reforma laboral propuesta “es muy buena en general”, según señalaron fuentes consultadas, “tiene un efecto devastador” para las economías regionales en su artículo 30, que elimina el crédito fiscal de IVA por las contribuciones patronales que “en el interior de la Argentina tiene un impacto significativo”.

Sucede que el crédito a suprimir solo lo pueden hacer efectivo las empresas que tiene a su personal registrado. “Nos parece clave para un país federal integrado que siga vigente este crédito fiscal sobre las contribuciones patronales”, enfatizó una fuente que representa en la UIA a las economías regionales.

En números concretos, el impacto de la eliminación del crédito fiscal sobre las cargas sociales, que en la actualidad existe por zona, perjudicará a las economías regionales de manera concreta. Por caso: mientras en Jujuy existe hoy un descuento del 10,75% (17%10,76%=6,25% de cargas sociales, sin obra social y ART); con la reforma ese 6,25% se transformará en 19%.

En tanto, se bajará la tasa de aplicación para el mínimo no imponible, ya que las empresas tendrán incentivos para regularizar a todo su personal pero sólo hasta la parte exenta que llega hasta $11.200.

El efecto combinado provocará un sobrecosto del 70%. Lo paradójico es que este costo disminuirá en Buenos Aires un 10% y subirá, siguiendo el mismo ejemplo de Jujuy, un 70%. “Esto contradice los objetivos del Plan Belgrano y el impulso que dicen quieren darle a las economías regionales”, se lamentó uno de los integrantes de la Junta Directiva de la UIA.

Siderúgicas reclamaron regla de origen en el acuerdo con UE
Los productores de acero del Mercosur alertaron que la inclusión de los productos siderúrgicos en un eventual acuerdo de libre comercio con la Unión Europea “debe estar necesariamente vinculado a la adopción de requisitos específicos de origen Mercosur”. Los empresarios, advertidos del avance de un entendimiento con reglas europeas, reclamaron a los negociadores que prioricen el desarrollo del sector industrial del acero regional para mantener empleos.

El director general de Ternium Siderar del Grupo Techint, presidente de la Cámara Argentina del Acero y vice de Mercofer, Martín Berardi, reclamó que el acuerdo comercial “debe respetar la regla de origen que garantice la producción en la región y que no beneficie a otros países que no sean europeos, como China”. “Los jugadores de la industria del acero del Mercosur sabemos que están teniendo negociaciones centrales que afectarán a los intereses del sector. Nosotros somos competitivos frente a la oferta europea pero debemos preservar que no haya otros actores que se beneficien del acuerdo”, afirmó, desde México, Berardi en comunicación con BAE Negocios.

La comunicación surgió desde el grupo Mercofer, que reúne a los productores del sector, y marcó la atención en el “fuerte desequilibrio de capacidades instaladas de producción entre ambas regiones”. Como también señaló que “el proceso de producción de acero es capital intensivo, requiriendo de fuertes inversiones en capital y tecnología de punta y es generador relevante de empleo de calidad en la región”.

“Resulta contradictorio que, en un acuerdo que pretende desarrollar la integración y complementación adopte un requisito de origen que pueda favorecer a terceros países,”, enfatizó el comunicado.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/La-UIA-apoyo-las-reformas-pero-pidio-cambios-20171108-0016.html

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.