Ads Top

Macri recibe a gobernadores para discutir Ingresos Brutos, impuesto provincial emblema (DiarioBae)



El Presidente se reúne con mandatarios el jueves; Hacienda busca baja de alícuotas de 24%

El presidente Mauricio Macri recibirá el jueves a los gobernadores, con los que el Gobierno nacional busca introducir la discusión sobre una baja general del impuesto a los Ingresos Brutos, que por lejos es el tributo que más aporta a las arcas de los gobiernos provinciales. De acuerdo a la propuesta de reforma fiscal publicada por el Ministerio de Hacienda, la idea de la Casa Rosada es instrumentar bajas de alícuotas que representen, en promedio, una reducción del 24%. Para muchas provincias, no obstante, una reducción semejante es inviable en términos fiscales: en distritos como Santa Cruz, Misiones, Neuquén, Chubut, Salta y Formosa más del 85% de su recaudación está explicada por los Ingresos Brutos.
Será la primera reunión entre el Jefe de Estado y los mandatarios provinciales desde la que sostuvieron en Olivos en diciembre de 2015, apenas asumido Macri. Desde ambos lados llevarán su agenda de temas para tratar en el encuentro: los gobernadores apuntan a convencer a la Nación a conseguir una salida política al judicializado Fondo del Conurbano Bonaerense antes de que se pronuncie la Corte Suprema, a un reparto más automático de Aportes del Tesoro Nacional, la continuidad del financiamiento a las 13 cajas jubilatorias no transferidas a Anses, entre otros reclamos. El Gobierno nacional se plantará con un concepto que ya adelantó el ministro Nicolás Dujovne: las alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos, el principal gravamen provincial, deberán bajar al a mitad. Actualmente se encuentran en niveles de entre 0% (a actividades primarias principalmente) y 8%: Hacienda busca que el techo de la tasa de II.BB. caiga a 4%. En promedio, significaría una baja de 24%.

De acuerdo a los datos oficiales, en promedio los Ingresos Brutos significaron en 2016 el 75% de los recursos tributarios de las provincias: de los $424.538 millones recaudados durante ese año por todas las provincias, $318.366 millones corresponde al tributo en cuestión. En algunos casos, no obstante, ese porcentaje es mucho mayor. En Santa Cruz, el 94% de la recaudación está explicada por ese impuesto ($4.422 millones contra $4.703 millones totales en 2016); en segundo lugar, Misiones explica el 90,9% de sus ingresos por esta vía ($6.982 millones contra $7.684 millones totales); el podio lo completa Chubut (Ingresos Brutos es el 87,9% de su recaudación). Fuentes oficiales afirman que cuentan con varias provincias que “apoyarán” la reducción del impuesto, entre las que identifican a Buenos Aires, CABA, Córdoba, Neuquén, Corrientes y Jujuy. Las tres primeras ya enviaron a sus legislaturas proyectos de presupuesto con la eliminación de las alícuotas diferenciales (extraña jurisdicción), que la semana pasada fue declarada anticonstitucional por la Corte Suprema. Para el caso de Corrientes, por ejemplo, una convocatoria a la baja no lo afectará, afirmó a este diario el ministro Enrique Vaz Torres, ya que “tenemos las alícuotas más bajas del país para la actividad primaria e industrias”, más allá de que en el ranking, es la octava provincia cuyos ingresos dependen más de Ingresos Brutos.

Otros casos son más críticos: Santa Cruz tiene alícuotas de hasta 8% para actividades financieras y de 7,5% a ventas al por mayor, Misiones grava con entre 2,5% y 4% a la industria manufacturera, Santa Fe (que ya avisó que no está dispuesta a rebajar sus tasas) cobra hasta 4,5% de alícuota básica. Para algunos distritos, por lo tanto, bajar la presión tributaria podría ser muy costoso en términos fiscales.

Durante estos dos años la relación entre la Casa Rosada y los gobiernos provinciales estuvo marcada por un reverdecer de los tironeos por el reparto de ingresos del Estado. Primero, por la sentencia de la Corte Suprema que obligó en primer lugar a devolver 15% de coparticipación a tres provincias (una puja que todavía no finalizó) y además que instó a rediscutir todo el esquema de coparticipación. Luego, por la negociación de un acuerdo que ponga límites a la expansión del gasto primario, que se cristalizó en el principio de acuerdo para la ley de Responsabilidad Fiscal. Y, antes del debate por Ingresos Brutos en el marco de la reforma tributaria, el juicio que la provincia de Buenos Aires llevó hasta la Corte Suprema para reclamar la inconstitucionalidad del tope del Fondo del Conurbano, que distorsionó el objetivo de ese reparación y por el que se juegan más de 50.000 millones de pesos.

Dujovne, listo para escuchar reclamos
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne afirmó que el Gobierno nacional buscará dialogar con los sectores que expresaron críticas a la propuesta de reforma tributaria presentada la semana pasada.

El funcionario evaluó que hay “un fuerte apoyo en la reforma impositiva, muy extendido en toda la sociedad”, consideró el funcionario, quien fue el encargado de presentar el proyecto. No obstante, el ministro reconoció que recibieron “críticas de algunos sectores con los que dialogaremos, pero veo apoyo de cámaras empresarias, de tributaristas, de economistas que consideran que la Argentina tiene que avanzar en desmontar este esquema de impuestos distorsivos”. Las principales quejas llegaroncias desde provincias y el sector privado vinculado a la vitivinicultura y a la producción de azúcar, como así también a la actividad tecnológica.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/Macri-recibe-a-gobernadores-para-discutir-Ingresos-Brutos-impuesto-provincial-emblema--20171106-0002.html

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.